20.4 C
San Fernando del Valle de Catamarca
jueves, 11 agosto, 2022

Sin avances con el FMI, el riesgo país sube a 1848 puntos básicos y el dólar blue vuelve a $ 209

El riesgo país sigue en busca de su techo. Este jueves avanza 0,8% y llega a 1848 puntos básicos, el registro más alto en los últimos 45 días, ya que el 29 de noviembre había tocado los 1869 puntos.

La falta de avances en las negociaciones con el Fondo Monetario​ empujan al alza al indicador de JP Morgan que mide el sobre costo de la deuda argentina. Los bonos argentinos, que ya perdieron 8% en lo que va del 2022, arrancaron hoy con retrocesos en torno a 0,5%.

En paralelo, el dólar blue sube cincuenta centavos en esta rueda y vuelve a los $ 209 que había tocado ayer, antes de cerrar en $ 208,5. Así queda solo a un peso del récord de $ 210 al que llegado en el final de 2021.

Con esta cotización, la brecha con relación al dólar mayorista se ubica en 101%. El tipo de cambio oficial para bancos y empresas es de $ 103,76, un avance de ocho centavos con relación al cierre de ayer.

El minorista promedia $ 109 en los bancos, y con los recargos e impuestos llega a $ 179. 

De este modo, en lo que va del año, el dólar oficial aumentó 0,9%. Si bien se mueve ligeramente por encima del ritmo del 2021, cuando subió apenas 22% contra una inflación de 51%, sigue corriendo por atrás de los precios.

Según la consultora Gabriel Rubinstein y Asociados (GRA) “el BCRA consolida un ritmo de devaluación diario (mensualizado) del 1,9%. A este ritmo el atraso cambiario se profundizaría“.

Los dólares financieros arrancaron mixtos. El MEP sube 0,6%, a $ 203,18, mientras que el contado con liqui baja 0,1%, a $ 210,94.

Las demoras en torno al acuerdo potencian el nerviosismo de los mercados de cara a los vencimientos de deuda que Argentina debe enfrentar en los próximos meses, que suman US$ 5.542 millones en el primer trimestre. El punto de no retorno es el 22 de marzo, cuando hay que cubrir un vencimiento de US$ 1.900 millones con el FMI.

“Con las diferencias sobre el sendero fiscal ya sobre la mesa, tras los contactos entre los equipos técnicos, ahora sería la política la encargada de definir la estrategia en vista al 22-M”, consigna el economista Gustavo Ber.

“Esta incertidumbre inquieta a los operadores que venían inclinados a considerar que un acuerdo -incluyendo una hoja de ruta económica para ir corrigiendo desequilibrios- era el escenario más probable. Ahora crecen las chances de que el mejor resultado podría ser conseguir postergar los vencimientos hacia adelante, a fin de evitar incumplimientos”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS