11 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 21 mayo, 2022

Junto o separado: malentendido y mal entendido, entorno y en torno, tampoco y tan poco

Tres pares de homófonos que nos hacen pensar. Suenan igual pero no son intercambiables.

Los temas de ortografía siempre vuelven. Más allá de que las redes sociales y todas las variantes de la escritura espontánea no se detienen a ver cómo se escribe, es útil pensar en ciertos problemas porque no todos los errores son iguales ni los contextos son lo mismo.

Es importante advertir sobre ciertas diferencias cuando aparecen dos versiones de una misma palabra y no se sabe cuál es la forma correcta. Vamos a detenernos en estos tres pares de palabras para ver cuál tenemos que elegir según lo que queramos expresar.

Leé también: De más o demás, de prisa o deprisa: ¿junto o separado es lo mismo?

Los homófonos, siempre los homófonos

Es uno de los principales obstáculos cuando pensamos en los tropiezos ortográficos. Claro, “sobre todo” y “sobretodo” suenan igual pero no son lo mismo. Los homófonos son palabras o expresiones que se pronuncian exactamente igual, pero que se escriben diferente y tienen distinto significado.

Cómo se escribe

Ya nos hemos ocupado de varios: a ver y haber; a parte y aparte; de más y demás. Hoy nos vamos a dedicar a otros tres que también plantean dudas.

Malentendido y mal entendido

La primera forma, el sustantivo, es la más común. Se escribe en una sola palabra y significa “confusión o error de compresión”. Es la suma del adverbio “mal” y el participio “entendido” y, como los adverbios no se modifican en número, el plural de “malentendido” es malentendidos. Son incorrectas las formas *malosentendidos y *malos entendidos. En cuanto “mal entendido” separado significa “entender incorrectamente” y es parte de una estructura verbal compuesta: “El concepto explicado por el profesor fue mal entendido”.

Entorno y en torno

El sustantivo “entorno” se escribe en una sola palabra y quiere decir “hábitat, ambiente o lo que rodea a algo”. Es una palabra muy frecuente en el ámbito político: se habla del “peligroso entorno” y de la “necesidad de cuidarse del entorno”. Es homófono de la locución “en torno” que se escribe separado y es equivalente a “acerca de”, “en relación con”, “con relación a”. La expresión “en torno” puede ir acompañada de las preposiciones “a” o “de”.

Leé también: Las 1001 dudas de la lengua: tres clásicos

Tampoco y tan poco

La primera es muy fácil y nadie se equivoca nunca. Es la forma negativa del adverbio “también”: “¿Vos no vas? Yo no voy tampoco”. La duda surge con la segunda, la forma separada. Es la unión de dos adverbios: tan + poco. “Tan” funciona como “muy”: tan poco, muy poco. Hay dos manera de no equivocarse al momento de escribirlo: 1- reemplazar el “tan” por “muy” y comprobar si funciona, 2- reemplazar el adverbio “poco” por el diminutivo “poquito”: “No sé por qué comió tan poco/ tan poquito”. El mismo juego se repite con “también” y “tan bien” y se entiende con estos dos ejemplos: “Se viene la lluvia y también el granizo”, “lo hizo tan bien que todos lo felicitaron”.

Aunque no estén demasiado atentos a la ortografía, son dudas que es muy posible que se les hayan planteado. También les sirven para pensar en otros casos parecidos y analizar cuál es la forma correcta. La lista de homófonos es muy larga, así que nos dará la posibilidad de aclarar muchos otros malentendidos.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS