A una semana del crimen del kiosquero, uno de sus hijos lo recordó tras votar en Ramos Mejía: “Vinimos a elegir lo que él hubiese querido”

0
11
a-una-semana-del-crimen-del-kiosquero,-uno-de-sus-hijos-lo-recordo-tras-votar-en-ramos-mejia:-“vinimos-a-elegir-lo-que-el-hubiese-querido”

A pocas cuadras del lugar en el que asesinaron a su padre, Nicolás Sabo participó de la elección y dialogó con TN: “Espero que la muerte de mi viejo no haya sido en vano”.

El joven de 25 años votó en la Escuela San Miguel de Ramos Mejía (Foto: TN).

A Nicolás Sabo, hijo de Roberto, el kiosquero asesinado en Ramos Mejía, lo invadió la angustia en medio del almuerzo familiar. Fue este domingo, mientras él y su hermano Tomás se debatían si ser parte o no de las Elecciones 2021 en la Provincia de Buenos Aires.

“Me quedé tildado porque era la 1 y 38. empecé a llorar. Es durísimo por el paso de la semana, pero parece que hubiera sido ayer. En vez de achicarse todo es cada vez es más grande”, expresó el joven, que acudió a votar a la mesa 429 de la Escuela San Miguel de Ramos Mejía acompañado por su suegra.

Leé también: Una colecta organizada a través de redes sociales reunió $2 millones de pesos para la familia del kiosquero asesinado

Hace algunos días, Sandra, tía de Nicolás y cuñada del comerciante asesinado, le aseguró a este medio que ninguno de sus sobrinos acudiría a votar. “En un momento dijimos ‘ni vamos, ¿para qué? Lo hablamos en el chat, en el grupo; lo hablamos entre nosotros y dijimos ‘vamos a votar lo que él quería’. Sabíamos qué iba a votar porque lo comentó conmigo, con todos. Como hoy falta el voto de él, todos vinimos a ponerlo. Vinimos a elegir lo que él hubiese querido”, reveló el hijo de la víctima asesinada.

Luego agregó: “Se nos cruzó no venir y justo se cumplió una semana, pero dijimos ‘vamos a hacerlo’. No en el horario que él quería porque hubiese venido a las 8 de la mañana. Sabía lo que había votado él en la primera (elección), en mi caso fue igual. En la familia algunos votos cambiaron por él (por el asesinato)”.

Una mujer saludó y abrazó a Nicolás en la puerta de la institución educativa (Foto: captura TN).

Los primeros días es como que decís ‘es mentira, es mentira’, después vas cayendo en la cuenta. Ahora se empezó a tranquilizar todo. Caés en la cuenta de lo que pasó. También viene bien quedarse solo, hablar, hacerse preguntas. Con todo el cariño que recibimos, de a poco se puede ir pasando”, explicó Nicolás.

“Estos días estuve yendo a ver cosas del kiosco, porque todo sigue. Cada vez que pasaba por la cuadra alguien nuevo me saludaba, porque conocían a mi papá. El cariño recibido por la gente, gente que nos conocemos, de otros países, provincias, barrios, es un mimo al corazón de todo lo que dejó mi viejo”, continuó el joven de 25 años.

Nicolás acudió a votar acompañado por su suegra (Foto: TN).

En cuanto a la elección, Nicolás contó que recibió muchos comentarios en las redes sociales que relacionaron directamente los comicios con el asesinato de su padre: “Me decían ‘no es por politizar la muerte de tu viejo, pero votemos bien, fijate quién lo largó’”. Él unificó su respuesta en una frase: “Gracias por el apoyo y por recordarlo, pero no olvidemos que el foco es papá”.

“No sé si en lo político, espero que mi viejo, si ellos (los políticos) lo tienen, que les haya tocado el corazón y cómo tanta gente lo quería. Que al menos nos den -a nivel país- la tranquilidad y la seguridad de poder laburar. Que era lo que hacía mi papá; lo único que hacía y no jodía a nadie. Lo que espero es que la muerte de mi viejo no haya sido en vano. Gane quien que gane, sea del lado que sea, que nos pongan como prioridad a nosotros”, completó Nicolás.

Cómo fue el crimen del kiosquero Roberto Sabo

Cerca de las 14 del domingo 7 de noviembre, un joven acompañado por una adolescente intentó robar su kiosco “Pato”, ubicado en la Avenida de Mayo y Alvarado, en Ramos Mejía. Mientras ella aguardaba en la puerta del comercio, el delincuente ingresó y le disparó al dueño en la cabeza. Sabo, de 49 años, falleció en el acto.

Roberto Sabo fue asesinado en su kiosco el domingo 7 de noviembre.

Un testigo afirmó que un hombre (presuntamente el agresor) salió del local y se fugó en un Ford Focus color negro, la cual había sido robada a punta de pistola a un remisero. Sin embargo, chocaron el vehículo contra un árbol en el cruce de las calles Saavedra y Alvear. Tras el accidente, la pareja trató de esconderse en un supermercado, cambiaron sus ropas y simularon realizar compras. En su intento de huida le sustrajeron una moto a un repartidor, pero tras un operativo cerrojo fueron detenidos por efectivos de la Comisaría segunda de Ramos Mejía.

Leé también: Acelerador a fondo y un saludo a la policía: así se fugó la pareja que mató al kiosquero en Ramos Mejía

Leonel Suárez, de 29 años, permanece detenido y está imputado por el delito de “homicidio agravado criminis causa por el uso de arma de fuego, robo calificado, hurto de vehículo, portación ilegal de arma de fuego de uso civil y portación ilegal de arma de guerra”.