20.9 C
San Fernando del Valle de Catamarca
domingo, 14 agosto, 2022

El giro que podría dar la novela de Djokovic tras sus declaraciones: deportación y sanciones en Serbia

Errores humanos. Con ese argumento intentó justificar el número uno del tenis masculino Novak Djokovic las irregularidades cometidas en su declaración jurada para entrar a Australia y responsabilizó a sus agentes por esas falencias. Ahora, más allá de la posible deportación que continúa evaluando el gobierno australiano, es plausible de sanciones por no cumplir con las normas sanitarias tampoco en Serbia donde acudió a una entrevista a pesar de saber que ya había contraído Covid-19.

El número uno del mundo salió al cruce este miércoles a través de un comunicado en las redes sociales de lo que definió como “continuas desinformaciones” pero admitió haber acudido a una entrevista con un medio francés el 18 de diciembre, un día después de conocer que era positivo de la covid-19.

“Me sentí obligado a acudir a la entrevista con L’Equipe para no dejar tirado al periodista, pero mantuve distancia social y mascarilla todo el tiempo, excepto durante las fotografías. Al regresar a casa me aislé y reflexioné”, detalló el serbio de 34 años en su cuenta de Instagram.

Djokovic reconoció que cometió un “error de juicio” y que “tenía que haber pospuesto la cita”. Al mismo tiempo dio sus argumentos sobre otras dos presencias que generaron revuelo, en un partido de básquetbol de la Euroliga dos días antes de la prueba de PCR y un evento público con jóvenes tenistas el día posterior al testeo.

Djokovic, en un evento con jóvenes talentos en Belgrado, un día después de realizarse la prueba PCR que dio positiva.

“Era asintomático y me sentía bien y no recibí la notificación de mi test PCR positivo hasta después de ese evento”, aseguró Nole.

El jugador, que busca ganar su décimo título en el Abierto de Australia y obtener su vigésimo primer Grand Slam para superar a sus rivales Roger Federer y Rafael Nadal (tienen la misma cantidad) ahora deberá afrontar las posibles consecuencias de dos cuestiones, lo que denominó “errores humanos” en la presentación de la declaración jurada y el no cumplimiento del aislamiento al saberse un caso positivo.

En este sentido, la primera ministra serbia, Ana Brnabic, advirtió de que si Djokovic no cumplió la cuarentena de 14 días por contagiarse de Covid ello supondría “una grave violación” de las leyes del país.

Djokovic se hizo una PCR el 16 de diciembre, pero aseguró que no conoció el resultado hasta el 17, pese a que los documentos del laboratorio que realizó la prueba indican que informaron del positivo apenas unas horas después de hacerse la prueba.

“Si eres positivo, tienes que aislarte”, dijo Brnabic en una entrevista con la BBC. “No sé cuándo recibió los resultados y cuándo los vio. Esa es una zona un poco gris que solo puede responder Novak”.

La primera ministra aseguró que, de demostrarse que el tenista incumplió las normas sanitarias nacionales, tendrá que enfrentarse a las autoridades y a los organismos médicos encargados de redactar dichas legislaciones.

Las penas para estos casos podrían llegar a incluir una condena a prisión de hasta cinco años, según advierten en los medios serbios.

Djokovic se encuentra ya en libertad en Australia tras el escándalo por su visado y la polémica generada en torno a su política antivacunas. Si bien ya pudo entrenarse en Melbourne Park pensando en el inicio del Abierto de Australia el 17 de enero, sigue a la espera de conocer la decisión del ministro de inmigración, Alex Hawke, que tiene autoridad para para cancelar el visado del serbio y pedir su deportación otra vez. Si se hiciera efectiva, podría incluir la sanción de tres años sin poder entrar a Australia.

Brnabic apuntó que espera que Djokovic pueda quedarse en Australia y disputar el torneo, pero aclaró que no está de acuerdo con la decisión del serbio de no vacunarse.

“Lo que me importa es que apoyamos a Novak pero, al mismo tiempo, tanto para el país como para mí, la vacunación es algo muy importante y la única forma de acabar con esta pandemia”, dijo la primera ministra.

Sobre la declaración jurada en el viaje, Djokovic remarcó en su descargo que fue presentada en nombre suyo por su equipo de trabajo.

“Mi agente se disculpa sinceramente por el error administrativo por seleccionar la opción incorrecta”, dijo. “Fue un error humano y de ninguna manera deliberado. El equipo ha proporcionado información adicional al gobierno de Australia para aclarar este asunto”.

El asunto ahora es si el tenista tiene una exención válida respecto de las reglas que exigen a cualquier persona que viaja a Australia haberse vacunado.

El nuevo dictamen podría demorarse unos días mientras al mismo tiempo el sorteo para determinar los cuadros del Abierto de Australia se realizará el jueves e incluirá al número uno del mundo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS