Juan Pablo Schiavi quedó libre y Ricardo Jaime es el único ex funcionario K que sigue preso

0
21
juan-pablo-schiavi-quedo-libre-y-ricardo-jaime-es-el-unico-ex-funcionario-k-que-sigue-preso

El “estímulo educativo”, la misma causa que permitió que Amado Boudou redujera su condena por el caso Ciccone, permitió que los plazos de prisión se achicaran para Juan Pablo Schiavi ex secretario de Transporte. Con condena firme por la tragedia de Once y habiendo alcanzado los dos tercios de la condena, el juez de ejecución penal Jorge Gorini, después del dictamen favorable del fiscal, le concedió a Schiavi la libertad condicional. Así, ya son más de veinte “presos K” los que dejaron la prisión desde que Alberto Fernández llegó a la Casa Rosada y el único ex funcionario preso es Ricardo Jaime, antecesor de Schiavi en el cargo.

“En base a los informes aunados, a las expresiones positivas de la totalidad de las áreas que conforman el Consejo Correccional, al veredicto favorable emitido por el Equipo Interdisciplinario de Ejecución Penal, a la ausencia de otros antecedentes penales condenatorios y la clara observancia de los  reglamentos carcelarios por parte del condenado, es que entiendo que el pronóstico de reinserción social del interno es favorable”, sostuvo el juez Gorini en la resolución al a que accedió Clarín.

El magistrado meses atrás redujo los plazos de la pena de Schiavi, al considerarlo los cursos de “Diplomatura en Escritura Creativa”, “Reparador de Refrigeradores Domésticos”, “Introducción a la Antropología Cristiana”, “Montador eléctrico”, “Forestador, práctico en Injertos” le servían a Schiavi para reducir en 192 días el cumplimiento de su pena. La justicia desestimó otras capacitaciones que la defensa incluyó en un extenso listado enviado a la justicia para tratar de reducir aún más la sentencia. Entre los cursos rechazados estuvieron “Mi propia huerta”, “Jardín vertical”, “Construcción de termotanques solares” y “Cultivo hidropónico en casa”.

Schiavi, acusado de estrago culposo agravado por haber causado la muerte de 52 personas y lesiones en otras 789, dejará así la prisión. Este punto fue remarcado por los familiares que querellan en el caso, al entender que los plazos objetivos del ex funcionarios “están cumplidos”, pero critican que se anticipen los plazos tras la reducción de la pena.

La fiscalía de ejecución penal a cargo de Nicolás Czizik sostuvo en un dictamen y después de analizar diversos informes que “se advierte que Juan Pablo Schiavi ha satisfecho dentro la progresividad un tramo mensurable y positivo, lo que permite verosímilmente vislumbrar una favorable reinserción social”.

Al respecto, el juez Jorge Gorini señaló que no se observa “obstáculo alguno que le impida dar cumplimiento” al pedido de la defensa de Schiavi, y señaló que en “conformidad expresa del representante del Ministerio Público Fiscal, y no habiendo emitido opinión alguna la parte querellante, es que corresponderá incorporar a Juan Pablo Schiavi al régimen de libertad condicional a partir del día de la fecha”.

Desde la querella a cargo de Leonardo Menghini, señalaron que el beneficio concedido al ex secretario de Transporte “es un nuevo golpe a una sociedad carcomida por la corrupción y hastiada de ver delincuentes que salir de las prisiones, después de haber destrozado vidas”. Entendieron que los plazos para acceder a la libertad condicional “se cumplen” pero se llegó a los mismos “disfrazando un supuesto estímulo educativo, favorecen a aquellos que han dejado una herida en la historia argentina imposible de cerrar”.

Entre las condiciones impuestas a Juan Pablo Schiavi que hoy dejará el penal de Ezeiza, se indicó que deberá someterse a la supervisión de la Dirección de Control y Asistencia de Ejecución Penal, “control que se llevará a cabo vía conducto telefónico, por lo que se encontrará exento de momento a comparecer personalmente”, a raíz de los protocolos sanitarios impuestos.

También se exigió como solicitó la fiscalía, que Schiavi deberá realizar “tratamiento psicoterapéutico de seguimiento y contención” quedando bajo criterio de la Dirección de Control y Asistencia de Ejecución Penal, “la asignación de la institución adecuada para ello”, indicó el magistrado.

La condena 

El ex funcionario K ingresó a prisión en octubre de 2018, cuando la Cámara de Casación confirmó la condena dictada por el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2). Fue recién en septiembre del año pasado cuando la Corte Suprema de Justicia, por unanimidad, dio firmeza a esa sentencias acusatoria.

Cuando el máximo tribunal se pronunció al respecto, recordó los hechos de corrupción que rodearon al accidente durante el segundo gobierno de Cristina Kirchner. Señaló que la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal había dado “por verificada la deliberada decisión de las autoridades de TBA (los Cirigliano) de no realizar el mantenimiento de los bienes concesionados, contando con la colaboración necesaria de los directivos de Cometrans SA y, especialmente, de los funcionarios –Secretarios de Transporte- integrantes del gobierno de ese entonces”.

Jaime, Schiavi y otros funcionarios “tenían la obligación de supervisar el control y la fiscalización del sistema de transporte ferroviario, deber que deliberadamente incumplieron; todo lo cual ocasionó un paulatino deterioro del material rodante y la disminución de su vida útil, ocasionándose un enorme perjuicio al patrimonio estatal. Se calificó este suceso como constitutivo del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”.

Por eso se dio por corroborado que hubo una “negligente conducción del maquinista, sino que además encontraba explicación en una diversidad de factores que se encuentran ampliamente descriptos en la sentencia y que responden a las pésimas condiciones en que se explotaba el servicio, a partir de las políticas empresariales verificadas y la ausencia de los controles serios por parte de la Secretaría de Transporte, que representaba un constante peligro para la vida de las personas que a diario utilizaban los trenes que circulaban con un deficitario estándar de eficiencia y seguridad.”

21 “presos K” libres

La salida del Penal de Ezeiza de Schiavi se suma a una extensa lista de ex funcionarios y empresarios vinculados al kirchnerismo que fueron liberados -bajo distintas modalidades- desde que Fernández asumió como presidente de la Nación.

Son cerca de veinte dirigentes sindicales, empresarios y ex integrantes del gabinete de Cristina quienes obtuvieron como José López, Amado Boudou, su socio José María Núñez Carmona, ahora Schiavi, la libertad condicional. Todos ellos tuvieron reducción del cumplimiento de sus plazos bajo la ley del estímulo educativo.

También dejaron la cárcel los empresario Cristóbal López, Fabián De Sousa, Gerardo Ferreyra quien se encontraba con tobillera electrónica bajo arresto domiciliario. Quienes no continúan en prisión pero sí con una morigeración de la pena son Lázaro Báez y su hijo Martín, condenados a doces años y nueve -respectivamente-, por lavado de dinero. 

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA