20.4 C
San Fernando del Valle de Catamarca
jueves, 11 agosto, 2022

Argentina, una guerra y Hollywood: 3 claves en la historia del actor de Dirty John

Eric Bana, protagonista de la exitosa serie de Netflix Dirty John, tiene un origen multiétnico y una rama que lo liga a la Argentina. Se trata de un curioso detalle del árbol genealógico del reconocido actor de Hollywood que también brilló en películas como The Hulk, Troya y Múnich, en línea con las olas migratorias que caracterizaron el siglo XX.

Eric Banadinović nació el 9 de agosto de 1968 en Melbourne, Australia. El actor de Hollywood fue producto del proceso histórico que obligó a millones de personas a emigrar a mediados del siglo XX hacia el -en ese entonces- nuevo y pujante mundo, un suceso que provocó uno de los mayores desplazamientos de personas de la historia reciente.

El actor australiano Eric Bana protagonizó la película Troya junto a Brad Pitt.

Series: las ganadoras del 2021 y lo que se viene

Hijo de un croata y de una alemana, el actor es fruto de un crisol de etnias indoeuropeas de países que expulsaron a una gran parte de su población a partir de las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial. “Siempre he estado orgulloso de mi origen, que tuvo una gran influencia en mi educación. Invariablemente he estado en compañía de personas de origen europeo”, manifestó el australiano en una entrevista con The Mail on Sunday.

Criado en Tullamarine, en los suburbios de la cosmopolita Melbourne, el actor que dio vida al carismático y estafador John Meehan de la serie Dirty John del gigante de streaming manifestó haber sido discriminado en su niñez debido a sus orígenes al ser llamado wog, una palabra muy utilizada en los sesenta que refiere manera despectiva al origen mediterráneo de algunos australianos, algo mal visto en un país colonizado y conformado originariamente por anglosajones. 

“Fue una época en Australia. Mi padre tuvo que soportar mucho racismo”, dijo en una oportunidad. En esa línea, destacó que su padre, quien llegó a ser gerente de logística de la empresa Caterpillar, “era una persona increíblemente positiva que probablemente pasó momentos duros en el trabajo”. Justamente es la rama paterna la que vincula al actor con la Argentina.

El lazo argentino del actor de Dirty John, Eric Bana

Cerca de 35 mil croatas llegaron a Argentina en la década de 1950, en su mayoría exiliados por motivos políticos.

El lazo que une al reconocido actor de Hollywood con nuestro país se remonta a la década de 1950, a cinco años del fin de una de las guerras más sangrientas de la historia de la humanidad, cuyas pérdidas humanas y económicas obligaron a cientos de europeos a emigrar en busca de oportunidades.

Entre los destinos más populares, además de la potencia mundial Estados Unidos se encontraban Australia y Argentina, dos caras del nuevo mundo con economías en auge a partir del crédito a favor que contaban con la mayoría de los países europeos luego del flagelo de la Segunda Guerra.

En aquellos años, el abuelo paterno de Eric Bana, Mate Banadinović, fue uno de los cerca de 35 mil croatas que emigraron hacia Argentina en 1950, muchos de ellos por motivaciones políticas hacia el ocaso del fascismo europeo, mientras que su esposa se trasladó a Alemania y más tarde a Australia llevando consigo a su hijo Iván, quien posteriormente se convertiría en el padre del actor de Dirty John.

Yulia Peresild es la actriz rusa que le ganó a Tom Cruise, a Elon Musk y a la NASA

Poco se sabe del abuelo nacido en Croacia que decidió probar suerte en la región pampeana de nuestro país. PERFIL consultó con fuentes de la comunidad croata, entre ellas la organización que realizó un censo a fines del 2020, pero no pudieron constatar qué fue de la vida del abuelo paterno del actor en Argentina, dado que es posible que su nombre haya sido modificado al ingresar al país, al igual que ocurrió con tantos otros cuyos apellidos fueron “españolizados”.

“La mayoría de los censados no ha formado parte de ninguna asociación croata y asisten ocasionalmente a eventos sociales, culturales o religiosos. Hay mucho interés por conocer el idioma, actividades culturales, artísticas, culinarias, sociales y empresariales, entre otras”, expresó Jelena Nadinić, miembro del Consejo de Gobierno de los croatas fuera de la República de Croacia.

Lo cierto es que en esa época el Estado argentino no distinguía los conceptos de nacionalidad y ciudadanía, por lo que los registros de los inmigrantes de esa tierra se identificaban con los distintos imperios que dominaron la actual Croacia, desde el imperio Austro-húngaro -disuelto post Primera Guerra Mundial- o Yugoslavia, desde la época del Reino hasta su advenimiento en una república soviética, disuelta en 1991.

cp

También te puede interesar

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS