30.4 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 20 abril, 2024

Vinicius, doctor Jekyll y mister Hyde

Vinicius ofreció en El Sadar su mejor y su peor versión. Un jugador desequilibrante en estado de gracia con la mecha corta, lo que le hace protestar insistentemente a los árbitros y desafiar a la grada rival, sea el adversario que sea. El brasileño fue proclamado mejor jugador del partido, en una decisión unánime que no se puede discutir, pero una vez más su entrenador y sus compañeros tuvieron que interceder para que no perdiese los papeles y fuese expulsado antes del final del partido. De hecho, Ancelotti lo sustituyó, algo que al brasileño no le gusta, para protegerle de sí mismo.

A tarjeta por partido, su peor ‘racha’

Martínez Munuera le enseñó la amarilla en la primera parte por una protesta continuada con desconsideración, al reírse de la decisión del colegiado en su cara en una jugada intrascendente. Lo que provocó la amonestación inmediata del futbolista. Al descanso Brahim lo empujó para apartarlo de la cámara, a la que el brasileño se dirigió para advertirle que «en todos los partidos el árbitro saca tarjeta para mí». Es la quinta amarilla en Liga y se perderá la visita del Athletic la próxima semana, uno de los partidos más complicados que afrontarán los de Carletto en lo que queda de Liga.

Vinicius ha visto cinco tarjetas esta Liga. La primera llegó en la jornada 10 por encararse y discutir con un contrario. Dos después sus protestas provocaron que fuese amonestado de nuevo. Quince jornadas pasaron hasta que llegó la tercera, en la 27ª, tras dar un empujón a un contrario. En la 28 repitió castigo por la misma acción y en esta jornada 29 llega por protestas. Lo realmente preocupante es que el delantero ha entrado en una dinámica incontrolada que le ha llevado a ser amonestado en cuatro partidos consecutivos: Valencia, Leipzig, Celta y Osasuna. Algo que ocurre por primera vez en la carrera profesional del madridista.

En el Real Madrid se habló hace un par de semanas con el jugador, después del empujón que le dio al capitán del Leipzig, Willy Orban, porque aquella acción puedo costarle la expulsión en un partido que fue muy complicado para el equipo. De hecho, él marcó el gol que le permitió clasificarse para cuartos, pero lo hizo después de dar ese empujón y los alemanes denunciaron que el árbitro italiano debía haberle expulsado, con lo que no habría llegado ese gol. Además, ya se había trabajado con él con psicólogos para que no responda a las provocaciones de grada y rivales, algo que lejos de haber superado, se ha incrementado en las últimas semanas.

Deslumbrante rendimiento goleador

Pero Vinicius también está ofreciendo en las últimas semanas su mejor versión futbolística. Si antes de Navidad Bellingham fue quien sostuvo al Real Madrid con sus goles, a partir de enero el brasileño suma ya doce tantos. Una racha goleadora que se ha disparado en los últimos cuatro partidos, precisamente los cuatro en los que ha sido amonestado, en los que acumula seis goles: dos en Valencia, uno al Leipzig, uno al Celta y otros dos en Pamplona.

Carlo Ancelotti, que hoy cumplía 200 victorias en 277 partidos con el Real Madrid quedando solo por detrás de Miguel Muñoz (357), volvía a proteger al brasileño ante los micrófonos: «Hoy podía haber marcado cuatro goles sin problema. Ha sido extraordinario en todas las situaciones que ha tenido, con acierto y muy frío ante la portería. Necesitamos un jugador así». Pero preocupa la actitud extradeportiva del jugador, que estará casi un mes sin volver a enfundarse la camiseta blanca. Concretamente, hasta el 9 de abril, en la ida de cuartos de final de la Champions ante el Manchester City de Pep Guardiola.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS