Sorpresa y clima electoral: los empresarios miran con cariño a la CGT en la Argentina del “stand alone”

0
26
sorpresa-y-clima-electoral:-los-empresarios-miran-con-carino-a-la-cgt-en-la-argentina-del-“stand-alone”

Después de las PASO del último setiembre y cuando arreciaban las renuncias, un grupo de empresarios a los que bautizaron “los pioneros” fue a pedirle a Emmanuel Alvarez Agis que intercediera ante Cristina Kirchner y a su vez que se auto postulara como ministro de Economía.

El ex mano derecha de Kicillof en el ministerio lo rechazó de plano. Idéntica misión encararon con Martín Redrado y volvieron a fracasar.

En ese momento pensaron que nadie quiere ser ministro de una transición política. Pero “los pioneros” supieron después los motivos.

Ese grupo de economistas junto con Hernán Lacunza, Martín Lousteau y Carlos Melconian está trabajando en la preparación de equipos con la mira en 2023. Dicen que depusieron sus egos.

Emmanuel Álvarez Agis y Hernán Lacunza en el Coloquio de Idea. Foto: Rafael Mario Quinteros

Tal vez por esa certeza, “los pioneros” revalorizaron a Martín Guzmán. “Tiene actitud, se desmarca, juega a descomprimir y a enderezar el barco”, elogió un dirigente de la UIA.

Los lazos con Wado de Pedro

Por cierto y ante el temor de una crisis política, otros cultivaron lazos con Wado de Pedro. Lo hacen con la esperanza de que lleguen mensajes a Cristina Kirchner acerca de la necesidad de tranquilizar la economía.

Wado de Pedro en la primera fila del Council of Americas en el Hotel Alvear.

Al ministro del Interior lo describen como un moderado en la intimidad de sus diálogos con buena parte del poder económico. Y también como la persona capaz de evitar “nuevos arrebatos de Cristina”.

El diagnóstico sobre la crisis es compartido y se centra en la falta de dólares que tensa el clima económico, en un país en el que las mayorías políticas no quieren acordar, como definió un banquero.

En la visión del sector financiero, el problema argentino no es el déficit sino que no se puede refinanciar, porque no hay acceso al crédito.

“El Gobierno emite, genera inflación, sube el dólar. Esa es la anomalía argentina a diferencia de otros países con problemas políticos como Perú, Colombia, Brasil, Chile que, sin embargo, tienen economías estables con acceso al mercado de capitales. Argentina fue calificada en la categoría stand alone. Eso es estar solo”, amplió el financista.

Músculo para la supervivencia

En un país agitado como el nuestro, ser empresario es sinónimo de adaptación permanente, un ejercicio que genera músculo para la supervivencia pero corta las alas para el crecimiento.

Cuando el riesgo es alto no te tirás a la pileta, las inversiones son muy a conciencia”, señaló un industrial que abrazó un mercado que parece responder: la elaboración de alimentos de marca blanca.

Hay quienes aseguran tener la piel dura después de que la pandemia significara el cierre total y la ausencia de horizonte durante algunos meses hasta que lograron reinventarse.

Le critican al Gobierno la ausencia de una hoja de ruta. En el ambiente de la economía del conocimiento se agarran la cabeza por las oportunidades que ofrece una Argentina en términos de costos en dólares.

Es un tercio de lo que sale cualquier operación en Chile o en Uruguay. La mitad de Brasil.

A la pregunta de qué esperan el lunes 15, la respuesta de la mayoría es inmediata: “una economía más tranquila y previsible. Nosotros hacemos los deberes, producimos, pagamos impuestos, sostenemos el personal, ajustamos nuestros márgenes. Cumplimos”, soltaron los ruralistas consultados en obvio reproche a la conducción política.

Es curioso, pero la noticia más celebrada por los empresarios fue la nueva conducción de la CGT. “Aunque esté Pablo Moyano, es gente racional y un contra poder que puede evitar decisiones que nos lleven al precipicio”, soltó el dirigente de la UIA. ¿Alcanzará?

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA