20.9 C
San Fernando del Valle de Catamarca
domingo, 14 agosto, 2022

¿Luis Miguel estuvo a punto de perder un brazo?

Luis Miguel suele ser carne de rumores y versiones jamás confirmadas. Ahora, una revista mexicana asegura que el año pasado el cantante estuvo a punto de perder un brazo, una trascendido sin demasiado sustento pero que corrió como reguero de pólvora por las redes sociales.

El domingo 4 de julio del año pasado se supo que Luis Miguel tuvo que ser ingresado de urgencia en el hospital de Santa Mónica, en Los Ángeles, donde le operaron inmediatamente del hombro, luego de una impactante caída sobre esa parte del cuerpo.

Es sabido lo celoso que es con los detalles de su vida privada el Sol de México. Tanto es así que cuando supo que su ingreso hospitalario había transcendido a la prensa, pidió el alta voluntaria para volver al hotel en el que se hospedaba y terminar de recuperarse en la intimidad junto a su círculo más cercano.

Luis Miguel tiene una vida enigmática.

Gangrena y nueva operación

Ahora, la revista mexicana TV Notas publica una entrevista firmada por Carlos Alfredo Monjaraz a un supuesto amigo del Rey Sol, de quien no se da el nombre. Ahí, este allegado asegura que el cantante no se cuidó en la recuperación y sufrió severas complicaciones tras la operación.

Siempre según el relato de esta fuente anónima, después de ese accidente doméstico los médicos le habrían pedido a Luis Miguel que hiciera sesiones de rehabilitación.

Ahí habría estado el problema: Luis Miguel no habría cumplido con esa orden médica, y entonces su situación se complicó. A principios de diciembre le habría aparecido una gangrena en el brazo, pero otra operación habría logrado salvárselo. Después de eso, ya aprendida la lección, el cantante de 51 años habría hecho la rehabilitación correspondiente.

Luis Miguel. Las versiones dicen que le habría aparecido gangrena en uno de sus brazos.

El final de la serie

Lo último que se había sabido de Luis Miguel giraba en torno a la tercera temporada de su serie biográfica, que se vio a fines del año pasado en Netflix. Había generado polémica sobre la veracidad o no del guión. Por eso, el propio cantante había abandonado su habitual mutismo e hizo un posteo al respecto en sus redes sociales.

La tercera temporada transcurrió otra vez en dos líneas temporales, una a fines de los ’90, donde se veía a la estrella queriendo conquistar el mercado anglosajón y conociendo a Mariah Carey, con quien tuvo un romance de tres años. Y la otra más cerca de este presente.

En resumen: según lo visto en la serie, en los 2000, Luismi exploró nuevas facetas y mercados para su carrera. Mientras que años después, en tanto, se enfrentó al riesgo de perder lo que ha construido por más de 40 años, un conflicto económico que incluye a su exrepresentante.

La palabra de Luis Miguel

Diego Boneta como Luis Miguel, en la serie de Netflix.

Frente a las repercusiones que tuvieron los últimos seis capítulos de la tercera temporada, Luismi escribió una aclaración en su cuenta de Twitter. “La serie de Netflix es ficción. No es 100% verdad. Basada en hechos reales”, escribió el intérprete de Hasta que me olvides, para sorpresa de sus fans.

Antes del estreno, Diego Boneta, que interpreta al cantante, había opinado en en diálogo con Clarín: “Podría decir que es la temporada más atrevida, más arriesgada. Se muestra a un Luis Miguel en su mejor momento y también en su momento más bajo, lo cual hace que el contraste sea muy interesante, que crea un conflicto narrativo muy fuerte también​”.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS