13.2 C
San Fernando del Valle de Catamarca
viernes, 19 agosto, 2022

“Ellos tuvieron todas las garantías, mientras que a las víctimas no les dieron ninguna”

lunes, 25 de octubre de 2021 06:00

Esta semana se dará a conocer el veredicto de sentencia en la denominada causa Ponce-Borda III, en la que se juzga el secuestro y desaparición de Julio Genaro Burgos y Griselda del Huerto Ponce, la madrugada del 15 de diciembre de 1976. 

En diálogo con el Esquiu.com, Pablo Ramiro Fresneda quien pidió 12 años de prisión para el coronel retirado Francisco Gabriel Castañeda y en sus alegatos fue contundente con el imputado y ya condenados en las anteriores juicios “ellos tuvieron todas las garantías del proceso, mientras que a las víctimas no les dieron ninguna” rememoró el letrado encargado de la querella de las víctimas.


Por su parte, también se manifestó conforme con la labor del tribunal compuesto por los jueces Enrique Lilljedhal, Mario Eduardo Martínez y Federico Bothamley, que a pesar de la pandemia, pudo llevar adelante y el próximo viernes a las 9.30 concederán la última palabra a quien estuvo a cargo de la Jefatura de la Compañía de Infantería A del Regimiento Aerotransportado 17 de esta provincia durante la última dictadura cívico militar. 

Muerte y misterio 

“Nosotros como querellantes, lamentamos que por el paso del tiempo, no estuvo en el banquillo de los acusados el teniente coronel de Infantería, Daniel Rauzzino, que era otro de los acusados y falleció en abril a los 86 años. Ahí se podría haber definido qué pasó con la desaparición de Nelly Yolanda Borda”, la joven estudiante secuestrada por uno de los denominados “grupos de tarea” del Ejército Argentino, a horas de la madrugada del 27 de enero de 1977, dentro de la vivienda donde nació en Belén, casa paterna de la familia Borda, delante  de sus padres, hermanos y primos” remarcó. 

Causas Ponce-Borda I y II

Según Fresneda en las causas denominadas “Ponce Borda I y II, hay sobradas pruebas que Castañera tuvo responsabilidad penal, por la privación ilegítima de la libertad de Julio Genaro Burgos y Griselda del Huerto Ponce, aquel  9 de julio 1276”.

Por su parte, el abogado defensor Lucio Montero, alegó que el imputado estuvo de licencia en el momento de los hechos. 

En tanto que Fresneda replicó que “para mí como querellante, no alcanza con ese argumento. Según su legajo da cuenta que tuvo 28 días de licencia. Pero los mismos testigos militares que declararon, todos coincidieron en que era el jefe de la Compañía A del regimiento, con 120 hombres a cargo y que por más que el haya estado de licencia, no perdía el mando de la tropa. Además, está certeramente probado que a las 3.15 de la mañana, cuando ocurrió el secuestro, fue el personal de Regimiento 17. Pero llamativamente seis horas después, les hacen un allanamiento ilegal, les queman libros y eso quedó registrado en un acta que firma  Mujica -ya condenado- el subteniente, que estaba como subalterno de Castañeda” remarcó. 

Asociación ilícita 

También, el letrado aseveró que desde la querella” pedimos que responda como autor mediato por dominio del hecho, porque era el jefe y porque los militares declaran, que aunque estuvo de licencia, él tenía al mando la tropa. También es responsable, como miembro de la asociación ilícita, porque en los juicios anteriores quedó probado que Lucena, el jefe de regimiento, era partícipe de la asociación ilícita, tanto como Castañeda y demás miembros”. 

Durante los alegatos, el abogado querellante solicitó para Castañeda la pena de 12 años de prisión por los delitos de “Asociación Ilícita, Privación Ilegítima de la Libertad y Allanamiento Ilegal” en concurso real.

Todas las garantías 

 Por otro lado, Fresneda en sus alegatos sentenció “ellos tuvieron todas las garantías del proceso, mientras que a las víctimas no le dieron ninguna, incluso hasta el día de hoy se encuentran desaparecidos, porque la última vez fueron vistos en un centro clandestino de Tucumán, más concretamente Griselda, por un testigo de apellido Cerviño” recordó.

En cuanto a las otras pruebas “también, en la División de Investigaciones de la policía, en Tucumán y Chacabuco, fue vista por un testigo policía llamado Segundo Ortiz. Después sobre el secuestro del 15 de diciembre de 1976 a las 3.15 de la madrugada, un testigo valiente, Vicente Barros que vivía en diagonal, declaró en el juicio que vio al ejército, concretamente 3 militares en el jardín de su casa, uno de ellos en la inspección ocular, dijo como habían asentado un arma larga en dirección a la casa de los Ponce en 9 de julio al 1276” agregó. 

Alegatos de la querella

En cuanto a las conclusiones de la querella, Fresneda recordó “yo en el alegato desarrollé de manera pormenorizada, cómo funcionaba el reglamento de los militares, quedó probado que, a Griselda del Huerto Ponce y Julio Genaro Burgos, los venían siguiendo y los ubicaron dentro de los reglamentos del ejército, como un blanco, como un elemento subversivo. En la cadena de mando, no cabe dudas que se retransmitían las órdenes” puntualizó y añadió “no hay manera de poder deslindar responsabilidades en este sentido” finalizó.

Alegatos de la defensa

Por su parte, el defensor de Castañera, Lucio Montero en sus alegatos el pasado jueves pidió la absolución del exjefe, debido a que al momento de los hechos, se encontraba de licencia por el término de 28 días. 

Perpetua 

Finalmente, tal y como publicó este medio, en los alegatos del fiscal federal Rafael Vehils Ruiz, solicitó la imposición de la pena de prisión perpetua para Castañeda, por la privación ilegítima de la libertad de Griselda Ponce y Julio Genaro Burgos. 

Para el representante del Ministerio Público, el exmilitar fue partícipe necesario en el homicidio de ambas víctimas e integrante de una asociación ilícita, y le pidió al Tribunal que los hechos sean considerados como delitos de lesa humanidad.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS