7.7 C
San Fernando del Valle de Catamarca
lunes, 4 julio, 2022

Pipo Gorosito tuvo un partido aparte en la Bombonera: bronca con el árbitro, expulsión y gesto a la hinchada de Boca

El partido entre Boca y Gimnasia tuvo un protagonista que saltó a la Bombonera sin pantalones cortos ni botines. Néstor Gorosito, entrenador del Lobo, personaje histórico del fútbol argentino y con raíces en dos equipos con rivalidad histórica con el Xeneize: River y San Lorenzo, donde fue tanto futbolista como entrenador.

Tras ponerse en ventaja en el primer tiempo con un penal convertido por el Pulga Rodríguez, el equipo de Pipo se metió peligrosamente atrás en el complemento. Y Boca, con poco, empezó a llevárselo por delante en busca del empate.

Partido picante entre Boca y Gimnasia, que terminó en medio de discusiones. Foto: Juano Tesone.

Con poco fútbol pero mucha intensidad, en ese tramo del encuentro se dieron las emociones más calientes. Y en esos choques llenos de fricción y pierna al límite, Brahian Alemán, por el Lobo, y Agustín Almendra, por el Xeneize, parecían ir con todo.

Fue el chico de Boca el que terminó yendo demasiado fuerte en una corrida cerca del banco de Gimnasia. Y Pipo, que venía protestando bastante, saltó al césped primero a separar a sus futbolistas y luego a discutir con Ariel Penel, árbitro del partido. No se escuchó qué se dijeron pero Penel decidió expulsar a Gorosito, que se fue caminando en dirección al túnel ubicado debajo de la tribuna norte, donde se encuentra La 12.

“El que no salta se fue a la B”, comenzaron a cantarle a Gorosito, recordándole su paso por River en el año 2009, una campaña que terminó siendo parte de lo que significó el histórico descenso del equipo de Núñez en 2011.

Con casi 40 años en el mundo del fútbol, la experiencia de Pipo lo mantuvo con el semblante rígido, pasivo y sin reacción. O casi. Porque en una repetición se vio cómo Pipo le hacía un gesto a los hinchas xeneizes con su dedo índice, como recordándoles que él había dado una vuelta en esa cancha.

Pipo podía estar haciendo mención al partido de 1986 en que River festejó en la cancha de Boca la famosa tarde de la pelota naranja: el exfutbolista no fue titular pero ingresó por Luis Amuchástegui. Sin embargo, no hay que ir tan atrás en el tiempo. Como entrenador, Gorosito condujo al Tigre que en 2019 le ganó a Boca la final de la Copa de la Superliga, en Córdoba: fue su primer título como DT.

Desde un costado, Pipo siguió el resto del partido con la misma tensión, fastidioso también por la expulsión de Aleman. “Le falta patear”, se le leyó en los labios mientras hablaba de Penel. Tuvo una noche caliente que se terminó de la mejor manera, con un nuevo triunfo para su Gimnasia, que sigue trepando en la tabla anual y sueña con entrar a alguna copa internacional.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS