19.3 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 20 abril, 2024

Violencia en Rosario: tras el crimen de los dos taxistas, atacaron a balazos a un colectivero

La ola de violencia en Rosario sumó un nuevo episodio este jueves. A las muertes de dos taxistas entre martes y miércoles se agrega ahora el ataque a un conductor de la línea K de trolebuses de esa ciudad. El chofer fue baleado por un joven que se hizo pasar por pasajero y le disparó a la cabeza. Se encuentra en grave estado.

El hecho ocurrió cerca de las 19 en la zona oeste de la ciudad, en inmediaciones de México y Mendoza. El joven, de corta edad, le hizo la seña al chofer para que detuviera su vehículo. Cuando frenó y abrió la puerta, el chico le disparó al menos tres veces. El joven escapó en una moto en la que lo esperaba un cómplice.

Uno de los tiros hirió al colectivero, de 39 años, en el cráneo. Fue trasladado de urgencia al Hospital de Emergencias «Clemente Álvarez», donde fue ingresado en grave estado.

«Se lo reanimó y pudo salir, pero en este momento está en estado muy crítico», dijo la directora el centro médico, Andrea Becherucci, en declaraciones que recoge La Capital. El paciente estuvo 17 minutos en paro cardiorrespiratorio. «Su estado actual es delicado», añadió Becherucci.

Tras el ataque al conductor, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) lanzó un paro de transporte urbano e interurbano por tiempo indeterminado, que se suma a la huelga de taxistas.

Balearon en la cabeza a un chófer de trolebuses en Rosario. Foto Juan José GarcíaBalearon en la cabeza a un chófer de trolebuses en Rosario. Foto Juan José GarcíaEn diciembre del año pasado, el colectivero César Roldán fue asesinado por dos jóvenes sicarios, en una modalidad similar al ataque de este jueves. En esa ocasión, los asesinos le pidieron que se detuviera, pero el chofer les cerró la puerta. Por eso, dispararon contra el parabrisas y el conductor murió.

Los sicarios dejaron una nota en la escena del crimen: “Valen dejá de hacerte cuidar por la policía, gato. Decile a los chizitos. Atentamente: Los personajes”.

Por ese asesinato también hubo un paro dispuesto por la UTA, que duró todo el fin de semana.

En enero, además, se registraron otros dos ataques a colectivos, aunque sin víctimas fatales. Tres adolescentes tiraron una bomba molotov contra una unidad del 143 el pasado 6 de enero, y se encontró una amenaza escrita para el ministro de Seguridad Pablo Cococcioni durante la detención.

El 23 de enero, un gatillero dejó un cartel en el que se menciona al gobernador Maximiliano Pullaro y efectuó dos disparos contra un interno de la línea 130. “Creo que, lamentablemente, estos personajes encontraron esta modalidad de usar gente inocente para dejar mensajes”, declaró Sergio Copello, secretario general de la UTA Rosario, a Radio 2.

Ola de ataques en Rosario

El martes de esta semana, Héctor Figueroa, de 43 años, fue asesinado a balazos cerca de las 23, luego de que llevara a un pasajero a la intersección de las calles Flammarión y Lamadrid. El cliente escapó con el asesino.

Los taxistas llamaron a un paro y el titular de la entidad aseguró que «se trató de un mensaje mafioso». Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que se replicó el crimen.

También cerca de las 23, pero del miércoles, Alejandro Celentano (32) fue encontrado con un disparo en la cabeza después de llevar a dos pasajeros a la intersección de las calles Marcelo T. de Alvear y Garmendia. Los clientes escaparon.

Los taxistas se manifestaron en la sede Gobierno Santa Fe en por los asesinatos de los últimos días. Foto: JUAN JOSE GARCIA Los taxistas se manifestaron en la sede Gobierno Santa Fe en por los asesinatos de los últimos días. Foto: JUAN JOSE GARCIA Ambos asesinatos fueron hechos a la misma hora -con un día de diferencia-, con la misma modalidad -con una unidad pedida por WhatsApp- y con los mismos perpetradores -los pasajeros-. Además, la Policía confirmó que se usó la misma pistola para ambos crímenes, y las balas de 9mm eran de la Policía de Santa Fe.

Frente a la ola de violencia, los taxistas se manifestaron en la Gobernación de Santa Fe y pidieron justicia. Además, remarcaron que están siendo usados de «señuelos» en medio de la pelea del gobierno con los grupos narcos que operan en Rosario.

También balearon una comisaría

El recrudecimiento de los ataques mafiosos en Rosario estuvo también marcado este jueves por los balazos contra el frente de la comisaría 15ª de la Unidad Regional II, en la zona sur de la ciudad.

El edificio de la seccional ubicada en Sarmiento y Ameghino recibió al menos seis impactos, confirmaron fuentes oficiales.

No se registraron heridos, pero dos personas que estaban en el interior de la dependencia para realizar una denuncia se descompensaron.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS