12.7 C
San Fernando del Valle de Catamarca
viernes, 21 junio, 2024

Las fuerzas israelíes avanzan en Gaza desde el norte y el sur

lunes, 13 de mayo de 2024 08:21

Las fuerzas israelíes se adentraron el lunes en las ruinas del extremo norte de Gaza para retomar una zona en la que afirmaban haber derrotado a Hamás hace meses, mientras que en el extremo opuesto del enclave tanques y tropas avanzaban por una autopista hacia Ráfah.

Con algunos de los combates más intensos desde hace semanas tanto en el norte como en el sur de Gaza, cientos de miles de palestinos han vuelto a huir y grupos humanitarios advierten de que la crisis humanitaria podría agravarse drásticamente.

Israel describió su último regreso al norte, donde retiró la mayoría de sus tropas hace cinco meses, como parte de una fase de «limpieza» de la guerra para impedir el regreso de los combatientes y afirmó que este tipo de operaciones siempre habían formado parte de su plan. Los palestinos afirman que la necesidad de seguir luchando entre las ruinas de anteriores batallas es una prueba de que los objetivos militares de Israel son inalcanzables.

En Jabaliya, el mayor de los ocho campos de Gaza construidos hace 75 años para albergar a los refugiados palestinos de lo que hoy es Israel, los tanques avanzaron hacia el corazón del distrito. Los residentes dijeron que los proyectiles de los tanques estaban aterrizando en el centro del campo y que los ataques aéreos habían destruido grupos de casas.

El domingo se podían ver espesas nubes de humo negro procedentes de las explosiones que se elevaban sobre el norte de Gaza desde la frontera israelí.

Las tropas israelíes pretenden acabar con Hamás, que ha declarado estar comprometido con la destrucción de Israel. El grupo irrumpió en Israel el 7 de octubre, matando a 1.200 personas y tomando a más de 250 rehenes, según cálculos israelíes.

El número de muertos palestinos en la guerra ha superado ya los 35.000, según las autoridades sanitarias de Gaza, que temen que haya muchos más cadáveres perdidos bajo los escombros. Los combates han asolado el enclave costero y han provocado una profunda crisis humanitaria. El Ministerio de Sanidad de Gaza advirtió el lunes en un comunicado que el sistema médico está al borde del colapso debido a la escasez de combustible para alimentar los generadores y las ambulancias.

Las autoridades sanitarias palestinas dijeron el lunes que hasta el momento habían recuperado 20 cadáveres de palestinos muertos en los ataques aéreos de la noche contra Jabaliya, mientras que decenas de ellos habían resultado heridos.

En el extremo opuesto de Gaza, en Ráfah, junto a la valla fronteriza con Egipto, Israel intensificó los bombardeos aéreos y terrestres sobre las zonas orientales de la ciudad, matando a personas en un ataque aéreo contra una casa del barrio de Brasil.

Israel ordenó a los residentes que abandonaran el este de la ciudad la semana pasada y amplió esa orden a las zonas centrales en los últimos días, haciendo que cientos de miles de personas, la mayoría ya desplazadas, huyeran en busca de nuevos refugios.

Los residentes dijeron que los bombardeos aéreos y terrestres israelíes se estaban intensificando y que los tanques habían cortado la principal carretera norte-sur de Saladino, que divide la parte oriental de la ciudad de la zona central.

«Los tanques cortaron la carretera de Saladino al este de la ciudad, las fuerzas están ahora en el lado sureste, construyendo cerca de la zona urbanizada, la situación es espantosa y los sonidos de las explosiones no cesan», dijo Bassam, de 57 años, del barrio de Shaboura en Ráfah.

«La gente sigue abandonando Ráfah, incluso lejos, cerca de las zonas occidentales, ya que ningún lugar parece seguro ahora y también porque la gente no quiere escapar en el último minuto en caso de que los tanques hagan incursiones repentinas y salir sea demasiado tarde», dijo a Reuters a través de una aplicación de mensajería.

La UNRWA, la principal agencia de ayuda de las Naciones Unidas en Gaza, calcula que unas 360.000 personas han huido de la ciudad meridional desde que el ejército israelí diera su primera orden de evacuación hace una semana.

EL ENVÍO DE BOMBAS, EN SUSPENSO

El asalto a Ráfah ha provocado una de las mayores divisiones en generaciones entre Israel y su principal aliado, Estados Unidos, que ha suspendido algunas entregas de armas por primera vez desde que comenzó la guerra. Washington ha dicho que Israel no debe asaltar Ráfah sin un plan para proteger a la población civil, que aún no ha visto.

Jack Lew, embajador de Estados Unidos en Israel, señaló el domingo que la incursión en Ráfah seguía estando en una escala que Washington considera aceptable.

«El presidente fue claro en la entrevista que concedió la otra noche en el sentido de que lo que Israel ha hecho hasta ahora no ha traspasado la zona en la que se encuentran nuestros desacuerdos», dijo Lew al Canal 12 de televisión israelí, sin detallar en qué consiste esa zona.

«Espero que no acabemos en un verdadero desacuerdo».

El brazo armado de Hamás dijo que sus combatientes estaban enzarzados en tiroteos con las fuerzas israelíes en una de las calles al este de Ráfah y en el este de Jabaliya.

En Israel, el ejército hizo sonar varias veces las sirenas en zonas cercanas a Gaza, advirtiendo de posibles lanzamientos transfronterizos palestinos de cohetes y/o morteros.

Hamás y el brazo armado de la Yihad Islámica afirmaron en un comunicado conjunto que habían disparado bombas de mortero contra las fuerzas israelíes concentradas en el paso fronterizo de Ráfah, el único puesto de control que une Gaza con Egipto y que Israel capturó la semana pasada.

A última hora del sábado, el ejército israelí dijo que las fuerzas que operaban en Jabaliya estaban impidiendo que Hamás, que gobierna Gaza, restableciera allí sus capacidades militares.

«Estuvieron bombardeando por todas partes, incluso cerca de las escuelas que albergan a las personas que perdieron sus casas», dijo Saed, un residente de Jabaliya de 45 años, a Reuters a través de una aplicación de mensajería el domingo. «La guerra se está reanudando, así es como se ve en Jabaliya».

Fuente: REUTERS

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS