16.3 C
San Fernando del Valle de Catamarca
domingo, 25 septiembre, 2022

Vidal busca una mayor diferencia y Milei ser la sorpresa

La Ciudad tendrá una batalla política donde hoy se elegirán 13 diputados nacionales por el distrito con un antecedente clave para Juntos por el Cambio: se renuevan aquellos que ingresaron en 2017 cuando Elisa Carrió y Martín Lousteau fueron en boletas separadas (diez en total). Eso supone que la boleta que encabeza María Eugenia Vidal tendrá la difícil misión de intentar cosechar los votos de las distintas expresiones del frente que sumó a Republicanos Unidos con Ricardo López Murphy como figura y cuarto candidato en la boleta. Todo con el apoyo de las figuras nacionales de JxC y del PRO, más el aparato del Gobierno porteño.

Las otras fuerzas que competirán hoy en Capital Federal serán el kirchnerismo con el radical Leandro Santoro y los liberales con la sorpresa de Javier Milei, quien armó un nutrido grupo de jóvenes detrás de su figura. También estará la boleta del Frente de Izquierda con la abogada Myriam Bregman y el eterno Luis Zamora por su partido Autodeterminación y Libertad.

En lo que refiere a JxC, Vidal atravesó una campaña llena de turbulencias, incomodidades personales y políticas, y recién encontró el tono de su discurso una semana antes de las PASO, lo que le permitió encarar los últimos dos meses con los ejes del “Basta” y el pedido para que JxC reúna 120 diputados en la Cámara baja que le dinamiten la hegemonía al Frente de Todos.

La ex vicejefa pasará el fin de semana entre el descanso con su familia y el repaso de lo que será su discurso del domingo por la noche en el búnker de Costa Salguero.  

El viernes estuvo con múltiples reuniones y a las 19 la esperaba un ágape en la terraza de Balcarce, la sede nacional del PRO, para despedir la campaña de forma íntima con el equipo que trabajó con su candidatura. Fue organizado por Fernando Straface, coordinador de la campaña porteña. El “after” buscó distender, un par de horas, las tensiones que se dieron durante meses.  

Ayer Vidal pasó buena parte del día con sus hijos y por la noche planeó Netflix y pizzas.  

Hoy le tocará votar por la mañana, luego estará fiscalizando –al igual que todos los candidatos de la boleta que encabeza–, luego al mediodía compartirá un asado familiar con sus padres.  

Por la tarde noche estará en el VIP de Costa Salguero con su pareja, Quique Sacco –quien esta semana fue noticia por su trabajo profesional al frente de una señal de TV–, y sus hijos, que suelen acompañarla.

Del lado del Frente de Todos, Santoro había cerrado el jueves con un timbreo y espera quedar como la segunda fuerza en la Ciudad. Eso mismo pelea Milei con su armado que combinó libertarios con dirigentes históricos como el ex radical PRO Oscar Zago, tercero en la boleta de legisladores. El economista espera sumar con respecto a las PASO y transformarse en alternativa de poder.

Por su lado, la izquierda, otra vez fragmentada, quiere sumar bancas y, a nivel nacional, intentar ser la tercera fuerza en todo el país.

También te puede interesar

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS