12.1 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 2 julio, 2022

Mendoza: polémica por una ley que prohíbe a los anestesistas renunciar al Estado

Un conflicto salarial entre médicos anestesiólogos y el gobierno de Mendoza derivó en la aprobación exprés de una ley provincial que prohíbe las renuncias de los profesionales por cuatro meses para reactivar las más de 5 mil operaciones retrasadas y acelerar la capacitación de nuevos anestesiólogos.

Para los profesionales, que llevan 80 días de un conflicto salarial que derivó en la renuncia de 68 anestesiólogos, es una norma inconstitucional y amenazan con frenarla en la Justicia.

La ley permite la suspensión de la matrícula profesional de quienes no retomen el servicio, incluso aquellos que recientemente han renunciado, y convoca a anestesistas jubilados para cubrir las guardias vacantes.

La emergencia en el servicio de anestesiología fue publicada este jueves en el Boletín Oficial de Mendoza, a través del decreto 9391. El proyecto de ley fue presentado el viernes 13 de mayo a la Legislatura y el martes pasado, dos días hábiles después, aprobada en Diputados y Senadores provinciales.

Declara la emergencia en la especialidad de anestesiología, en todos los servicios sanitarios del sector público de Mendoza, por el plazo de 120 días, con posibilidad de prórroga por otro período igual por única vez. Los anestesiólogos no pueden renunciar y deben retomar sus empleos estatales.

El objetivo, fundamenta la ley, es “asegurar a la población el acceso a los servicios de anestesiología de forma equitativa y oportuna”. Y aplicable a todos los anestesiólogos estatales, independientemente de su forma de contratación, incluidos los profesionales del Sistema Provincial de Residencias.

Conflicto salarial

“Este proyecto atenta contra la libertad del trabajo, quieren hacernos trabajar de manera forzada bajo pena de suspender la matrícula por remuneraciones bajísimas, respecto al resto del país”, dijo Arturo Salassa, vocero de los anestesistas.

Los profesionales autoconvocados piden ganar 65 mil pesos por guardia por fin de semana y 50 mil, durante la semana. Estas cifras, según argumentan, son los valores que ganan sus colegas que hacen las mismas tareas en San luis y San Juan.

Para la ministra de Salud, Ana María Nadal, estos profesionales buscan “una posición de privilegio respecto a otros profesionales de la salud que realizan tareas de igual o mayor criticidad y complejidad”.

Y sospecha la funcionaria que al recibir salarios diferenciados del resto, pretenden “privatizar el servicio de anestesia con un costo un 139% mayor a lo que hoy se invierte, concentrando las ganancias en un grupo reducido de profesionales y poniendo en riesgo las finanzas del sistema sanitario”.

La ley también permite al Ministerio de Salud a convocar a ex residentes de la especialidad de anestesiología o profesionales anestesiólogos que hayan prestado servicios en el Estado en los últimos cinco años.

“Por esta actitud corporativa de abuso ante una posición dominante, las cirugías programadas se han reducido 40% en comparación a los períodos normales”, explicó la ministra Nadal.

Según datos del Ministerio de Salud, existen en Mendoza 229 anestesiólogos con matrícula activa, solo 61 con cargos de planta estable. Este año, 68 profesionales han comunicado su voluntad de no renovar los contratos de prestación de servicios que mantenían vigentes en el subsector público.

Los residentes de la especialidad también se han visto afectados, según la denuncia del oficialismo: “En la provincia hay 39 anestesistas residentes que no pueden completar sus estudios debido a que los anestesiólogos en funciones no quieren capacitarlos”.

La Asociación Mendocina de Anestesiología (AMA), dijo que los legisladores que votaron a favor, son “responsables solidarios junto al Ejecutivo de cualquier evento que como consecuencia de esta ley ponga en riesgo la vida de un paciente”.

Mendoza. Corresponsal

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS