21 C
San Fernando del Valle de Catamarca
jueves, 19 mayo, 2022

Argentina en el retrovisor

Con una gran actriz española como madrina -Emma Suárez, protagonista de películas como La ardilla roja (Julio Medem), Bajo las estrellas (Félix Viscarret) y Julieta (Pedro Almodóvar)- y una gran retrospectiva dedicada al cine argentino comenzó en el día de ayer la edición 66 del Festival de Cine de Valladolid, que culminará el próximo sábado 30.

Nacido en 1956 como Semana de Cine Religioso de Valladolid, este festival fue creciendo y transformándose con el paso de los años, y ya a partir de 1973 cambió su nombre por el que tiene actualmente -Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI)- y creció en número y calidad de películas exhibidas. En esta oportunidad la sección oficial contará con largometrajes cineastas muy prestigiosos como el estadounidense Paul Schrader (presentará El contador de cartas, protagonizada por Oscar Isaac), el iraní Ashgar Fargadi (ganador de dos premios Oscar, que llega con Ghahreman) y el veterano español Carlos Saura (se proyectará su largometraje El rey de todo el mundo). 

En el marco del festival habrá también clases magistrales de Juan José Campanella y Álex de la Iglesia y un buen número de invitados, entre los que se destacan la fotógrafa Pattie Boyd, los actores Malcolm McDowell, el famoso director de fotografía Vittorio Storaro y el actual director del INCAA Luis Puenzo.

En cuanto a la retrospectiva de cine argentino, estará integrada por dieciséis películas: Un oso rojo (2002, Adrián Caetano), Los rubios (2003, Albertina Carri), La niña santa (2004, Lucrecia Martel), Los muertos (2004, Lisandro Alonso), El aura (2005, Fabián Bielinsky), Abrir puertas y ventanas (2011, Milagros Mumenthaler), Gilda, no me arrepiento de este amor (2016), La flor (2018, Mariano Llinás) y Las facultades (2019, Eloísa Solaas), entre otras. El encargado de la selección -que también incluye siete cortos- fue el crítico español Alvaro Arroba, fundador de la revista Letras de cine y programador del Bafici, que vive hace años en Buenos Aires. Al margen de las películas que eligió, Arroba presentará un libro “que pone en contexto lo que fue el cine argentino desde el estreno de Pizza, birra, faso, el film de Adrián Caetano y Bruno Stagnaro que habitualmente es considerado como el punto de partida del llamado Nuevo Cine Argentino (NCA), en 1998 hasta la actualidad”. Arroba explica que “la selección está inclinada hacia las películas del NCA, pero sumé también producciones de la industria porque mi tesis es que ese buen cine argentino que entró en tensión con el más tradicional hizo que este último mejorara notablemente. He vuelto a ver El secreto de sus ojos, por ejemplo, y me pareció alucinante. Esa fricción provocada por los nuevos cineastas mejoró claramente al cine de la industria, que pasó a tener mayores ambiciones estéticas y formales. Lo mismo pasó en Francia con la nouvelle vague a partir de fines de los 50”. 

Para Arroba, “puesto en perspectiva, lo que ocurrió en el cine argentino desde finales de los años 90 fue la ola más importante de renovación cinematográfica  en todo el mundo, similar a lo que pasó en Taiwán entre fines de los 80 y principios de los 90 y para mi gusto mejor que la quinta generación de cine chino que es tan celebrada. Fue un momento de eclosión, de un nivel de inspiración muy alto: aparecieron nuevos cineastas, una nueva crítica -con revistas como El Amante y Film-, escuelas de cine. Para mí, salvo por el caso excepcional de un gran maestro como Abbas Kiarostami, ese Nuevo Cine Argentino fue mejor que el cine iraní que explotó en festivales a partir de los 2000”.

El homenaje a Campanella 

Más allá de la clase magistral que dará, Juan José Campanella será homenajeado en esta edición del SEMINCI con una Espiga de Oro, premio que celebra la trayectoria de los elegidos. Este año también serán galardonados el gran director de fotografía Vittorio Storaro, quien trabajó con Bernardo Bertolucci, Francis Ford Coppola y Woody Allen, entre otros grandes cineastas.

En el festival habrá también una sección dedicada al género documental, otra dedicada específicamente al cine español y apartados que pondrán el foco en el público infantil, el vino y la gastronomía y el cambio climático. 

Uno de los platos fuertes para descubrir grandes películas que circularon mucho por festivales pero más bien poco por salas comerciales es la sección Disidencias, que tiene programado otro largo de Lisandro Alonso (Jauja, protagonizada por Viggo Mortensen y con guion del escritor Fabián Casas) y también rescata joyas como El cielo gira (2004), de la española Mercedes Álvarez, Meek’s Cutoff (2010), de la estadounidense Kelly Reichardt y la más reciente Retrato de una mujer en llamas (2019), de la francesa Celiné Sciamma.

También te puede interesar

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS