23.2 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 4 febrero, 2023

La historia del Chewbacca de Munro, el fanático de Star Wars que superó la enfermedad de su hijo y decidió emprender una misión solidaria

Rodrigo Remón tiene 46 años y le da vida al guerrero wookiee, el personaje más querido por los fanáticos de la saga de George Lucas. Empezó con su personaje después de la operación de su hijo en el Hospital Garrahan.

“Desde que soy chico soy fan de Star Wars. Tengo muchos recuerdos como ver las películas en los cumpleaños en Super 8. En mi infancia tuve mis primeros muñecos y me convertí en coleccionista con el correr del tiempo”, explica Rodrigo Remón a TN.

La historia de cómo un día decidió ponerse en la piel de Chewbacca comenzó hace unos años a partir de una situación familiar. A su hijo más grande, Felipe, que nació en Singapur, le detectaron una alteración genética llamada síndrome de Williams.

Leé también: La primera Navidad en familia: tres hermanitos cumplieron el sueño de seguir juntos y van a pasar las fiestas con sus padres adoptivos

“Vivimos allá 4 años. Cuando nos enteramos de esta situación y como allá no lo podían atender, viajamos a Buenos Aires para que lo trataran en el Hospital Garrahan. Tuvimos que hacerle una intervención quirúrgica importante. Fue una época muy difícil pero gracias a Pablo Garcia Delucis, jefe de Cirugía Cardiovascular del Garrahan y otros grandes profesionales, la operación salió bien y hoy mi hijo hace una vida como cualquier otro chico”.

Rodrigo Remón

Mi deseo era poder devolverle a estas instituciones todo lo que hacen por los chicos e hicieron por mi hijo.

Según recuerda Rodrigo, en una de las consultas en el hospital se encontró con los personajes de La Guerra de las Galaxias: “Eran exactos, como siempre los había soñado en persona. Empecé a averiguar quiénes eran porque iban a visitar a los chicos que estaban internados”.

Así fue como conoció a “Las Legiones” y decidió que su misión sería tener algún día un traje para realizar acciones solidarias también: “Mi deseo era poder devolverle a estas instituciones todo lo que hacen por los chicos e hicieron por mi hijo”.

Rodrigo Remón es fanático de StarWars y le da vida al guerrero wookiee, el personaje de la saga de George Lucas. Foto: TN.

Remón es diseñador gráfico y trabaja en una tecnológica como Product Designer: “El lado artístico siempre me acompañó, desde chico soñaba con tener un personaje como el de las películas en tamaño real”.

Uno de los tres Chewbaccas del mundo

Fue ese el momento en el que comenzó esta misión de los trajes de Star Wars: ”El verdadero desafío surgió cuando empezó la pandemia, que murió Peter Mayhew – el actor que hacía de Chewbacca- y pensé en hacerle un homenaje a él y también para el personaje más querido de toda la saga”

“El proyecto Chewbacca” como lo llama Rodrigo, es especial porque el personaje es diferente al resto. “Todos los demás se hacen a partir de un molde y Chewbacca tiene 95 por ciento artístico. Hay que coser pelo por pelo, diseñar la cara -la máscara que se hace en fibra de vidrio-. También le instalé un sistema de sonido que lo ideé tomándolo de una máscara de niño”.

Leé también: Un lago de Estados Unidos emite sonidos raros y lo compararon con Star Wars

Durante la pandemia de coronavirus Rodrigo trabajó desde su casa. Al tener un poco más de tiempo cuando terminaba sus compromisos laborales se empezó a dedicar al traje: “Fueron 2 años de confección y de diseño. Ideé entre otras cosas unas plataformas con bota de snowboard para que parecieran más reales que los zancos”.

Un traje aprobado por George Lucas Filme

Mi Chewbacca es una réplica del de la película y fue aprobado por Disney. Embarcarse en eso es un proceso tremendo. Tenés guías pero también tiene mucho que ver quién lo hace. Una vez que está terminado, se envían las fotos para su aprobación en Estados Unidos”.

Actualmente, el Chewbacca de Rodrigo está considerado como uno de los tres mejores del mundo aunque, como si eso le quitara algo de valor, Rodrigo aclara que en ese ranking no se cuentan los que se hacen en los estudios de Hollywood: “El mío es uno de los tres mejores de los que lo hacemos en casa y formamos parte de Las Legiones”.

Para Rodrigo es un orgullo argentino, un proyecto gigante de 2 metros 25 de altura que todo el tiempo está perfeccionándose: “El pelo es artificial y el traje lleva cientos de miles de mechones que enhebré en un mallado siguiendo específicamente la guía de colores del personaje”.

Leé también: La inspiradora historia de KR Liu, la líder de Accesibilidad de Google que busca amplificar las voces de las personas con discapacidad

“Hay algo muy especial en el momento de la creación porque uno lo tiene que imaginar con pelos pero cuando lo estas haciendo es un cráneo pelado. Haber logrado las facciones y que tenga los rasgos fue lo que me llevó a este posicionamiento en todo el mundo”, cuenta.

También confiesa que le escriben de todo el mundo para que les haga un Chewbacca a pedido: “Yo les contesto que hice un molde una sola vez, para mí”.

El encuentro con los chicos, una misión cumplida

Durante la pandemia no se podía ir a los hospitales y Rodrigo quería estrenarlo: “En la primera prueba me di cuenta de que era algo impactante. Se me veía por encima de la medianera y los vecinos se quedaban estupefactos”.

Para que la espera no fuera tan larga empezó a hacer videollamadas para fechas como el Día del niño y el impacto fue realmente extraordinario: “Es un peludo de 2 metros 25 que nadie le tiene miedo, sino que todos quieren abrazar. Tenerlo enfrente te das cuenta que es algo increíble y poco usual”

“Cuando empecé a aparecer con Chewbacca en persona fue una hermosa sorpresa. Entendí que hay un ida y vuelta entre persona y personaje que se sostiene gracias a que nunca se sepa que hay una persona adentro. No nos mostramos quienes estamos dentro del personaje, nos apartamos y nos cambiamos para brindar esa experiencia, son recuerdos imborrables que los van a acompañar para toda la vida”, reflexiona.

A la hora de llegar a casa y colgar el traje, Rodrigo explica que está satisfecho: “Con el personaje te enfrentas a situaciones muy difíciles. Si les sacás una sonrisa, cumpliste la misión. Llevar alegría es lo más lindo”.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS