9.9 C
San Fernando del Valle de Catamarca
lunes, 4 julio, 2022

La actriz del polémico video porno en el Cerro Otto dice que va a grabar en otro lugar público

Entre el escándalo y la polémica. Así transitó el video porno que una pareja grabó en el Cerro Otto, lugar turístico emblemático de la emblemática Bariloche. Comentarios, quejas, reproches, indignación. Pero también sonrisas y chistes.

La protagonista: “Chechu”, nombre artístico de una joven actriz porno de 25 años junto a un compañero de ruta con quien tiene una relación pero no del todo estable. “Más bien lo nuestro es poliamor”, dice. Es la propietaria del canal MuyBadReputation, que tiene más de 12.000 seguidores. 

La joven habló con Clarín para contar esta experiencia y de la gran polémica que despertó en la ciudad cordillerana, donde todos los medios locales y las redes sociales se hicieron eco del video. Algunos hablaron de “indignación”, otros de “polémica” y hasta de “escándalo”. 

Chechu junto a su otra pasión: la guitarra. “Soy una amante del folclore”

– ¿Cómo tomaste lo que pasó después de la filmación en el cerro?

– Me sorprendió un poco el movimiento que generó el video, pero estoy bien.

– ¿Lo grabaste con tu novio?

– El chico que estaba conmigo no es mi novio, es mi compañero de trabajo. Tenemos una relación, viajamos juntos. Pero digamos que practicamos el poliamor.

– ¿Cómo nació la idea de hacer un video así en un lugar público?

– A mí me encanta viajar. He viajado bastante pero con esto de la pandemia tuve pocas posibilidades. Así que cuando levantaron las restricciones se me ocurrió Bariloche, donde ya es la tercera vez que voy como actriz porno. Para mí era una fantasía, hacer algo que todavía no había experimentado. Me recorrí todo. Fui a todos los paseos que pude. Y el Cerro Otto me enamoró. Buscamos un lugar y un horario tranquilo. Que no circulara gente. Es el primer video que en el canal hacemos en un lugar abierto, al aire libre.

Chechu en el Cerro Otto. Allí grabó un video porno que trajo polémica

– ¿Cuales son los objetivos?

-Este es un canal independiente que está a mi nombre. Hacemos lo que se llama pornografía amateur y hacemos ediciones lo más espontáneas que podemos.

– ¿De qué manera viviste las críticas? 

– Desde mi lugar vi que todo el escándalo y polémica se armó desde la redacción de las notas. Porque cuando vi los comentarios me llevé una grata sorpresa. La gente me hacía comentarios de apoyo, no sentían indignación. Muchos chistes, mucha risa. Y la verdad no sentí incomodidad con el público. Para nada.

– ¿Viste hipocresía en la gente?

-El porno es todavía algo tabú. Yo espero que la gente que ve el video pase un grato momento. En realidad veo que hay un poco de hipocresía en alguna gente. Pero no juzgo duro. Hoy en día mucha gente produce pornografía porque hay mucha gente que la consume. Por eso cuando vi que me reclamaban links me relajó. Me relajó mucho.

“Es un trabajo como cualquier otro”, aseguró Chechu. La actriz tiene su propio sitio.

– ¿Te reconocen por la calle como la protagonista de una filmación porno?

– Me pasó, sí, la gente me reconoce por la calle y en algunos lugares. Y por suerte siempre me trataron con mucho respeto. Se acercan a preguntarme de manera muy sutil si soy la chica de los videos. Y siempre que la gente se acerque con esa actitud yo tengo buena predisposición y no tengo problemas en saludar, sacarme una foto. Y eso me gusta. Nunca pasé un momento incómodo. Al contrario, a veces me dejan comentarios muy buenos.

– ¿De qué manera empezaste en esta industria?

– Empezamos con esto en 2019. Estaba viajando por Colombia, precisamente en Cartagena. Trabajábamos en un restaurante como músicos. Y teníamos ganas de probar otro trabajo. Buscábamos otras oportunidades. Y un amigo de mi compañero nos hizo un chiste. “Ustedes que son tan del amor libre por qué no hacen plata con eso”. Y lo tomamos en serio. Lo charlamos, lo estudiamos mucho. Y al final pensamos que era para nosotros. Y bueno, acá estamos.

– ¿Qué hacías antes?

– Yo hago folclore. El ambiente fue el que movió hacia la música. Estoy estudiando y me falta un año para terminar la carrera de profesorado superior de música.

Chechu dijo que la enamoró el lugar y por eso decidieron filmar ahi.

– Algo  más sobre tu vida, tu historia…

– Tengo 25 años. Vivo en Buenos Aires, tengo a mis padres y mis hermanos que son mi familia más cercana. Conocen mi trabajo y me apoyan mucho. Hasta lo llevan como un orgullo. Estudio música desde los 15 años. Siempre quise tener mi título y poder trabajar en eso. Ahora lo voy a hacer desde otro lugar porque ya no lo necesito como sustento económico. Pero la música siempre me gustó desde muy chica. Mi madre toca la guitarra, hemos participado de festivales y peñas. Es una pasión que viene de familia pero que ahora veo de manera distinta.

– ¿Tuviste alguna mala experiencia de alguien que se “confundió” al reconocerte?

– Sí, veces alguno se confunde y por ahí hace algún acoso. Pero no me sorprende. Yo marco un límite para que vean que es mi trabajo y yo me lo tomo bastante en serio.

– ¿Es rentable lo que hacen?

– Como todo emprendimiento independiente depende de tu desempeño. Te puede ir muy bien o muy mal. Hay gente que piensa que el actor porno gana plata fácil. Pero no es así. Hay que trabajar mucho, dedicarle mucha atención a los contenidos. Es un trabajo como cualquier otro. Nosotros tratamos de producir todo de manera espontánea. Y después ver qué es lo que queremos mostrar. Pero todo se trata de espontaneidad. Tenés que olvidarte que está la cámara. Pensamos que eso es lo que más disfrutan nuestros seguidores.

– ¿Te considerás ya una actriz porno?

– Sí, yo me considero una actriz porno. Quiero seguir progresando, creo que tengo muchísimo más para dar. Hay muchas cosas que aún tengo que pulir, que tengo y puedo mostrar.

– ¿Volverías a filmar en un lugar público como fue en el Cerro Otto?

– Me tienta la idea de volver a hacer una filmación en un lugar público otra vez. Desde ya me han invitado de otras provincias para grabar como Córdoba y Mendoza. No cierro esa posibilidad. Pero tengo que reconocer que estas reacciones fueron una sorpresa. Me gustó mucho la experiencia.  

– ¿Se viene pronto entonces otra filmación de este tipo?

-Dentro de muy poco seguramente estaremos haciendo producciones al aire libre, eso es seguro. Elegiremos los contenidos con lo que surja, con algunas ideas. Y siempre invitamos a la gente a ver nuestros videos respecto al uso correcto del profiláctico. Eso fue algo que me sorprendió mucho porque hubo gente que no conocía algunas cosas, aunque parezca lo más sencillo. Es un aporte, con información útil. Además, con este revuelo que causó el video en el Cerro Otto tuvimos más de 400 mil reproducciones. Pero no fue la mayor. Tengo un video con 14 millones de reproducciones por este mismo canal. Lo sorprendente es que es una recopilación relacionada con mi manera de disfrutar del sexo. Es algo muy poco visto en la industria que un video que gire en torno solo a la mujer tenga tal cantidad de reproducciones. Teniendo estas respuestas significa que estamos haciendo las cosas bien. Cosas que son muy positivas para nosotros.

– ¿Vas a seguir mucho tiempo en esto?

– Creo que hay “Chechu” en el porno para rato. Todavía hay muchas cosas para explorar. La industria en la Argentina recién está comenzando a formarse. Y además está cambiando y adaptando a los nuevos tiempos. Y vamos a estar ahí, en esos cambios. Se están terminando algunos prejuicios. Para mí hace un tiempo era impensable trabajar de esto y además charlarlo con mi familia. Y vivirlo de la manera que lo vivo. Lo llevo con mucha tranquilidad. En la industria hay lugar para cuerpos como el mío y para todos los otros cuerpos que hay ahora en la diversidad. La mía es una historia más de vida. Y hay que contarla. ¿Por qué no?

Chubut. Corresponsal.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS