17.1 C
San Fernando del Valle de Catamarca
jueves, 20 junio, 2024

Quedaron detenidas dos enfermeras que sedaron bebés para hacerlos dormir: «Tenía que mirar Netflix»

Dos enfermeras de Neonatología del Sanatorio de Niños de Rosario quedaron detenidas por presunto maltrato a bebés. Ambas están imputadas de haberles dado medicación a los recién nacidos para «tranquilizarlos». Buscaban así que no molesten para descansar y «poder mirar Netflix», según dijo la fiscal que investiga la causa.

La causa data de mayo de 2022, cuando dos compañeras de las enfermeras, identificadas como Analía Bouhier (59 años) y Yanina Bessolo (53), contaron que las mujeres sedaban a los bebés. La versión que comenzó a circular entonces fue que lo hacían para que estuvieran tranquilos durante los horarios nocturnos.

Este miércoles se llevó a cabo la audiencia en la que la Justicia rosarina dictó la prisión preventiva por 60 días para las dos enfermeras por el delito de abandono de persona y ejercicio ilegal de la medicina.

Sobre las enfermeras imputadas se supo que son mujeres muy experimentadas y que una de ellas trabajaba en la institución desde hacía más de 30 años. Habían sido detenidas el viernes pasado.

Allí también se conocieron detalles del accionar de las trabajadoras de salud. La funcionaria judicial dijo que, de acuerdo a los testimonios de denunciantes, suministraban medicación a los bebés «para tranquilizarlos, para que no molesten, una porque tenía que mirar Netflix y la otra para dormir porque tenía otro turno corrido» después de las 6 de la mañana.

Sanatorio de Niños de Rosario, donde trabajaban las enfermeras detenidas. Foto Juan José GarcíaSanatorio de Niños de Rosario, donde trabajaban las enfermeras detenidas. Foto Juan José García“Compartían el turno noche, donde no había padres y era menor el personal dando vueltas. Eran muy allegadas entre sí”, añadió la fiscal. Además, apuntó que, de acuerdo a testimonios de la causa, una de ellas cambió su carácter en los últimos años deviniendo en una persona “más agresiva” con los pacientes y sus familiares.

Se trata de tres casos puntuales. El Ministerio Público de la Acusación atribuyó en uno de los casos haber puesto en peligro la vida de un bebé «suministrándole benzodiacepinas, droga que no tenía indicada por profesional médico, a fin de lograr su sedación y así evitar que demande atención, lo que podría haber provocado diversos efectos adversos, incluso el fallecimiento».

En otro de los casos, se constató que suministraron a un bebé una dosis mayor a la indicada por profesional médico de benzodiacepinas y barbitúricos a fin de lograr su sedación, lo que podría haber provocado diversos efectos.

El tercer caso mencionado en la investigación, también ocurrió en el área de neonatología del Sanatorio de Niños, donde una de las imputadas fue vista zamarreando a una recién nacida, «lo que provocó que su cabeza efectuara un latigazo hacia atrás, colocando a la menor de este modo en una situación de desamparo, puesto que era quien tenía a su cargo su atención en ese turno».

Luego de la presentación de la evidencia, la fiscal confirmó que “todos los bebés están bien” tras su internación en el Sanatorio. Hasta el momento, los investigadores no detectaron secuelas del uso ilegal de medicamentos o agresiones físicas.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS