13.2 C
San Fernando del Valle de Catamarca
jueves, 30 mayo, 2024

Massa apuesta al apoyo de EE.UU. ante el FMI para traer dólares: las dos incógnitas clave de la negociación

En la búsqueda de un «puente de dólares» para evitar un recrudecimiento de la crisis antes de fin de año, el FMI juega un rol central y el ministro de Economía, Sergio Massa, recibió un guiño desde los Estados Unidos respecto de la negociación para que el organismo adelante los desembolsos previstos en el acuerdo con la Argentina.

En el Ministerio de Economía se hicieron eco de un artículo de la agencia especializada Bloomberg que señaló que el gobierno de Joe Biden «apoyaría acelerar los desembolsos del FMI para la Argentina». Según constató iProfesional, recibieron esta publicación como una buena noticia para las gestiones que llevan adelante.

Según el programa acordado con el Fondo Monetario, la Argentina debe recibir u$s10.600 millones entre junio y diciembre por parte del organismo. La histórica sequía que golpea a las ya deprimidas reservas del Banco Central llevó a Massa a buscar que ese financiamiento se adelante total o, al menos, parcialmente.

No obstante, en ese camino quedan dos incógnitas centrales a despejar. Una tiene que ver con las condiciones que impondrá el FMI al Gobierno para adelantar esos fondos y la otra con la relación que pueda haber entre el desembolso y la negociación de fondo que encaran los funcionarios de Economía, la cual apunta a lograr una revisión general de los objetivos que el acuerdo le impone a la Argentina.

Ambas cuestiones son clave para el contexto político local y el futuro de Massa porque están en la mira de la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien a pesar de su respaldo a la gestión del ministro espera que logre rearmar el acuerdo y aliviar los condicionamiento mientras mantiene el suspenso sobre el eventual apoyo para que sea el candidato presidencial del Frente de Todos.

Massa apuesta al apoyo de EE.UU.: el punto clave que señala el artículo de Bloomberg

El artículo de Bloomberg que fue celebrado cerca de Massa señala, en primer lugar, que el apoyo de los Estados Unidos depende de que el Gobierno pueda «negociar con éxito un nuevo cronograma» con el FMI. En caso de lograrlo, la administración de Biden «apoyaría adelantar los pagos porque ve la necesidad de evitar que la crisis económica de Argentina empeore«, según indica la nota que cita a «funcionarios que pidieron no ser identificados».

Massa apuesta por un apoyo de EE.UU. que ayude en la negociación para adelantar los desembolsos del FMI

La agencia especializada señala que el argumento central del Gobierno ante el FMI pasa por «la severa sequía» que sufre el país la necesidad de contar con los fondos «lo antes posible para domar la crisis», al tiempo que remarca la importancia del apoyo de Estados Unidos «dada su condición de accionista mayoritario del FMI«.

No obstante, el artículo no es del todo benévolo con las gestiones del Gobierno. Y es que también pone de relieve que «negociar una distribución anticipada del préstamo con el personal técnico del FMI no será tarea fácil para Argentina» porque «es probable que el Fondo solicite condiciones que podrían ser difíciles de cumplir para el país, y Argentina tiene un largo historial de incumplimiento de las metas establecidas por el FMI».

En efecto, las negociaciones podrían no resultar del todo como espera Massa si, como trasciende desde hace días, el FMI adelanta apenas unos u$s5.000 millones en lugar de los u$s10.600 que espera el Gobierno. Y por otro lado, una de las condiciones que podría poner el organismo según evalúan en el mercado es que la Argentina acelere la devaluación oficial del peso.

El peso de Cristina Kirchner y la expectativa sobre la gestión de Massa

Este punto, que podría ser central en la negociación, es también clave para el clima interno de la coalición oficialista y para la alianza que mantienen Massa y Cristina Kirchner. Si bien el Ministerio de Economía aceleró el «crawling peg», es conocida la resistencia a una devaluación más fuerte.

Se trata de una condición casi innegociable por parte del kirchnerismo, con la cual no está del todo en desacuerdo el ministro, según deslizaron fuentes del oficialismo a iProfesional. Y es que todos conocen el impacto que podría tener una medida de ese tipo en un contexto electoral que ya es suficientemente adverso para el Frente de Todos.

Por otra parte, Cristina Kirchner espera que Massa pueda lograr una revisión de las metas económicas del acuerdo que se firmó con el FMI más amplia que el último cambio que aceptó el organismo sobre la acumulación de reservas.

Las condiciones que ponga el FMI podrían generar ruido en la alianza política entre el ministro y Cristina Kirchner 

Lo dejó en claro durante su «charla magistral» en La Plata, donde pidió «revisar las cláusulas» sobre las condiciones que le impone el FMI al país como parte del acuerdo firmado en 2021, al que calificó de «inflacionario» porque, según dijo, todos los programas del organismo son una «política enlatada» para cualquier país. En cualquier caso, Massa no necesita escuchar los discursos de la vicepresidenta: hablan casi a diario sobre la marcha de la economía.

Hacia allí apuntan las gestiones ante los técnicos del FMI que llevan adelante el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, y del jefe de asesores, Leonardo Madcur, bajo el monitoreo permanente de Massa. Nadie sabe todavía si podrá lograrlo. Esas dudas llegan también al extranjero, donde no pierden de vista la coyuntura local.

Las elecciones y la oposición: un factor que no pasa desapercibido en EE.UU.

El artículo de Bloomberg tiene un párrafo que se destaca por su relación con el clima político nacional. Además de recordar la «historia complicada» que tiene la Argentina con el FMI, señala que el país «también se enfrenta a unas elecciones presidenciales volátiles este año».

En ese contexto, indica la nota periodística, «la oposición podría considerar que aceptar un programa financiero más flexible favorece al gobierno antes de las elecciones de octubre». La observación resulta llamativa si se tiene en cuenta el cruce que hubo días atrás entre el oficialismo y parte de Juntos por el Cambio.

Desde el Frente de Todos habían acusado a economistas de la oposición de hacer lobby ante el organismo para bloquear posibles desembolsos con una motivación electoral. Precisamente, la de no beneficiar al Gobierno en plena campaña.

Por otra parte, Bloomberg recordó que Argentina «es el mayor prestatario del FMI y tiene una historia complicada con el fondo después de que 22 programas diferentes en cerca de 70 años hicieron poco para arreglar una economía propensa a las crisis».

También señaló que el programa actual ya se incumplió y que «es probable que el Gobierno no cumpla con los objetivos clave hasta fines de marzo, mientras que la inflación anual alcanzó el 104% y el peso se desplomó en los mercados paralelos».

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS