12.1 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 2 julio, 2022

Educación y pandemia: todavía hay 120 mil alumnos bonaerenses que no volvieron a la escuela

La vuelta al aula, después de casi un año y medio de restricciones en las escuelas, resulta lenta y trabajosa. En la provincia casi 120 mil alumnos de primaria y secundaria siguen desvinculados con la educación formal cuando faltan apenas cinco semanas para el final del ciclo lectivo.

Según datos del ministerio de Educación de la Nación, en el territorio bonaerense, 271.508 alumnos abandonaron el proceso de aprendizaje como consecuencia de la pandemia de coronavirus. Representa casi el 5% del total de la matrícula que asiste a los 16 mil establecimientos de gestión estatal y privada en toda la jurisdicción.

Hace poco más de un mes, las autoridades de la Dirección de Escuelas iniciaron un proceso de “revinculación” que pretendía buscar “puerta a puerta” a esos niños y adolescentes que –por variados motivos- se alejaron de la escolarización en los meses más intensos de la cuarentena por COVID.

El programa denominado “ATR” tenía previsto convocar a más de 30 mil docentes que debían trabajar con los chicos que interrumpieron el ciclo lectivo. Prevé el dictado de clases a contraturno y los sábados.

Presencialidad en las escuelas bonaerenses. Unos 120 mil chicos siguen sin revincularse con la educación.

Hasta el 27 de octubre pasado, el plan del gobierno de Axel Kicillof logró que 158.635 estudiantes fueran contactados para retomar los contenidos educativos. Quiere decir que en un mes, 6 de cada 10 menores que abandonaron volvieron a tener un contacto con su escuela. El 87% de los revinculados asisten a escuelas estatales.

De ese total, 86.962 son chicos de primaria y 71.673, de secundaria.

El recorrido de vuelta tuvo otros inconvenientes inesperados. Según confirmaron a Clarín en varios distritos no lograron completar la convocatoria a maestros o profesores para realizar esa tarea fuera de horario.

Además, el viernes pasado, cuando los educadores debían cobrar el primer sueldo por esa tarea extra, un error administrativo de la Dirección General de Escuelas provincial provocó demoras en la liquidación de los haberes.

Hubo un reclamo formal de los gremios –incluido el oficialista Suteba- y las autoridades del área que conduce Agustina Vila se comprometieron a hacer una reliquidación que se reflejará en las cuentas el 11 de noviembre.

Hace poco más de un mes, cuando Salud decidió flexibilizar las restricciones en todo el país, el ministro de Educación, Jaime Perczyk, anunció el plan “Volvé a la Escuela” para desarrollar “estrategias de fortalecimiento de los procesos de enseñanza”.

La medida apuntó a coordinar las provincias, los municipios, las ongs y las universidades, acciones para recuperar contenidos y lograr el regreso de los menores a los pupitres.

El ministro nacional dispuso 5.000 millones de pesos para distribuir en forma proporcional en todo el país para afrontar programas que apunten a la presencialidad plena, la terminalidad de quienes abandonaron y la escolarización de la enseñanza obligatoria.

Los fondos tienen un destino pre fijado: obras para solucionar temas de infraestructura escolar en 14.276 edificios de secundaria, técnicas y agrarias (3.000 millones); aportes a 15 mil cooperadoras (900 millones) y el retorno de la entrega de notebooks de “Conectar Igualdad” (540 mil 2021 y 1 millón 2022 para secundario).

Este martes, Perczyk entregó 61 computadoras portátiles en la Escuela Secundaria N°3 de Vieytes, en el partido de Magdalena, como parte de la iniciativa “Volvé a la escuela”.

Los especialistas admiten que la recuperación de la matrícula y la vuelta a la modalidad presencial se hace compleja después de tantos días con las escuelas cerradas.

Buenos Aires cerró las aulas el 20 de marzo de 2020 y sólo permitió algunas “revinculaciones” parciales sobre el final de ese primer año de presencia de la peste en la Argentina.

Luego, comenzó el ciclo lectivo 2021, pero a las tres semanas se interrumpió otra vez con la llegada de la segunda ola de Covid. Esa determinación impactó de lleno sobre el 87% de los centros educativos (GBA y ciudades grandes del interior). Recién en la segunda semana de junio permitió la vuelta con burbujas y escalonado de algunos alumnos a colegios que tuvieran condiciones edilicias para el distanciamiento.

Fueron pocas en el conurbano. Y más de 300 directamente no pudieron abrir porque tenían fallas en instalaciones y servicios. Además, Kicillof restringió –por casi dos meses más- la presencialidad en la mayoría de los distritos del interior.

Ahora es una tarea dificultosa atraer los alumnos a la rutina escolar. Algunos ejemplos. Según los reportes que recibió Educación, en Junín 1.323 estudiantes se desvincularon de la escuela durante la pandemia. El 93% asistía a la escuela pública. Volvió el 50% (86% de escuelas púbicas): 375 son de primaria y 282 de secundaria En Mar del Plata, 8.770 perdieron todo contacto y el 64% ya está otra vez con algún vínculo con docentes.

En Vicente López, 1.813 alumnos quedaron marginados y volvió el 47%. En Tigre regresó el 57% de 6.592 desvinculados y en La Plata hubo 11.177 estudiantes fuera del sistema por la pandemia.

Con los programas de asistencia volvieron 5.835, o sea el 52% (87% asisten a escuelas púbicas). Como muestra este relevamiento, la mayoría de los que quedaron afuera del proceso de enseñanza pertenecen al sistema estatal.

La Plata (Corresponsalía)

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS