19.3 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 20 abril, 2024

Alimentos y ropa: la sorprendente comparación entre los precios de Argentina y del exterior

En la diaria, la pregunta que se hacen los consumidores en Argentina es la misma: «¿Cuántos productos de la canasta básica puedo llegar a comprar hoy con el dinero que tengo?». Cuando van a la góndola se encuentran con valores que hasta llegan a sorprender a los turistas del extranjero, que perciben el encarecimiento. Los precios de alimentos crecieron en la primera semana de marzo, y persiste la inflación en dólares desde hace meses.

Clarín realizó la comparación de precios entre Argentina y ocho países, tomando como referencia el tipo de cambio paralelo al 21 de marzo. Se eligieron diez productos, ocho alimentos y dos prendas de indumentaria de marcas internacionales. Las conclusiones reflejan un dato claro: de todos los países rankeados de América Latina y Europa, Argentina es el tercero con los precios más caros.

Hay algunos productos que asombran por la capacidad de duplicar o incluso triplicar el precio en pesos del mismo producto en otro lugar del mundo. Hay otros que se mantienen bajos en Argentina en comparación a los demás países, y otros que pueden costar aproximadamente lo mismo.

Una lata de atún de marca intermedia puede costar en la Argentina unos $3.785; en Chile, por ese mismo dinero, se pueden comprar dos latas del mismo producto; en Brasil, una y media; en México, hasta tres; incluso en Francia se puede adquirir dos latas convirtiendo esos pesos en euros. Este es uno de los insumos de una canasta alimentaria que pueden evidenciarlo.

Un mes atrás algunos medios comenzaron a reportar sobre viajes exprés de familias desde Mendoza hacia Chile, no con la intención de hacer una visita turística al país vecino, más bien con la finalidad de realizar compras de productos que acá les salen mucho más caros. Por ejemplo, la ropa.

Esto también se puede observar en la lista de precios comparativos: dos marcas internacionales, como Levi’s y Converse, muestran la clara diferencia de precios entre Argentina y Chile.

Acá, comprar un pantalón tiro alto de mujer puede costar $ 119.000. En pesos argentinos, el mismo tipo de prenda de esa marca puede estar a sólo $ 22.048 ($ 21.196 CLP). Acá, comprar un par de zapatillas Chuck 70 de Converse puede costar $ 114.000. Allá, en pesos argentinos, ese modelo de zapatillas puede encontrarse a $ 67.730 ($ 64.990 CLP).

No es el único país en donde se puede observar esta brecha comparativa de precios. En Brasil y en México ocurre lo mismo: en el primero, ese par de zapatillas se puede conseguir por $ 73.000 (R$ 359,90); en el segundo, se puede adquirir por $ 111.574 ($ 1.849 MN). Incluso, es notable la diferencia entre estas prendas de ropa en el mercado local y Estados Unidos, en donde se pueden conseguir hasta dos Levi’s de ese modelo.

Con las clásicas Chuck 70, también se percibe una gran disparidad de precios: en Argentina, un local de Converse las vende a $ 114.000. En Estados Unidos, se podrían comprar por $ 85.850 (U$S 85); en países europeos, por $ 98.707 (€ 90).

Detrás de estos datos comparativos entre países hay que agregar otro elemento que explica el escenario: la Argentina experimenta una inflación en dólares en muchos de los productos de la canasta básica, incluso algunos aumentaron más del 100%.

Precios comparados

Argentina versus Inglaterra, Italia, España, Francia, México, Brasil, Estados Unidos y Chile

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos

»Precio en pesos argentinos,

con el valor de cotización en dólar blue al 21 de marzo

Image 1 Front

Lata de atún

Image 1 Back

Image 2 Front

Salchichas

6u

Image 2 Back

Image 3 Front

Leche entera

1L

Image 3 Back

Image 4 Front

Café instantáneo

En frasco

Image 4 Back

Image 5 Front

Arroz largo fino

1kg

Image 5 Back

Image 6 Front

Azúcar común

1kg

Image 6 Back

Image 7 Front

Papa

1kg

Image 7 Back

Image 8 Front

Aceite girasol

1L

Image 8 Back

Image 9 Front

Jean Levis Mujer

Image 9 Back

Image 1 Front

Zapatillas Converse

Chuck 70

Image 1 Back

Fuente: Relevamiento Clarín Infografía: Clarín

La leche entera de un litro se encuentra a $ 990 (U$S 0,98), pero en diciembre el mismo sachet podía comprarse a $ 570.(U$S 0,56), un incremento del 75%. La botella de 900 mililitros de aceite de girasol en diciembre se encontraba a $800 (U$S 0,79), ahora puede salir hasta $1.800 (U$S 1,78), un incremento del 125%.

El arroz de grano largo fino de un kilo en muchos países de Latinoamérica y de Europa sigue siendo más costoso para el argentino, que acá lo está pagando a $ 1.800 (U$S 1,78) en los mercados. El producto no es más caro que en Estados Unidos por poco, pero en diciembre rondaba los $ 1.200 (U$S 1,18). Un aumento del 50%.

Esto último responde a un entrecruzamiento de variables entre el índice de precios minoristas y el dólar blue. La conjunción de ambos, el primero en aumento y el segundo en disminución, generó el estallido de los precios medidos en dólares y la decisión de un fuerte aumento de stocks de empresas que ahora lidian con una caída de las ventas.

Recientemente, la Secretaría de Comercio definió la lista de alimentos, productos de higiene personal y limpieza de la canasta básica que tendrán mayores facilidades para importar con el fin de generar mayor competencia, consolidar la desaceleración de la inflación y con eso el nivel de precios de los productos.

Desde ese equipo señalaron en los días previos que los precios de muchos productos de consumo masivo quedaron muy elevados, por lo que esperan cuadrar las expectativas de las empresas con las pautas del programa macroeconómico oficial.

En la lista se especifican, al menos en alimentos, los siguientes: lomo vacuno, matambre, asado, vacío, nalga, cuadrada, carnaza y achuras; carne de cerdo en todas sus presentaciones; atún y corvina; pan; galletitas (de agua y dulces); arroz; harinas de trigo y de maíz; fideos; azúcar; dulces; legumbres secas; frutas y verduras; huevos; queso; yogur; aceite; manteca; leche; crema; café; yerba; bebidas (alcohólicas y no alcohólicas); sal fina; vinagre; productos de cacao.

Hay otros más en la categoría de cuidado e higiene, como shampoo, acondicionadores, preparaciones capilares, dentífricos, cremas para la adherencia de las dentaduras, hilo dental, desodorantes corporales y antitranspirantes. También en categoría de limpieza, como lavandinas en gel, limpiadores de superficies, jabones líquidos, detergentes, lavavajillas, líquidas y en polvo, insecticidas, herbicidas, raticidas, entre otros.

Esto último se planteó en un contexto de conflictos y enojo por parte de la industria nacional, que mostró su preocupación por la decisión del gobierno e incluso enfatizó en que esa medida afecta seriamente la competitividad de los productores locales.

El pasado viernes el Banco Central de la República Argentina publicó la normativa por la cual se reducirá el plazo de pago de importaciones de alimentos, bebidas y productos de limpieza, cuidado e higiene personal. Con esta medida se pasó de un esquema de pago en 4 cuotas a los 30, 60, 90 y 120 días a un plazo de pago en una sola cuota a los 30 días.

Además, se determinó suspender -por el plazo de 120 días- el cobro de la percepción de IVA adicional e Impuesto a las Ganancias a las importaciones de estos productos y de los medicamentos.

AS

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS