19.3 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 20 abril, 2024

La oposición acusa a José Luis Espert de dilatar el debate por la movilidad jubilatoria y crece la presión en Diputados

Frente a la intención del Gobierno y del oficialismo en el Congreso de dilatar el debate por la actualización jubilatoria, los diputados de la oposición dialoguista presionan para definir la nueva fórmula de movilidad y anticiparon la intención de emitir dictamen de comisión en la semana del 10 de abril para llevar el debate al recinto lo «antes posible».

La cuestión es que José Luis Espert, presidente de la comisión de Presupuesto, se negó a realizar un plenario con la comisión de Previsión y Seguridad Social con el objetivo de frenar el tratamiento de la nueva fórmula a la espera de la nueva versión de la Ley Bases, que aún sigue sin presentarse y que el Ejecutivo negocia su aprobación con los gobernadores. El argumento es que recién después de un acuerdo con las provincias estará más claro el financiamiento genuino para los jubilados.

Sin embargo, en el marco de la reunión de Previsión que se realizó este jueves en Diputados, Sergio Palazzo (Unión por la Patria) cuestionó a Espert y reclamó un plenario conjunto con Presupuesto. El jefe de La Bancaria acusó al economista y al oficialismo de querer «condicionar el acuerdo de la Ley Bases a resolver el problema de los jubilados».

De acuerdo a lo señalado por el diputado, si se cumple con el cronograma anunciado y se emite despacho de la comisión de Previsión y después se pasa el debate a Presupuesto, la nueva fórmula será tratada en junio.

En este mismo sentido, Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda) también cargó contra el nuevo diputado de La Libertad Avanza y acusó al Gobierno de poner a los jubilados como «rehenes del toma y daca de Milei y los gobernadores», que negocian la recomposición de lo perdido por la eliminación de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias a cambio de la aprobación de la ley ómnibus.

En el arranque del tratamiento en comisión se analizaron 16 proyectos. Pero previamente, Gabriela Brouwer de Koning (UCR), que está dentro de la línea interna que encabeza Martín Lousteau, asumió como presidenta de la comisión de Previsión reemplazando a Karina Banfi, quien ocupó el cargo en forma provisoria debido a que la diputada por Córdoba no tenía la firma de la presidencia de la Cámara para asumir.

En este contexto, Brouwer de Koning habló de la crisis del sistema jubilatorio en «un contexto económico y social donde el 86 % de los jubilados no logra cubrir la canasta básica y donde se pagan jubilaciones de privilegio». Indicó que «es urgente e imperativo que el Congreso se aboque a esas injusticias». En este contexto, anunció que como parte del cronograma se convocará a una reunión informativa para el 4 de abril.

La diputada por Córdoba también confirmó que para esa audiencia serán convocados funcionarios del Gobierno y especialistas vinculados con el tema jubilatorio. Además, anticipó que en la semana del 10 de abril se realizará un debate sobre los distintos proyectos con la intención de emitir despacho.

Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, también apuntó contra Espert y lo acusó de utilizar la comisión de Presupuesto como «una oficina partidaria» al negarse a realizar la reunión plenaria. Se mostró a favor de que el Gobierno avance con un DNU para la nueva fórmula, pero aclaró que en esa situación el Congreso deberá «buscar una compensación» por los meses anteriores para que «no sigan perdiendo los jubilados» frente a la inflación.

En este contexto, Ferraro defendió la propuesta de su compañero de bloque Juan Manuel López que propone que las jubilaciones se actualicen mediante el Índice de Precios al Consumidor, más una compensación del 20,6 % por lo perdido por inflación en los últimos meses. Y remarcó que «en ningún caso, la aplicación de la futura fórmula de movilidad puede ir en baja respecto de los ingresos que reciben los jubilados». El lilito también dejó que el cronograma no puede extenderse más de dos reuniones.

En la apertura del debate, María Eugenia Vidal habló sobre la urgencia de avanzar en una actualización de las jubilaciones y la necesidad de bajar el déficit. En este escenario, la diputada del Pro cuestionó la fórmula impulsada por el kirchnerismo al señalar que «si hubo 28 bonos es porque hubo bastante tiempo para darse cuenta que no funcionaba».

Además de insistir con que el sistema «está quebrado», Vidal planteó una fórmula que también prevé una actualización mensual (en lugar de trimestral como la actual) por el índice IPC con un adicional anual que se otorgaría en marzo de un 30 % en base a los índices RIPTE y el IPC. Además propone un empalme «a partir del último mes en que se haya aplicado la fórmula actual».

El radical Pedro Galimberti, que está dentro del espacio que encabeza Facundo Manes, también dejó abierta la puerta para que la actualización de la fórmula jubilatoria salga por DNU del Gobierno, pero dejó en claro que «no se puede atar la discusión con los gobernadores a la recomposición de los jubilados». Así propuso una actualización mensual por IPC al mes vencido.

Algo parecido propuso Alejandra Torres (Hacemos Coalición Federal), quien advirtió que el ensamble tiene que ser con el índice de enero, que el Gobierno sólo está dispuesto a reconocer poco más del 10 %. Además la diputada por Córdoba planteó la eliminación de las jubilaciones de presidente y vice.

Victoria Tolosa Paz, en tanto, propuso «una fórmula mixta» que no sólo incluya aIPC mensual sino también una actualización cada tres meses. La ex ministra de Desarrollo Social también criticó el decreto del Presidente que otorga un bono a los jubilados de $ 70 mil que se abonará en abril.

Un dato que llamó la atención durante el tratamiento de la nueva fórmula jubilatoria fue que al promediar la audiencia en la comisión de Previsión, los diputados de La Libertad Avanza abandonaron la sala y sólo quedó Carlos García (LLA-Chaco).

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS