27.1 C
San Fernando del Valle de Catamarca
miércoles, 17 abril, 2024

En tres segundos y a sangre fría, así un sicario mató a un playero en Rosario

La secuencia es de una frialdad poco comprensible. El sicario se acerca a la estación de servicio Puma, dispara sin detenerse y tras lograr su objetivo -matar a un playero de 25 años que ni atina a reaccionar- corre y huye. Tres segundos letales. tres disparos y la conmoción por uno de los cuatro crímenes del sicariato narco que pusieron en jaque a Rosario y que obligaron a que el Gobierno armó un comité de crisis por la ola de violencia en la ciudad de Santa Fe.

El crimen de Bruno Bussanich, que se suma al asesinato de dos taxistas y un colectivero, se entiende como una reacción del crimen organizado narco contra los operativos en las cárceles contra capos de bandas. La violencia es la respuesta intimidatoria.

Según se puede ver en el video de la cámara de seguridad de la estación de servicio de Puma en Mendoza al 7600, mientras el playero estaba dentro de una oficina trabajando, el sicario, con su cabeza tapada con la capucha de la campera, llegó a pie hasta el lugar y sin mediar palabra desenfundó el arma y le disparó a sangre fría al menos tres veces para provocarle la muerte al instante.

Video

El crimen de Bruno Bussanich se entiende como una reacción del crimen organizado narco contra los operativos en las cárceles.

El delincuente huyó del lugar del hecho también a pie hacia un automóvil, estacionado a pocos metros, donde lo esperaba un cómplice. Ese rodado luego fue abandonado e incendiado.

El joven murió en el acto, contabilizándose cuatro víctimas fatales con la misma metodología en la última semana: un colectivero y dos taxistas.

“Esta guerra no es por el territorio, es contra Pullaro y Cococcioni. Así como nosotros llegamos a 300 muertos, estando unidos vamos a matar a más inocentes por año. Nosotros no queremos celulares, queremos nuestros derechos ver a nuestros hijos y familia y se respeten. No queremos negociar nada, queremos nuestros derechos», fue el mensaje mafioso que dejó el sicario antes de retirarse, poniendo en jaque al poder político provincial y a la cartera de Seguridad.

Las cámaras del exterior de la estación de servicio reflejaron que el sicario estaba escondido en medio de autos estacionados frente al lugar y esperó el momento preciso para atacar, cuando la víctima se encontraba sola en la oficina.

Bussanich contabilizaba el dinero de la caja con la recaudación de la jornada cuando fue sorprendido por el sicario que lo ejecutó con tres disparos.

El joven de 25 años tenía una hija y se desempeñaba como playero de la estación de servicio Puma, donde había tomado el turno noche hace pocos días, estaba en búsqueda de un mejor trabajo.

Bruno Bussanich, el playero que fue asesinado en Rosario.Bruno Bussanich, el playero que fue asesinado en Rosario.Como reacción de este crimen, las estaciones de servicio dispusieron este domingo una jornada de duelo que continuará hasta las 6 de mañana.

El Gobierno crea un comité de crisis para combatir la inseguridad en Rosario

A partir de esta escalada de violencia en Rosario, el Gobierno Nacional anunció la creación de un comité de crisis para intervenir la ciudad de Rosario con fuerzas de seguridad federales y Fuerzas Armadas.

Además, las Fuerzas Armadas fueron facultadas para otorgar asistencia en las operaciones de seguridad interior.

El martes último a la noche mataron a Héctor Raúl Figueroa (42) cuando manejaba un taxi y llevaba a un pasajero en el asiento delantero del auto. Los balearon a ambos desde afuera del vehículo.

Un día después, también en horas de la noche, Diego Alejandro Celentano (32) murió al recibir cinco tiros disparados por el pasajero que transportaba por el barrio Saladillo, en la parte sur de la ciudad.

El jueves, Marcos Iván Daloia, de 38 años y chofer de la línea K de trolebuses de la ciudad, fue atacado a sangre fría: una persona simuló parar el transporte público que manejaba para tomarlo, pero cuando el chofer abrió la puerta le disparó a la cabeza. Tras varios días peleando por sobrevivir, Daloia muró este domingo en el hospital HECA.

De esta manera, el sicariato narco sigue sumando víctimas en Rosario, donde este lunes las autoridades brindarán una conferencia de prensa para informar el incremento del despliegue de agentes de seguridad en la ciudad.

DS

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS