36 C
San Fernando del Valle de Catamarca
lunes, 5 diciembre, 2022

La Serie Mundial de la Major League Baseball: la final del deporte que tiene a millones en vilo y pasa desapercibida en el resto del mundo

La Serie Mundial de la Major League Baseball (MLB), que enfrenta a los Houston Astros y los Atlanta Braves, igualados 1-1 tras los dos primeros juegos, quizá pase desapercibida en Argentina, donde ese deporte no es muy practicado ni puede competir en popularidad con el fútbol, el automovilismo, el básquetbol o el tenis, por ejemplo. Pero ese choque no solo moviliza multitudes en Estados Unidos, donde es uno de los tres eventos deportivos más convocantes, junto al Super Bowl de la NFL y las Finales de la NBA. También suele paralizar otros lugares del mundo, en especial en el Caribe, Centroamérica y Asia Oriental. Y no es difícil entender por qué. 

Esas regiones -a la que hay que sumar a Canadá, que cuenta con una franquicia propia, los Toronto Blue Jays– tienen una cultura beisbolística de mucha historia y cuentan con ligas profesionales de alto nivel deportivo y excelentes jugadores.

“Estados Unidos es básicamente el dueño del deporte, entonces la Serie Mundial representa el mejor béisbol del mundo. Por eso en esos lugares en los que este deporte es tan popular, está tan arraigado, todo el mundo lo ve”, resumió en charla con Clarín Guido Monis, histórico pitcher del seleccionado argentino, Los Gauchos.

En Japón, el béisbol es el deporte nacional. Fue introducido a fines del siglo XIX y principios del siglo XX por inmigrantes estadounidenses y se expandió rápidamente. Su liga profesional es la segunda en importancia en el mundo, por estructura y nivel deportivo, detrás, justamente, de la MLB, y suele ser el destino elegido por jugadores de las Grandes Ligas que quedan libres para continuar sus carreras.

El japonés Shohei Ohtani es una de las máximas estrellas de la MLB. Foto Ronald Martinez/Getty Images/AFP

De ese país, además, surgieron peloteros talentosos que llegaron a jugar en el máximo nivel estadounidense. Hoy, uno de los grandes ídolos en la MLB es Shohei Ohtani, nacido en Oshu, prefectura de Iwate. Bateador y lanzador de Los Angeles Angels, hizo historia esta temporada al convertirse en el primer jugador en jugar en dos roles distintos en el Juego de Estrellas, que se televisó en Japón por primera vez tras 25 años.

El béisbol es tan popular en tierras niponas, que el partido por el oro de Tokio 2020, en el que el seleccionado local venció a Estados Unidos, fue el evento deportivo más visto de los Juegos en ese país, con una audiencia media de 37% y un pico máximo del 44%.

Otros países de Asia con mucha tradición beisbolística es Corea del Sur, al que el deporte llegó de la mano de los inmigrantes y militares estadounidenses en el siglo XIX y tiene también una liga muy competitiva y con una gran organización, y Taiwán, cuya liga dio un salto grande el año pasado al ser la primera en reactivarse en medio de la pandemia.

El Caribe y Centroamérica también se sumaron al boom del béisbol por influencia de Estados Unidos, que vio en los países de esa región una cantera de jugadores.

“En Latinoamérica, el béisbol es una salida, como pasa en Argentina con el fútbol. Y la MLB tiene muchos jugadores caribeños, venezolanos, dominicanos, mexicanos, cubanos, panameños… Entonces es lógico que la Serie Mundial despierte interés”, resaltó Monis.

Basta revisar los roster de los equipos al principio de la temporada para darse cuenta que el pitcher de Los Gauchos tiene razón. De los 780 jugadores de las listas activas del Día de Apertura -que varían a lo largo de la temporada-, 219 nacieron afuera de Estados Unidos. República Dominicana (80), Venezuela (54), Puerto Rico (19), Cuba (17) y México (10) eran los países extranjeros con más representantes.

“Los dos mejores jugadores de los Astros son Carlos Correa, de Puerto Rico, y José Altuve, de Venezuela, a quien muchos ya ven en el Salón de la Fama, aunque le faltan como diez años de actividad. Eso da una idea del peso de los latinos en la MLB. Marcan la diferencia”, contó Matías Ochoa, periodista especializado en béisbol y conductor de Diamante Albiceleste en YouTube.

El venezolano José Altuve y el puertorriqueño Carlos Correa, de Houston, sangre latina en la MLB. Foto Elsa/Getty Images/AFP

Y agregó: “En República Dominicana está la Dominican Summer League, que tiene equipos afiliados a todas las franquicias -es como el nivel más bajo de las franquicias- y que, para los latinos, ese es el primer paso para llegar a las Grandes Ligas. Allí van todos los jóvenes latinos con chances de llegar al máximo nivel del profesionalismo”.

Se entiende entonces por qué la Serie Mundial es el evento más esperado del año en esas regiones. Pero, ¿por qué no genera interés entre otros lugares como ocurre, por ejemplo, con el Super Bowl? Monis ensayó una explicación.

“El béisbol es un deporte complicado de ver y de entender. Es un espectáculo colorido y cuando hay buena calidad y técnica, es entretenido. Pero puede ser un poco aburrido, porque los juegos son largos. Entonces en lugares en los que no hay cultura de béisbol es difícil que genere mucho interés popular”, reflexionó el jugador.

Esa realidad, igual, podría cambiar en un futuro cercano. 

“En Europa el fútbol acapara todo. Pero la MLB está está buscando abrirse polos a distintas partes del mundo. En 2019, por ejemplo, los New York Yankees y los Boston Red Sox jugaron un partido oficial de temporada regular en el estadio de Wembley, con mucho éxito. La idea es expandirse”, comentó Ochoa.

Tal vez en los próximos años, la Serie Mundial de la MLB paralizará al mundo entero.

¿Qué pasa en Argentina?

El béisbol llegó a Argentina de la mano de las comunidades japonesa y estadounidense, pero no nunca terminó de explotar. A nivel de selección, experimentó un gran crecimiento en los últimos años, en especial tras el título conseguido en el Sudamericano 2018 ante Brasil (el séptimo en la historia), que le permitió a Los Gauchos clasificar por primera vez por mérito deportivo a los Juegos Panamericanos (fueron séptimos en Lima 2019). Pero tanto en nivel como en popularidad, nuestro país está lejos de las potencias mundiales y continentales.

“Acá no hay cultura de béisbol. No es fácil porque necesitás mucha gente, un espacio grande y materiales que no se consiguen en el país. Y además, porque es atípico para los argentinos, tiene conceptos que son diferentes a los que estamos acostumbrados en un deporte. Por ejemplo, el que tiene la pelota no es el que ataca, es el que defiende. Y no se anota pasando una pelota por algún lado, sino con el cuerpo”, analizó Monis.

El seleccionado argentino de béisbol ganó en 2018 el Campeonato Sudamericano y clasificó a Lima 2019. Foto Prensa ENARD

Y agregó: “Igual está creciendo. El título sudamericano de 2018 y la participación en Lima nos dio una ventana mayor. Y la llegada de una gran cantidad de inmigrantes venezolanos en los últimos años está generando un cambio. Ellos nacieron con un bate y un guante bajo del brazo y aportan una cantidad y una calidad de juego que va a hacer que esto suba y que la gente empiece a hablar un poquito más del deporte”.

Otro factor que podría promover el crecimiento es la inclusión de una nueva modalidad, el Béisbol 5. Es una versión “callejera” del béisbol, muy popular en Centroamérica, que se juega en un cuadrado de 20 metros de lado, con equipos mixtos de cinco jugadores. Se utiliza una pelota de tenis y no hay bates (se pega con la mano) ni guantes. Tiene reglas similares al béisbol y un partido puede durar, en el alto nivel, 20 minutos. No hay ligas profesionales en el mundo, pero la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol proyecta organizar pronto torneos regionales y hasta un mundial.

“Uno de los objetivos es que continúe explotando y se convierta en una modalidad que ingrese a los Juegos Olímpicos. Otro, que sirva para que los chicos se inicien en el béisbol desde la escuela, porque tiene las mismas reglas. Está funcionando en muchos países en los que el béisbol y el sóftbol no existen o están poco desarrollados y en Salta se está moviendo con fuerza”, contó Ochoa.

El béisbol en Argentina está hoy centralizado en Buenos Aires, la provincia con más equipos, pero con pocos campos, Córdoba y Salta. Y se están desarrollando polos nuevos como Tucumán, San Luis y Rawson, además de Rosario, que está intentando volver a ser un lugar de referencia del béisbol, como fue en el pasado. Hay entre 2.500 y 3 mil jugadores federados. Pero a diferencia de lo que ocurrió a principios del siglo XXI, no hay representantes argentinos en las organizaciones de la MLB o en las ligas menores de Estados Unidos.

Entonces, ¿despierta interés en el país la Serie Mundial? “Hay más gente a la que le interesa el béisbol de lo que uno cree. No se compara, por ejemplo, con el Super Bowl, pero sé que hay personas que nunca jugaron al béisbol e igual miran la Serie Mundial.”, cerró Ochoa.

Cómo se juega la Serie Mundial

Houston y Atlanta llegaron a la Serie Mundial tras coronarse campeones de las dos Ligas que conforman la MLB (similares a las Conferencias de la NBA). Los Astros conquistaron la Americana, al superar en la final por 4-2 a los Boston Red Sox y los Braves ganaron la Nacional al vencer por el mismo resultado a Los Angeles Dodgers, que defendían el título.

La serie mundial se juega al mejor de siete games. Foto Jerome Miron-USA TODAY Sports

La serie se disputa al mejor de siete juegos. Houston tiene ventaja de localía, ya que finalizó la temporada regular con un mejor porcentaje de partidos ganados que Atlanta (58,6 contra 54,7), por lo que fue local en el estadio Minute Maid en los primeros dos partidos. Los Braves ganaron el primer partido por 6-2 de visitantes y los Astros ganaron 7-2 el segundo e igualaron la serie.

La acción se mudará al Truist Park de Atlanta, donde se disputarán los juegos tres (este viernes), cuatro (el sábado) y cinco (el domingo), de ser necesario. El martes y miércoles se disputarían el sexto y séptimo, otra vez en Houston.

Los Astros buscan su segundo título, después del de 2017, que consiguieron en medio de las acusaciones de que habían robado las señales durante los partidos de local en esa temporada. Los Braves, que juegan su primera Serie Mundial después de 22 años, van por su cuarta corona.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS