9.9 C
San Fernando del Valle de Catamarca
lunes, 4 julio, 2022

“El agua atraviesa lo vivo y lo muerto”

Elsa es un personaje hecho a la medida de Mirta Busnelli: fuerte, frágil, con humor y poesía. Esta creación de Ignacio Sánchez Mestre, dirigida por él mismo, es la figura protagónica de La savia, donde Busnelli actúa junto a dos jóvenes intérpretes: Agustín García Moreno y Constanza Herrera. La obra, que fue un proceso estrenado en el Teatro Cervantes, regresa ahora pero en el Metropolitan, los domingos a las 18.30. Paralelamente, la actriz filma El encargado, serie protagonizada por Guillermo Francella, y participa del Proyecto Prisma, desde donde realiza actuaciones vía llamados telefónicos, reviviendo la voz de la escritora Hebe Uhart, en un monólogo realizado por María Marull.

—¿Cómo describirías a tu personaje?

—Elsa es una mujer grande, que tiene hijos grandes, que se ha separado hace bastante tiempo y que se ha ido a vivir sola. Ha comenzado otra etapa de su vida casi totalmente nueva; le gustan los libros y las plantas y apela a la escritura para no olvidar sus recuerdos, para no olvidarse de ella. Convoca a sus hijos y seres imaginarios. No se sabe exactamente qué es lo real, qué es lo onírico.

—En el texto, hay alusiones a diferentes formas del agua: la lluvia, el llanto, el agua para regar las plantas. 

—No habría vida sin agua, porque el agua atraviesa todo lo vivo y lo muerto también. En la obra no hay ninguna referencia puntual a lo climático, pero de alguna manera está incluido. Creo que hay que hablar del acuerdo porcino con China, porque implica contaminación. Además, se están deforestando y dañando los suelos. Otros temas alarmantes en el país son la deforestación, la mega minería, la contaminación de los mares y la pesca industrial. Hay provincias y lugares que no tienen agua, o que el agua está contaminada, sea por la mega minería, sea por los agrotóxicos, que deberían estar prohibidos.

—¿En qué lugar ves hoy la mirada sobre la mujer?

—El feminismo ha hecho un largo camino para sacar a la mujer de ese lugar subalterno, inferior, de ese lugar donde sos puta, sos santa o sos loca. Pasamos de ser, a lo largo de los siglos, un descartable total, a ser una potencia que muestra lugares inexplorados, que son también infinitos y que son una revolución.

—¿Cómo ves la TV actual?

—La televisión evolucionó hacia las series, películas. Pero le falta un poco de cambio para que tenga la vigencia de las telenovelas. Por otra parte, un teleteatro era una especie de cinta industrial donde pasaban los días, las escenas, los libros. Eso también cambió, aunque siempre el pulso del mercado te empuja a correr para adelante sin parar, ciego y loco. Algo se está empezando a grabar de ficción nacional, donde hay gente que ha incursionado en el cine, como Adrián Caetano con quien trabajé en Tumberos y Disputas. La televisión ha sido atravesada de manera brutal por el mercadeo y por el rating, ha sido por momentos de lo peor de la condición humana y también ha sido hermosísima y bella y compañía para la gente.

También te puede interesar

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS