25.5 C
San Fernando del Valle de Catamarca
viernes, 1 julio, 2022

Tasa de refresco: qué es, cuáles son sus ventajas y por qué es importante para los celulares

A fines del siglo XIX, los hermanos Lumiere empezaron a trabajar en algo que parecía imposible para ese momento: la posibilidad de “fotografiar” imágenes en movimiento. Con el paso de los años, ese concepto de prender y apagar una imagen para que genere el efecto de movimiento evolucionó de los televisores de tubo a las pantallas de los teléfonos celulares Android e iPhone de la actualidad.

En la actualidad, los fabricantes que componen la industria de los dispositivos móviles promueven distintos tipos de pantallas LCD, AMOLED, OLED y Retina que pueden alcanzar una tasa de refresco de imagen de 60Hz, 90Hz, 120Hz y 144 Hz, antes exclusivos entre equipos de alta gama. ¿Pero qué representan estos valores?

Aunque no lo parezca, la pantalla de nuestro celular se está prendiendo y apagando de manera constante. Muestra una imagen y se apaga, así todo el tiempo, en milisegundos. 

El ojo humano se encarga de que no podamos apreciar ese proceso, una especie de “apagón”, un fenómeno conocido como “persistencia retinaria”. Exacto, el que hizo posible el cine, que no era más que una sucesión veloz de fotografías.

Los Hercios de una pantalla son entonces la cantidad de veces que se prende y apaga por segundo. Las de 60Hz lo hacen 60 veces, las de 90Hz, 90 veces y así sucesivamente.

 Si hay un movimiento, cuando vuelven a prenderse, actualizan lo que vemos en el momento. Ello ocurre gracias a un software específico que hace de intermediario constante con la unidad gráfica (GPU), el chip que se encarga de “decirle” a la pantalla qué tiene que proyectar. Si, todo eso en milisegundos.

Apple fue el último gigante de los celulares en incluir la tasa de refresco en las pantallas de sus iPhone 13. (Foto: AP)

El último en sumarle esta característica a sus celulares fue Apple con los iPhone 13 Pro y Pro Max un par de años después que varios dispositivos Android. En estos casos, la tasa de refresco puede cambiar de 10Hz a 120Hz automáticamente según el contenido en pantalla.

Cómo cambia un celular con tasa de refresco

Además de una mejor fluidez y desplazamiento, las pantallas de más hercios (Hz) no impactan sobre todas las actividades que realizamos con el celular.

“Sí habrá mejoras al desplazarse por la interfaz, ya sea abriendo una app, la barra de notificaciones o recorriendo una red social. Lo mismo cuando jugamos algún juego preparado para emitir más de 60 imágenes por segundo, donde se incluyen los más populares”, explicó Pablo Brancone, Gerente de producto local de Motorola.

Por el contrario, no habrá diferencias al usar apps de desplazamiento por naturaleza lento como la de mensajería. La diferencia quedará plasmada al grabar un video o cuando lo reproduzcamos, ocurrirá solamente cuando la tasa de grabación sea mayor a 60fps.

Está claro que tener una buena tasa de refresco ya no es sólo un valor agregado. En la actualidad contar con un panel de 90 Hz o más es una característica que marca la diferencia. Y no sólo en la gama alta, también en la gama media como se puede comprobar con cada vez más modelos disponibles.

Qué pantalla es mejor: 60Hz, 90Hz o más

Históricamente, los celulares tenían pantallas de 60Hz, una frecuencia de actualización que fue aumentando para satisfacer en principio las necesidades de los gamers y aquellos entusiastas que dedican tiempo de ocio al entretenimiento digital.

El moto Edge 20 Pro tiene 144 Hz de tasa de refresco, la mayor de un celular en Argentina.

Pero en la actualidad, esta mejora está presente en cada vez más dispositivos, sin que eso signifique pagar de más. Otro ejemplo de cómo los smartphones democratizan el acceso a la tecnología.

Samsung trata que todas las tecnologías de sus flagship en algún momento sean adoptadas por sus modelos más masivos. Hoy ya los modelos de la nueva línea A72, A52 y A32 empiezan a traer 90hz de tasa de refresco. Las nuevas líneas que lleguen el año que viene estarán más cerca de los 120Hz”, reconoce Mariano Dascanio, Product Marketing Manager de Samsung.

Los beneficios de la frecuencia de actualización

Permite animaciones más fluidas y un desplazamiento armónico, sin perder detalles. Eso incluye a la mayoría de las acciones que el usuario realiza durante el día, como scrollear en busca de un contacto, una foto, leer noticias, saltar de una aplicación a otra o navegar por una red social.

Y si de jugar se trata, el beneficio es todavía más claro: no se pierde detalle alguno de lo que ocurre en la pantalla, un punto clave para los juegos en donde se necesita reaccionar lo más rápido posible ante cada acción. Entonces, a mayor cantidad de hercios (Hz), mejor experiencia de pantalla.

Una pantalla con mayor tasa de refresco beneficia a los celulares compatibles con lápiz óptico, como los Galaxy S21 Ultra de Samsung. Foto: AP.

Esta misma funcionalidad -a mayor frecuencia- hace que los celulares compatibles con lápiz ópticos, como el S21 Ultra de Samsung o el Galaxy Z Fold 3 5G, tengan una mejor precisión a la hora de la escritura. A 120 Hz, por ejemplo, el ojo humano no llega a distinguir el retardo lógico de hacerlo a mano alzada sobre la pantalla.

Los gamers principalmente suelen aprovecharlo porque es mucho más intuitiva al momento de tocar la pantalla en juegos competitivos como League of Legends: Wild Rift, PUBG Mobile, Garena Free Fire, Mobile Legends o Arena of Valors que requieren de movimientos rápidos y precisos para ganar las partidas. 

El consumo de batería

El principal enemigo de la tasa de refresco es el consumo excesivo de la batería, una de las tareas a resolver por parte de los fabricantes. En los últimos años se han comercializado diversos modelos que tratan de hacer un balance entre la comodidad de utilizar una pantalla fluida sin tener que penar por quedarse sorpresivamente sin carga. 

En el caso de Motorola, las pantallas de 90Hz solo estaban presentes en la alta gama, dentro de la familia motorola edge y también en el moto g100, para llegar ahora a los moto g30 y moto g20.

Al configurar la pantalla del dispositivo, el usuario pueden elegir la frecuencia de actualización que deseen: 60Hz o 90Hz. Estas última elevan en un 50% la tasa de refresco y percepción de fluidez ante las generaciones anteriores de smartphones.

Moto g60s, la renovación del modelo lanzado en abril, con pantalla de 120Hz. Foto: Motorola.

El porcentaje es mayor en equipos como los moto g60s, que tiene un display de 120Hz, pero que se equilibra por una gran batería de 5,000 mAh, suficientes para más de dos días de autonomía. En tanto, los motorola edge pro y motorola edge 20 elevan el nivel hasta los144Hz.

En tanto, las pantallas de los últimos modelos de Samsung cuentan con una tecnología denominada Dynamic Amoled que permite al celular gracias a la inteligencia artificial (IA) adaptar la cantidad de hercios para cuidar el desempeño de la batería.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS