12.7 C
San Fernando del Valle de Catamarca
viernes, 21 junio, 2024

«Sólo llamé para decirte que te amo»: a 40 años de la canción zonza que Stevie Wonder compuso en cinco minutos y sonaba hasta en la calesita

Tampoco nos hagamos los psicodélicos: las canciones zonzas son las que más cantamos. Hace 40 años llegó el momento de escuchar por primera vez I Just Called to Say I Love You, de Stevie Wonder. Un merengue es menos empalagoso que su estribillo. En ese entonces, era mirar el video en blanco y negro y cantar “Yusei I love you…”

Estamos hablando de uno de los temas más comerciales de toda la historia de la música popular. Hit automático que no sólo encabezó listas, sino que se quedó a vivir como en la cima de todos los charts planetarios. Sonaba hasta en la calesita de Parque Las Heras.

Para los seguidores de Stevie Wonder, sin embargo, se trata de la peor canción de su dilatada carrera. Tildarla de «complaciente» es poco. Difíciles los ’80 para el bueno de Stevie: antes de esa voz en el teléfono había grabado Ebony and Ivory (Ebano y marfil), tema a medias con Paul McCartney que no habla de negros y blancos, sino de las teclas del piano. Una dupla para el olvido.

Lo cursi nunca está muy bien visto. Lean lo que dijo al respecto Manuel Moretti, cantante e implacable compositor de Estelares. «Todos me dicen que I Just Called to Say I Love You es una grasada, pero me chupa un huevo, la melodía es exquisita y los arreglos son muy buenos. La letra no. Bueno, es la guitarra de Lolo, pero la melodía es magnífica. Una canción que yo escribo no la siento cursi, la traducción del oyente puede ser cursi».

¿Y vos qué pensás? «Lo primero que se me ocurre es lo viejo que estamos«, nos dice Andy Chango. «Lo segundo, es uno de los temas que menos me gustan de mi amado Stevie Wonder».

Graciela Borges no está de acuerdo: «Si la música es un conjunto de sonidos que se forman en la experiencia emocional de cada uno, esta es una canción que no olvidaré nunca, nunca. Me provoca alegría, me parece tierna. ¿Quién no ha repetido alguna vez eso de sólo llamé para decirte que te amo?»

El mismo Wonder, con su sonrisa de meme, le baja el precio al mayor éxito de su trayectoria. A los 73 años seguramente siga pensando que I Just Called to Say I Love You se convirtió en un suceso inmediato por la sencillez de su melodía y la todavía más elemental simpleza de la letra. Ya sabemos: el fulano que compró un cospel para llamar a otra persona y confesarle su amor. Fin.

Stevie Wonder es uno de los más grandes compositores del soul y el pop. Stevie Wonder es uno de los más grandes compositores del soul y el pop. «I Just Called to Say I Love You» la soñó para cantarla con Los Beatles. Foto: AP/Paul Warner

Una composición rápida

«Lo hice en cinco minutos«, aclara por si hiciera falta. «En realidad, empezó siendo un demo que había quedado olvidado entre mis archivos. Nunca pensé que se convertiría en el éxito que fue», recordó Stevie. ¿A quién se lo dedicaste? «A ninguna persona específica. No tenía a nadie en mente cuando apareció. Podría decir que más bien se trata de un sentimiento universal».

«Tenía la melodía -continuó- y la letra para el estribillo. Al escuchar los acordes creí sentir una especie de conexión directa con Los Beatles. En mi imaginación siempre me vi a mi mismo y a los Beatles cantando juntos. Claro que cuando a fines de 1980 mataron a (John) Lennon supe que ese sueño nunca se cumpliría».

A Graciela Borges, A Graciela Borges, «Sólo te llamé para decirte que te amo» le parece una canción tierna, que le da alegría.Aunque la letra sea extremadamente poco imaginativa, y parezca escrita después de escuchar la del millón de amigos de Roberto Carlos, admitamos que es de esas canciones hechas para que la fama se convierta en un estado natural.

Con el paso del tiempo, el tema fue entendido como un réquiem para el teléfono. Cuando Stevie llamó envuelto en almíbar, aquel aparato era el principal medio de comunicación. Había que conversar, sí señor, no quedaba otra. Nadie podía sacar fotos con el teléfono. Ahora escuchar la canción es admitir una memorabilia que incluye guías, índices, agendas, tubos, cables.

Adaptación a los tiempos que corren

«Hoy tendría un título más largo: se llamaría Sólo llamé por WhatsApp pensando que estaba todo bien«; suma Roberto Pettinato. «Y seguramente en la letra aparecería algo sobre los stickers y qué quiere decir esa carita», agrega.

Podio ineludible de canciones ñoñas, nadie sería capaz de preguntar por el significado de su letra. Puede que sea el hit más sentimental, suave y poco elegante que se haya conocido. A partir de ahí -suele ocurrir- algunos críticos especializados calificaron al autor de «genio sensible».

Roberto Pettinato se imagina la canción de Stevie Wonder en tiempos de whatsapp.Roberto Pettinato se imagina la canción de Stevie Wonder en tiempos de whatsapp.La «genialidad» de Stevie Wonder aquí pasa totalmente inadvertida. Sólo llamé para decirte que te amo integraría un top five de canciones que dan un poco de vergüenza ajena. Como no ponerse colorado si te sorprendieran silbando Ojala que llueva café o Waka Waka.

Leitmotiv de una película

Kelly LeBrock, la protagonista de Kelly LeBrock, la protagonista de «Una chica al rojo vivo», donde apareció la canción de Stevie Wonder «I Just Called to Say I Love You».Apareció por primera vez en 1984 como banda de sonido de la película Una chica al rojo vivo, protagonizada y dirigida por Gene Wilder, con la infartante Kelly LeBrock. El cine de los ’80 no se olvida de ella, ni de la escena del vestido, la alcantarilla y la ráfaga de aire haciendo bailar la falda, mientras su personaje ensaya un meneaíto al ritmo de Stevie Wonder.

Sólo llamé… trepó al Billboard Hot 100 durante tres semanas. El efecto contagio llegó al Reino Unido, donde fue número uno durante más de seis semanas. Eso no fue todo: el tema ganó un Globo de Oro y un Premio Oscar a la mejor canción original.

Acaso harto del valor en alza de su propio éxito frívolo, cuando Stevie fue a la ceremonia de Hollywood, declaró serio por primera vez: «Me gustaría aceptar este premio en nombre de Nelson Mandela». ¡¿WTF?!, habría exclamado Kim Basinger. Se refería, claro, al líder político, preso desde 1962 hasta 1990, enemigo de las autoridades que todavía en esos años sostenían el apartheid.

Nelson Mandela y Stevie Wonder, en un 1998, en el cumpleaños número 80 del líder sudafricano. Foto. AFP Walter DhladhlaNelson Mandela y Stevie Wonder, en un 1998, en el cumpleaños número 80 del líder sudafricano. Foto. AFP Walter DhladhlaLa ovación de celebridades cubrió la sala de aplausos, pero al día siguiente el gobierno de Sudáfrica prohibió su canción de amor. Insólito pero cierto. Quizás lo hizo para evitar que más gente se siguiera enamorando.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS