16.3 C
San Fernando del Valle de Catamarca
domingo, 25 septiembre, 2022

Mercados atentos a la señal del Gobierno, con Guzmán ratificado y un guiño al FMI

Ahorristas e inversores buscarán “pistas” en la respuesta de la política a los comicios: si el oficialismo intenta el acuerdo social para avanzar con las reformas pendientes, la expectativa es que se descomprima la demanda en el mercado paralelo y la brecha cambiaria comience a normalizarse. Pero, por el contrario, una postura más radicalizada podría poner una tensión extra en el precio del dólar.

La primera señal podría estar en el mensaje grabado que el presidente Alberto Fernández este domingo en el que adelantó que enviará al Congreso un proyecto de ley en los primeros días de diciembre que explicite el programa económico plurianual, en acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

El margen de maniobra es acotado: desde las PASO el Banco Central tuvo que endurecer el cepo cambiario para intentar frenar la sangría de dólares. Sin embargo, en los últimos dos meses se desprendió de US$ 1.600 millones, si se toma en cuenta tanto en el mercado mayorista como en la Bolsa, donde destinó US$ 800 millones para contener al contado con liquidación, que pese a los controles llegó al viernes pasado a $184,08.

Adicionalmente, las últimas restricciones impactaron en la brecha entre las cotizaciones financieras “libres” y el dólar mayorista, que se disparó en un 35% en los últimos sesenta días, para pasar de 80% al 115% del viernes pasado. Al mismo tiempo, la incertidumbre sobre el programa económico se tradujo en una suba del blue, que cerró el viernes en $200, luego de que “manos amigas” hiciera retroceder la cotización desde los $207.

Para Ricardo Delgado, de Analytica, un resultado menos adverso del que se esperaba para el oficialismo “le puede dar cierto oxígeno al Gobierno para comenzar a hacer las cosas que tiene que hacer de manera rápida“, dijo.

“El mercado va a reaccionar en función de las primeras señales que de el Gobierno, que tiene que plantear los dos próximos años de su gestión en base a tres números: 50% de inflación, 100% de brecha y 40% de pobreza. Las decisiones que tome en base a este escenario son las que pueden evitar o no una profundización de la crisis”, apuntó el economista.

El acuerdo pendiente con el FMI aparece como la llave para revertir las expectativas del mercado. “La señal de un avance contundente en las negociaciones podría servir para descomprimir las proyecciones devaluatorias e inflacionarias y, a partir de allí, reordenar su discurso macro. En ese sentido, deberá dar la discusión de un presupuesto realista y plausible desde la perspectiva del mercado”.

Para Fernando Marull, de FMyA, pese a la “remontada” del oficialismo en la Provincia, los resultados a nivel nacional estuvieron en línea con lo que se había visto en las PASO: “El mercado debería mejorar en bonos y acciones, y descomprimir el dólar paralelo”, dijo y agregó: “Para el dólar oficial, esperamos que empiece a devaluar algo más rápido (a niveles de 2,8% mensual) y si el BCRA no logra comprar reservas, volverán a endurecer más el cepo”, dijo.

En esta línea de un mercado “en compás de espera” hasta conocer el rumbo que decida tomar la coalición gobernante es compartida por Lorenzo Sigaut Gavina, de Equilibra, quien afirmó: “Un menor apoyo en el Congreso para el oficialismo puede tener un impacto positivo en los mercados, que pueden anticipar un cambio en 2023″.

El consenso de los especialistas es que para calmar las aguas en el mercado paralelo, el organismo que preside Miguel Pesce debería comenzar a convalidar una depreciación más cercana a la inflación mensual hasta que se logre cerrar el acuerdo con el FMI. “Este lunes podría ser un día tranquilo, hay que ver qué rol toma el Banco Central, si comienza a acelerar la depreciación del tipo de cambio, que se viene moviendo muy por debajo de la inflación”, anticipó el economista.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS