9.9 C
San Fernando del Valle de Catamarca
lunes, 4 julio, 2022

“El abusador está suelto y estamos completamente desamparados”

viernes, 12 de noviembre de 2021 01:47

La familia vive en situación de pobreza y aseguran que son discriminados por “no ser de acá”.

En agosto pasado saltó a la luz un grave caso denunciado por los padres de una niña de 3 años de Nueva Coneta, quienes sindicaron a un vecino por abusar sexualmente de la pequeña. El sujeto de 62 años sigue en libertad y la madre de la presunta víctima manifestó a El Esquiú.com que siguen sin lograr que se haga justicia.


Con respecto a la denuncia penal, la joven explicó: “Ya pasaron aproximadamente cuatro meses de lo que pasó, pero desde entonces no supimos más nada del viejo que abusó de mi hija. Nunca más nos notificaron más nada. Mi abogada empezó a dar mil vueltas con nuestro caso. Al principio ella dijo que desde el Municipio no le estaban pagando (trabaja para la Casa de la Mujer de Huillapima) y supimos que al tipo le tomaron declaración y le hicieron pericias psicológicas. Después el fiscal (Hugo Costilla) empezó a tomarse licencias y ahí nos empezaron a dejar cada vez más de lado. La abogada siempre sugería no hacer manifestaciones ni hablar con los medios, ya que supuestamente no quería que nos expusiéramos. Yo sospecho que a la abogada la presiona mucho la Municipalidad”, dijo.

“Vulnerabilidad y política”


La joven contó que, fuera de la terrible situación que atravesaron por el abuso de su hija, padecen de discriminación por “no ser nacidos acá”. “Se metió todo el tema político, porque nos trajeron bolsones de ayuda y un puntero nos vino a ofrecer una vivienda. Nosotros fuimos a hablar con el Intendente para pedir ayuda, porque tenemos dos nenas chiquitas y vivimos en un ranchito de nylon. Vino la delegada y vino gente de Obras Públicas, pero lo que nos dieron fue material para levantar otro ranchito, porque el que teníamos se voló por el viento. El propio Intendente nos contestó que había gente nacida y criada en la provincia que vive así”, explicó, agregando que ellos vinieron desde Buenos Aires y se radicaron en Catamarca hace cerca de cuatro años.


“Hasta el día de hoy seguimos en el rancho, con un techo muy precario. Pusieron unos cimientos, pero se acabaron los materiales y los albañiles dejaron de venir. No pedimos ningún lujo, pedimos una piecita para poder vivir dignamente con nuestras hijas. Además, sentimos inseguridad, necesitamos algo mejor para ellas”, dijo en referencia a las pequeñas.


“No es un capricho nuestro, hemos estado alquilando en distintos lugares desde que estamos acá, pero la hemos pasado muy mal, no pudimos seguir alquilando porque no nos daba, no aguantamos más. Nunca tuvimos un amparo y ya no sabemos a quién acudir.


”Nos sentimos vulnerables y desamparados. Nos discriminan porque no somos de acá”, dijo la joven, agregando que consideran denunciar al Inadi su situación.

 

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS