30.4 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 20 abril, 2024

Crimen del empresario en San Isidro: identificaron a la banda y hay un detenido

Dos días después del crimen del empresario en San Isidro, los investigadores avanzaron con la identificación de la banda que participó del asalto mortal y la Policía bonaerense ya hizo una detención. Se trata de un chofer de confianza del grupo delictivo, que los trasladó a primera hora de la mañana del jueves en su huida tras el asesinato de Jorge De Marco.

El empresario apareció maniatado y sin vida a primera hora de la tarde en la planta alta de su casa de San Isidro. El crimen, investigado como un «homicidio en ocasión de robo», sacudió al barrio. Ahora, los investigadores identificaron al grupo criminal que estuvo detrás del asalto: «La Banda del Millón», que estaría compuesta por cinco integrantes y tendría su base en la villa La Cava, en ese partido del norte del Gran Buenos Aires. Se dedica al robo de propiedades, en «escruches o entraderas», indicaron fuentes de la investigación.

Además, la Dirección Departamental de Investigaciones de San Isidro detuvo este sábado a un hombre señalado como cómplice de los asesinos.

Es el remisero que habría trasladado a los delincuentes en su huida tras el robo fatal al empresario. Identificado como Rubén López, es una persona de confianza del grupo que «los lleva y los trae de los hechos ilícitos» y que los trasladó el jueves a las 6 de la mañana. Así consta en el video de una cámara de seguridad que registró cómo la banda salió por un sector lateral de la vivienda y uno de los ladrones entró al auto «con un arma larga en su estuche», propiedad de De Marco.

El chofer está señalado por el delito de «encubrimiento agravado». Además, la Policía incautó su Renault 19, de color bordó y patente BQS-326.

La casa en la que encontraron muerto al empresario Jorge De Marco en San Isidro. Foto Martín BonettoLa casa en la que encontraron muerto al empresario Jorge De Marco en San Isidro. Foto Martín BonettoEl remisero fue el único detenido en una serie de ocho allanamientos dentro de La Cava. De allí, las autoridades se llevaron teléfonos celulares, municiones y elementos que habrían sido robados al empresario. Además, encontraron cartas manuscritas «con datos de interés sobre la investigación».

Sin embargo, los miembros de la banda ya no se encontraban en esos lugares al momento de los procedimientos, por lo que siguen prófugos.

Los investigadores llegaron a «La Banda del Millón» tras el análisis de las imágenes que tomaron las cámaras de seguridad, los informes de telefonía y el análisis de redes sociales, donde los delincuentes hacían ostentación de sus botines: armas de fuego, dólares y joyas. Las personas que aparecen en esas imágenes son las mismas que fueron captadas por los dispositivos de seguridad.

Los detalles del asesinato del empresario en San Isidro

De Marco, de 56 años, vivía en una coqueta casa de San José y Obispo Terrero, en San Isidro. Allí lo sorprendieron mientras dormía, en la madrugada del jueves. Instructor de tiro, intentó defenderse y, según una versión, llegó a disparar un arma. Los delincuentes lo ataron de manos y pies.

Se desempeñaba en el sector inmobiliario y era un defensor de los animales. Fue así que conoció a su última pareja, la abogada penalista Susana Dascalaky. Llevaban ocho años juntos, aunque en el último tiempo vivían en casas separadas.

Dascalaky dio algunos detalles del caso, en una entrevista que brindó el viernes. Contó que el hombre era un apasionado de la seguridad y que era instructor de tiro, con rutinarias visitas al Tiro Federal. Sostuvo que la resistencia que habría prestado al robo llevó al «ensañamiento» con el que lo trataron los delincuentes.

Jorge De Marco en 2014, con el uniforme del Centro de Prevencion de Crueldad al Animal.Jorge De Marco en 2014, con el uniforme del Centro de Prevencion de Crueldad al Animal.Aseguró que la casa era segura, la calificó como un búnker y reveló un detalle clave para el asalto. Como sufría de EPOC, De Marco dormía con una ventana abierta: fue por allí que ingresaron los delincuentes. La alarma sólo estaba activada en la planta baja y la vivienda no tenía sistema de cámaras, según la mujer.

Sostuvo, además, que los delincuentes actuaron con «inteligencia previa» y denunció una ola de robos similares en San Isidro.

La mujer se inquietó el jueves al mediodía, cuando no obtuvo respuestas de De Marco a sus llamados y mensajes. Uno de sus amigos fue quien ingresó a la casa y encontró el cuerpo en el dormitorio, que estaba revuelto.

El informe de la autopsia arrojó que al empresario lo mataron a «golpes y quemaduras». Tenía dos costillas fracturadas que le provocaron una broncoaspiración, golpes en la cabeza y quemaduras de cigarrillos.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS