12.7 C
San Fernando del Valle de Catamarca
viernes, 20 mayo, 2022

Por la sequía y la inflación, esperan menos dólares y bajo crecimiento en 2022

Como un subibaja, después de caer 9,9% en 2020 y repuntar un 10% en 2021, la economía registrará este año un bajo nivel de crecimiento y un menor ingreso de dólares genuinos por la sequía, la inflación y un eventual acuerdo con el FMI, un combo que repercutirá en las exportaciones, el nivel de actividad y el gasto público.

En ese marco, los analistas esperan una expansión del PBI del 2,21% en promedio, en gran parte por el “arrastre estadístico” de la recuperación del año pasado. Esto hace que al comparar el 2022 contra el año previo en promedio los números muestren un crecimiento, cuando en realidad se espera que la economía entre en un virtual estancamiento, según las consultoras.

Uno de los vientos de frente que entró en escena en los últimos días es la seca. Producto de la ola de calor y la falta de lluvias, la Bolsa de Cereales estimó un recorte en sus estimaciones de la cosecha de 8 millones de toneladas de maíz y 5 millones en el caso de la soja, equivalente a US$ 4.800 millones (1% del PBI potencial).

“Hay que mirar qué va a pasar con la cosecha de soja que viene en abril y que por los bajos niveles de agua viene en riesgo. Para tener idea, la sequía terrible de 2018 tuvo un impacto de hasta casi 2 puntos del PBI entre efecto directo e indirecto, esto impacta en el crecimiento“, dijo María Castiglioni, directora de CyT. Allí, prevén que la actividad suba 2,7% en 2022.

A la cuestión climática, se sumará la caída prevista de los precios internacionales, después de que la soja alcanzara el récord de US$ 600 en mayo pasado. Según EcoGo, ambos factores harían descender las exportaciones en US$ 6.700 millones, lo que reducirá la oferta de divisas y empujará mayores restricciones a las importaciones.

Por ese motivo, la consultora pasó de estimar una suba del 0,5% a un retroceso del 0,7% en 2022. “El 2021 dejará un arrastre del 2,7%, pero la economía no crecerá por la restricción de los dólares. La falta de oferta de divisas te obliga a más cepo y más brecha, hasta que terminás soltando el tipo de cambio dentro del cepo”, dijo Sebastián Menescaldi, director asociado de EcoGo.

Otro de los elementos que sumará presiones es una posible aceleración de los precios en un año con un dólar subiendo más rápido -aún por detrás de la inflación- y en el que se espera un ajuste en las tarifas. Pese al uso de esas anclas, el IPC de diciembre subió 3,5% mensual y 50,9% interanual, el segundo récord en los últimos 30 años después del 53,8% registrado en 2019.

Para el Ieral, la dinámica inflacionaria hace que el ciclo de “stop and go” que antes se daba entre años pares e impares ahora ocurra cada trimestre después de una expansión fiscal y monetaria. “Los motivos de la aceleración es la emisión de más de 1 millón de millones de pesos en el cuarto trimestre”, señaló Jorge Vasconcelos, economista jefe del instituto.

Pese a que el ministro de Economía, Martín Guzmán, prevé una expansión del 4% del PBI, el Banco Mundial anticipó la semana pasada un panorama pesimista y estimó un crecimiento del 2,6% en 2022. El informe consideró que la “alta inflación”, junto con los controles de precios y capitales, atenuarán la inversión y el recorte del “estímulo fiscal” ralentizará el consumo privado.

El pronóstico se conoció en medio de las tensiones con el FMI, cuyo staff exige una aceleración de la reducción del déficit. Justamente, lo que se defina afectará el nivel de actividad. Si hay un acuerdo, por un mayor ajuste de las cuentas públicas. Y en caso de un default, por las tensiones derivadas de no poder cubrir los vencimientos de deuda.

Será difícil crecer con más de 50 puntos de inflación, con contracción fiscal e incertidumbre que prevemos que durará todo el primer trimestre del año”, dijo Guido Lorenzo, director de LCG.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS