14.9 C
San Fernando del Valle de Catamarca
miércoles, 4 octubre, 2023

Elecciones 2023: desopilante cumbre del PRO y la polémica feudal también pega en la Ciudad

Después de dos horas de hermética reunión, Federico Angelini y Cristian Ritondo fueron los voceros de la última cumbre del PRO, en el barrio del Palermo. Ante decenas de periodistas, intentaron lo previsible: inconmovibles antes las consultas de la prensa, hablaron de un «encuentro positivo», de la intención de «avanzar en acuerdos» y resaltaron la «unidad».

Hasta que una pregunta más concreta, sobre la alternativa de llevar uno o varios postulantes amarillos en la Ciudad para enfrentar al radical Martín Lousteau, motivó una respuesta desopilante: «Se acordó trabajar para que gane el candidato del PRO». Es como que Riquelme tuviera que aclarar que trabaja «para que el próximo partido lo gane Boca».

Después de que en público tanto Mauricio Macri como Horacio Rodríguez Larreta aseguraran que habría un único candidato del PRO en la Ciudad, el sincericidio de los voceros blanqueó lo evidente. Hoy ni siquiera ese principio básico está garantizado. El ex presidente está jugado a la candidatura de su primo Jorge, funcionario de Larreta; el jefe de Gobierno apuesta por otro ministro, Fernán Quirós. Y los dos, que vienen en sentido contrario, decidieron acelerar a fondo.

Algunos sugirieron que María Eugenia Vidal sea ungida como prenda de unidad. Hasta ahora no lo lograron. El PRO se ve así enredado con una pelea distrital que impide avanzar en otros acuerdos. Y lo más peligroso: ante un Gobierno que no hace pie y cae en las encuestas, no logra capitalizar esa caída. Incluso también está sufriendo su propia fuga de votos. Javier Milei les manda las gracias.

«Mauricio está cegado en esta pelea. Le sale más el calabrés que el ingeniero, no veo que haya vuelta atrás con Horacio. El no concibe que se pierda la Ciudad. Y para el Pelado, si eso le permite llegar a la presidencia, no tiene problemas en entregarla», revela descarnadamente ante Clarín un dirigente que trabajó (y muchos años) con ambos.

«Para mí, el Pelado va a jugar con todo a Quirós, para intentar que se bajen él y Jorge, y que quede María Eugenia. Pero yo veo lejos esa chance«, analiza otro funcionario que estuvo en la cumbre de Palermo.

¿No es desmesurado arriesgar el armado de una coalición que puede volver a gobernar el país por una elección local?, le pregunta Clarín a otro dirigente del PRO que también jugará en una boleta este año. «Mirá, manejar la Ciudad le permitió a Macri financiar dos campañas para Presidente. No te equivoques. No es una caja más«, responde y pide pasar rápido a otro tema.

El debate sobre los feudos

Macri quedó metido también esta semana en un debate complejo sobre los «feudos provinciales». Antes de entrar a la reunión del PRO, y consultado por los comicios del domingo previo en Misiones, Jujuy y La Rioja, el ex presidente habló de «feudos» y «elecciones poco representativas».

Enseguida se le fue al cuello uno de sus principales enemigos internos, el radical Gerardo Morales, que venía justamente de festejar un triunfo en Jujuy… abrazado a Larreta y Lousteau. El gobernador, pícaro, había presentado en el escenario a Lousteau como «el futuro sucesor» de Larreta en la Ciudad. Para Macri y el PRO fue demasiado.

De todos modos, el ex presidente intentó luego apagar esa pelea aclarando que se refería más bien a La Rioja, gobernada por el peronismo desde antes y después de la última dictadura.

Algunos dirigentes, propios y rivales, buscan embarrar a Macri en la pelea. Y se preguntan si no es de «feudal» haber avalado la mudanza de su primo -intendente aún con licencia en Vicente López- a la Ciudad, para volver a instalar el apellido en el distrito.

¿No pudo el PRO en todos estos años generar otra alternativa? Si vuelve Vidal al Ejecutivo porteño, tras su paso por la Gobernación bonaerense, ¿no sería lo mismo que el cordobés Juan Schiaretti sea en el futuro gobernador de Santa Fe o San Luis?

Preguntas que incomodan.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS