14.9 C
San Fernando del Valle de Catamarca
viernes, 21 junio, 2024

Murió Morgan Spurlock, el documentalista que comió en McDonalds durante un mes para su filme «Super Size Me»

El documentalista Morgan Spurlock, nominado al Oscar por Super Size Me, con el que se hizo famoso por comer sólo en McDonald’s durante un mes para ilustrar los peligros de una dieta de comida rápida, murió a los 53 años.

Ocurrió el jueves en Nueva York y, según informó su familia, en un comunicado, tenía cáncer.

“Fue un día triste, ya que nos despedimos de mi hermano Morgan”, dijo Craig Spurlock, quien trabajó con él en varios proyectos. “Morgan dio mucho a través de su arte, ideas y generosidad. El mundo ha perdido a un verdadero genio creativo y a un hombre especial. Estoy muy orgulloso de haber trabajado junto a él”.

Spurlock causó sensación en 2004 con su innovador Super Size Me y regresó en 2019 con Super Size Me 2: Holy Chicken! Era un cineasta al que se consideraba «excéntrico», que se inclinaba por lo bizarro y ridículo. Sus toques estilísticos incluían gráficos enérgicos y música divertida, mezclando un estilo de narración frente a la cámara similar al de Michael Moore, pero con su propio sentido del humor y patetismo.

Morgan Spurlock, en Morgan Spurlock, en «Super Size Me», documental por el que estuvo nominado al Oscar.

Factor de cambio

Desde que expuso las industrias de la comida rápida y el pollo, hubo una explosión en los restaurantes que enfatizaban la frescura, los métodos artesanales, la bondad de la granja a la mesa y los ingredientes de origen ético. “Hubo un cambio masivo y la gente me dice: ‘Entonces, ¿la comida se ha vuelto más saludable?’ Y yo digo: ‘Bueno, el marketing sí”, declaró en una entrevista de 2019.

Spurlock se volvió conocido con Super Size Me, que se estrenó hace 20 años en el Festival de Cine de Sundance. Ahí, el propio Spurlock se somete a un curioso experimento que consiste en comer en McDonald’s durante un mes seguido. A lo largo de esos 30 días, uno va viendo cómo , el realizador sube de peso, le salen granos y va al médico donde le informan sobre el estado de su hígado por insistir en base a comidas rápidas.

Lo que impulsó a Spurlock a la investigación fue un índice creciente de obesidad en todos los Estados Unidos. El documental fue nominado para un Premio de la Academia de Hollywood en esa categoría.

Morgan Spurlock, actor y director, hizo una segunda parte de Morgan Spurlock, actor y director, hizo una segunda parte de «Super Size Me», dedicada a los lugares de comida chatarra de pollo. Foto: EFE Después de cinco días de comida rápida, el documental muestra que Spurlock engordó cuatro kilos y medio. Según relata, no pasará mucho tiempo antes de que confiese estar «con una sensación de depresión», letargo y dolor de cabeza ocasionados por su alimentación. Un médico lo describe como «adicto».

Spurlock llega al día 30 y logra su objetivo. Los tres médicos que consulta se sorprenden del grado de deterioro de su salud. Uno de ellos afirma que era irreversible el daño causado a su hígado. Señalan que había ingerido más comidas de McDonald’s que lo que expertos en nutrición recomiendan comer en ocho años.

“Sentí que había dicho cosas y cometido errores de comportamiento. Mirando hacia atrás, me veo como un resentido», admitió en un avieja entrevista”.

«Me metí el filme en mi cuerpo. Apenas terminé de filmar -después de todos los malestares que viví comiendo McDonald’s durante un mes- comencé a sentirme terriblemente mal, me sentí enfermo, deprimido, era como si tuviese síndrome de abstinencia, como si hubiese dejado las drogas«.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS