27.1 C
San Fernando del Valle de Catamarca
miércoles, 17 abril, 2024

Aryna Sabalenka, una vida de tragedias: las muertes de su padre y su novio, la guerra que la puso en la mira y la fortaleza para seguir adelante

Aryna Sabalenka todavía estaba luchando contra la dolorosa pérdida de su padre, Sergey, quien murió en noviembre del 2019 a los 42 años producto de una meningitis, y ahora la bielorrusa, vigente bicampeona del Abierto de Australia, llora a su novio, Konstantin Koltsov (43), fallecido en las últimas horas en Miami mientras acompañaba a la tenista en el cuarto WTA 1000 de la temporada.

Y el drama es aún mayor para la número dos del mundo al conocerse la información que indica que Koltsov se habría suicidado. «La Oficina de Homicidios del Departamento de Policía de Miami-Dade respondió y se hizo cargo de la investigación del aparente suicidio del Sr. Konstantin Koltsov (17/04/1981). No se sospecha ningún crimen”, dice el parte policial que levantaron diferentes medios estadounidenses y del que se hizo eco el mundo. Siguiendo esa pista, una de las versiones asegura que se habría tirado de un balcón. La noticia estremece.

Sabalenka, de 25 años, había encontrado en su pareja el sostén que necesitaba para atravesar el peor momento de su vida. Este ex jugador de hockey sobre hielo, quien disputó dos temporadas con los Pittsburgh Penguins en la National Hockey League (NHL), la liga mas importante del mundo, estaba retirado y dividía su tiempo entre acompañar a su novia por los torneos y el que le dedicaba a sus tres hijos, Daniel, Alexander y Stefan.

Anunciaron su noviazgo en junio del 2021 y mantuvieron una relación con perfil bajo. Se mostraban poco juntos en las redes sociales, pero cuando lo hacían se reflejaba un sentimiento fuerte. «Konstantin es mi mayor apoyo. Siempre está ahí para mí, en las buenas y en las malas. Es un gran motivador y me ayuda a mantenerme concentrada en mis objetivos», había dicho la ganadora de 14 títulos WTA en uno de esos mensajes.

Konstantin Koltsov y Aryna Sabalenka en una foto de Instagram.Konstantin Koltsov y Aryna Sabalenka en una foto de Instagram.Casual o causalmente, como cada uno elija creer, sus mejores años fueron estos últimos. Logró dar el salto que venía buscando en los Grand Slams, al consagrarse en las últimas dos ediciones del Abierto de Australia, y logró colarse durante ocho semanas en medio del dominio de Iga Swiatek como líder del ranking WTA.

Y a principios de año, luego de revalidar su título en Melbourne, reveló la promesa que le había hecho a su padre y que cumplió. “El objetivo era llegar al número uno y ganar un par de Majors para los 25 años”, dijo en la conferencia de prensa posterior a su victoria, con el trofeo de campeona a su izquierda, copa de champán en mano y una sonrisa clavada en su rostro. La satisfacción del deber cumplido.

Y en un posteo en Instagram se volvió a acordar de Sergey. «Papá, ¿estarías orgullosa de mi?», escribió para acompañar a una imagen que la muestra mirando al cielo tras vencer por 6-3 y 6-2 a la china Qinwen Zheng.

Había hablado por primera vez sobre la muerte de su padre en enero del 2020, tras superar en tres sets a la taiwanesa Su Wei Hsieh en su debut en el torneo de Adelaida, previo a un Abierto de Australia en el que perdió en primera ronda. Fue su vuelta al circuito después de dos meses sin competir.

“Estoy tratando de luchar porque mi padre quería que yo fuera la número 1. Eso es lo que me está ayudando a ser fuerte en este momento. Durante la pretemporada fue difícil entrenar, sobre todo mentalmente. No pensé demasiado en realidad. No podía irme de casa porque sabía que era una situación difícil para mi familia y no podía dejarlos, pero al final tenía que seguir con mi calendario. No estaba entusiasmada con los partidos, simplemente vine porque tenía que hacerlo”, expresó en aquel momento.

Poco a poco se fue levantando. «Ahora juego por mi mamá, mi hermana y mis abuelas», dijo tiempo después. Y mas adelante conoció a su novio, quien se sumó como un nuevo empuje para su carrera. Sin embargo, el camino de la recuperación no fue fácil. De ningún modo comparable con lo que lo toca vivir hoy, en 2022 sufrió tenísticamente la «crisis de las dobles faltas».

Ya era la dos del mundo y se enfrentaba en Adelaida a la sueca Rebecca Peterson, la número 93 y proveniente de la qualy, cuando se puso a llorar en pleno partido. «¿Te sentís bien?”, le preguntó la umpire en ese instante y Sabalenka le respondió: “No puedo sacar”. No saltaba en el servicio por temor a fallar, pero igual fallaba, y llegó a ejecutar ese golpe desde abajo para intentar, al menos, poner la pelota en juego. Lógicamente perdió. El dato era demoledor: 74 doble faltas en cuatro partidos.

¿Quién se iba a imaginar que al año siguiente iba a ganar en Australia y se iba a convertir en la número uno del mundo? Quizás solo Konstantin Koltsov, el que siempre la empujaba para adelante, sea uno de ellos.

74 – Aryna #Sabalenka has made 74 double faults (18.5 on average) in her last four matches played

16 v Swiatek 🇵🇱 – WTA Finals 2021

19 v Sakkari 🇬🇷 – WTA Finals 2021

18 v Juvan 🇸🇮 – Adelaide 1 2022

21 v Peterson 🇸🇪 – Adelaide 2 2022 (career high in a WTA Tour main draw)

Ouch. pic.twitter.com/0iO8YSIHZJ

— OptaAce (@OptaAce) January 11, 2022 “Siempre tuve la extraña sensación de no comprender porqué la gente me pedía autógrafos si no tenía ningún Grand Slam. Empecé a respetarme a mí misma y entender que estoy acá por mi trabajo. Me di cuenta que en realidad soy una buena jugadora y puedo manejar las emociones en muchas situaciones”, analizó en la conferencia de prensa posterior a su primer título en Melbourne Park.

Así fue que llegó mejor parada a un nuevo conflicto, ya en 2023 y en medio de la guerra entre Rusia y Ucrania. Marta Kostyuk le negó el saludo en la red tras su encuentro de primera ronda de Roland Garros y Lesia Tsurenko, otra ucraniana, no se presentó a enfrentarla en Indian Wells porque supuestamente estaba lesionada, pero luego su entrenador dijo que fue porque no quería cruzarse con alguien involucrado en la guerra.

«Muchas personas me odian sin razón. Yo no hice nada. Fue realmente difícil para mí porque nunca me había enfrentado a tanto odio en el vestuario. Hay muchos enemigos en Instagram cuando perdés partidos, pero en el vestuario nunca me había enfrentado a eso», señaló, entre sorprendida e indignada.

🎾🖤 Aryna Sabalenka entrena en las pistas auxiliares del Hard Rock Stadium de Miami

👉 @TennisChannel informó que jugará el torneo, pero no concederá ninguna rueda de prensa

✨ Esta madrugada ha fallecido su pareja, exjugador de la NHL, a los 42 añospic.twitter.com/hQmxMhho7o

— Carrusel Deportivo (@carrusel) March 19, 2024 Ahora la vida la pone a nueva prueba nuevamente. Sabalenka eligió el tenis como el modo de atravesar el dolor, por eso ya se entrenó en Miami y se prepara para el debut ante Paula Badosa. Avisó que no dará conferencias de prensa y se enfocará en lo suyo, con los suyos. Su fortaleza es admirable.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS