16.5 C
San Fernando del Valle de Catamarca
viernes, 1 julio, 2022

Frontera colador: los contrabandistas usan los patios de las casas de Salta para pasar a Bolivia y nadie los controla

Se las llama viviendas binacionales. Eso pasa en las narices de las autoridades y están a metros del cruce legal. Un informe de Telenoche Investiga.

Usan los patios de las casas para cruzar desde Salta a Bolivia

En el norte del país se vive una situación inédita y a la vez peligrosa. Los contrabandistas usan los patios de las casas para pasar desde la Argentina hacia Bolivia. Se las llama “casas binacionales” y representan una frontera colador. Están ubicadas a tan solo 100 metros del paso fronterizo internacional Pocitos-Salvador Mazza.

Un equipo de Telenoche Investiga entró a una casa por Salta y desembocó por la puerta trasera en Yacuiba, Tarija, donde por supuesto no hay ningún control oficial. Esta frontera porosa y vulnerable es la principal vía de acceso de narcóticos a nuestro país. En especial por la llamada “ruta blanca” o la ruta Nacional 34.

Leé también: Fronteras cerradas: la historia de familias partidas por un puente que todavía no fue abierto

Usan los patios de las casas para pasar desde Salta a Bolivia. (Foto: Telenoche).

Actualmente el cruce legal está abierto para el turismo pero cerrado virtualmente por la cantidad de requisitos que se piden para salir y volver a entrar. En contraposición a lo que pasa en las “casas binacionales”, a la gente que quiere pasar por allí le solicitan PCR, certificado de vacunas y seguro médico. Este es un punto caliente de nuestro país en donde el crimen organizado se alimenta de muchos delitos, pero principalmente del contrabando y el narcotráfico.

Leé también: Boom turístico y la sombra de la variante Delta: el plan del Gobierno para recibir un aluvión de extranjeros y evitar un aumento de contagios

“El contrabando es algo incontrolable y es una frontera bastante complicada porque son 22 kilómetros de frontera seca. Hay que poner un gendarme cada 20 metros o hacer un muro, cosas que son imposibles”, detalló Fabián Renfinge, concejal de la UCR de Salvador Mazza.

Usan los patios de las casas para pasar desde Salta hacia Bolivia. (Foto: Telenoche).

Por $300 se cruza a Bolivia por las casas binacionales

Del lado argentino la encargada de cobrar es una mujer. Subiendo y bajando por un cañadón seco se accede a la casa, se cruza el patio y se llega a Bolivia. Allí hay que volver a pagar. A las personas que cruzan les dan un ticket celeste que habilita el salvoconducto para el regreso. En cuestión de minutos y son controles, se logra llegar al país vecino.

El equipo de Telenoche Investiga se cruzó con dos gendarmes pero miraron para otro lado. (Foto: Telenoche).

Leé también: Fronteras clandestinas: así es el cruce ilegal entre Misiones y Paraguay a través del Paraná

Son varias las casas que funcionan como cruces clandestinos y una de las más famosas es la de “El Rana”, un hombre que asegura que las autoridades no controlan. A través de una cámara oculta el equipo de Telenoche Investiga hizo este recorrido y se cruzó con dos gendarmes que miraron para otro lado.

El contrabando también tiene su camino en la selva

En Salvador Mazza hay un secreto a voces: un camino escondido en la selva por el que llegan camiones llenos de diferentes cargas y que se reducen para pasarlo a través del bagayeo a la ciudad de Yacuiba. Al llegar a Bolivia es impresionante la cantidad de gente con distintos bultos que espera para pasar.

Mientras tanto del lado argentino algunos hombres le dijeron al equipo de Telenoche Investiga que se fuera del lugar por su seguridad.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS