23.2 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 4 febrero, 2023

Para los tributaristas, el impuesto a la Herencia sería confiscatorio

Para los tributaristas el impuesto a la herencia podría terminar siendo confiscatorio. Los expertos advierten que por cómo está armado el sistema tributario argentino, los contribuyentes pagarían tres veces sobre los mismos ingresos: primero Ganancias, después Bienes Personales y ahora, si prospera la iniciativa del Gobierno, el impuesto a la Herencia.

“El nuevo Consenso Fiscal habilitó a las provincias a aumentar Ingresos Brutos, y a propugnar crear un impuesto a la transmisión gratuita de bienes, impuesto patrimonial que hoy existe en provincia de Buenos Aires y grava a los herederos, donatarios o legatarios de bienes con alícuotas que van desde el 1,6026 %, hasta cerca del 8,784%”, detalla el tributarista Mariano Ghirardotti.

Segun consignó el especialista Guillermo Poch, “Argentina es uno de los pocos países con tres imposiciones. El impuesto a la herencia se aplica en países como Estados Unidos y España. Allí puede resultar equitativo porque distribuye riqueza, pero en Argentina se convertiría en lesivo porque ya se viene pagando un impuesto al patrimonio”. 

El 2022 va a ser un año de mayor presión fiscal con impuestos distorsivos como Ingresos Brutos o que se superponen como el impuesto a la Herencia con Bienes Personales, lo que  podría terminar siendo confiscatorio. Y esto ocurre en un escenario donde según el Banco Mundial Argentina está en el penúltimo lugar respecto de la presión fiscal sobre las empresas. Cuando el promedio es un peso de los impuestos del 40%, la Argentina está en el 106%“, sostiene el tributarista Cesar Litvin.

Para Gabriel Hermida, socio de Auren Argentina, el Gobierno busca subir la presión impositiva en medio de un acuerdo de consenso fiscal “extorsivo”.

“Tras el fracaso del Presupuesto, Alberto Fernández busca extorsionar a los gobernadores diciendo que los libera para aumentar impuestos que en definitiva van a perjudicar a los consumidores. Y la frutilla del postre es que habilita a las provincias a gravar con un impuesto a la herencia o cualquier otra trasmisión que implique un enriquecimiento patrimonial a título gratuito”.

“Con esto los gobernadores van a buscar recuperar parte de los $180.000 millones que van a perder por la caída del Presupuesto. Hay una doble tributación que empeora porque se aumentan las alícuotas de Bienes Personales. Así, a una persona que tiene una casa propia y un departamento del que busca sacar una renta, lo que perciba de alquiler no le va a alcanzar para pagar Bienes Personales. Y ahora sobre eso quieren cobrar impuesto a la herencia. Es un desastre total que repercute en los consumidores“.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS