20.9 C
San Fernando del Valle de Catamarca
domingo, 14 agosto, 2022

Aníbal Fernández: “Ni el Presidente ni yo necesitamos ser aprobados por Sergio Berni”

Luego de que el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, contradijera al Gobierno al afirmar que debe enviar tropas para controlar el conflicto mapuche en el sur y que son “terroristas”, su par de Nación, Aníbal Fernández, salió a responderle y lo trató de “irresponsable“.

El ministro de Seguridad nacional arrancó envalentonado con críticas la presunta carta de Facundo Jones Huala, en la que “dice que la administración populista es más peligrosa que la derecha tradicional“, según palabras que le adjudican al líder mapuche.

Ante eso, Fernández apuntó contra Mauricio Macri, contra “la gobernadora (sic) que no sabe explicar cómo se compran los departamentos” (en referencia a María Eugenia Vidal) y contra Patricia Bullrich. A todos ellos los trató de “guapos”.

Ante la pregunta sobre si es o no terrorismo lo que ocurre en el Sur del país, Fernández dijo que esa definición se escucha solamente en boca de “irresponsables”. Y terminó poniendo a Berni a la altura de opositores.

“Cuando uno está hablando de un delito de semejante envergadura, lo que metemos es en riesgo a todo un país. No se puede ser tan irresponsable de decir semejante cosa. No admito eso”, dijo Fernández en C5N.

En este sentido, al ministro de Seguridad le recordaron que también Berni había hablado de terrorismo y entonces dijo: “Sergio es amigo mío, no puede hacer eso“.

Aníbal Fernández y Sergio Berni, amigos que se sacan chispas en la interna oficialista.

“Nos conocemos, no lo puede hacer”, sentenció, al tiempo que invitó a su par bonaerense: “Si tiene duda de alguna cosa me puede preguntar“.

“Tendría satisfacción de darle alguno de los elementos para que conozca. No puede decir eso. Es irresponsable mencionar un delito de esa envergadura en una situación de estas características”, insistió el titular de la cartera nacional.

Además, fue tajante y ninguneó indirectamente las palabras del bonaerense al afirmar: “Ni el Presidente ni yo necesitamos ser aprobados por Sergio Berni“. Al instante Fernández intentó contemporizar con una frase protocolar: “Con todo el cariño que le tengo”.

“No necesitamos su aprobación, actuamos por nosotros mismos. Entendemos cómo son las cosas“, ironizó.

También le pegó por la actitud de no plantear puertas para adentro en vez de salir a hablar en los medios: “Yo nunca jugaría en contra del peronismo“, sentenció.

“Ahora, si los otros no lo sienten así, no lo sé. Contra el país no juego nunca. Aunque suena patriotero. Contra el país no juego, contra el Presidente, menos; y mucho menos los intereses del peronismo que representa el Presidente. No voy a jugar nunca contra eso”, le marcó la cancha a quien dijo sentir como un amigo.

Marca territorio en el Conurbano

Fernández continuó marcando distancia de Berni al referirse al envío de gendarmes a la Patagonia como gesto de “solidaridad” ante los ataques de grupos extremistas mapuches.

En ese sentido, remarcó que en los “tan solo 30 días” desde que asumió envió ayuda a Rosario, el conurbano bonaerense y ahora Río Negro.

“En tan solo 30 días analizamos y diagnosticamos la situación de Rosario. Ya instalamos 575 efectivos que no actúan per se. Porque la de Rosario es una situación de décadas, de conflictos severos”, destacó el ministro nacional.

Y fue al Gran Buenos Aires, territorio crítico y de incumbencia directa para Berni.

“En el caso del conurbano, lo mismo. Hay 5.000 hombres y mujeres trabajando en todos los trenes y terminales de ómnibus para que estén en las mejores condiciones se pueda ir y volver en las mejores condiciones”, indicó el ex candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires.

Por último se refirió al envío de personal de seguridad a Río Negro.

“¿Estamos o no en Río Negro? Sí, estamos“, se preguntó y luego respondió Aníbal F., que subrayó que se trata de una decisión por “solidaridad” y no por obligación legal.

“Estos casos son necesarios trabajarlos porque la solidaridad nos obliga, no la Ley de Seguridad Interior que no nos obliga, sino que es un problema del concepto más profundo desde lo Federal como proteger a una provincia argentina y su gente de males como el que están teniendo“, dijo el funcionario nacional.

¿Terrorismo?

En otro tramo de la entrevista, a Aníbal Fernández le consultaron si los ataques adjudicados a los mapuches pueden definirse como actos terroristas

“Es un conflicto complejo. No voy a opinar sobre lo que la provincia quiera hacer con eso”, señaló el ministro de Seguridad. En la semana había dicho enfáticamente que, si bien las denuncias pueden referirse a “terrorismo”, es el juez quien debe confirmar esa calificación, lo que convertiría al delito en federal y, entonces sí, sería una obligación la acción de las fuerzas de seguridad nacionales.

Ataque incendiario en El Bolsón contra el Club andino Piltriquitrón. Foto Noticias del Bolsón

“Tan importante es lo que está sucediendo, que el Presidente junto a (Gabriel) Katopodis tomaron la decisión de ayudar a la reconstrucción del club que tiene 100 años”, expresó Fernández sobre la colaboración del Ministerio de Obras Públicas en Río Negro. Se refería al ataque al Piltriquitrón.

“Lo que se busca es reestablecer, ordenar las cosas de la mejor manera. E ir con la gobernadora (Arabela Carreras), si la que fue elegida por la voluntad popular fue ella; nosotros no tenemos que ir a usurpar los títulos de nadie. Tenemos que trabajar para ayudar a que el poder pueda llevar adelante la estrategia”, añadió.

Y evaluó las conversaciones que mantuvo con Carreras: “La charla ha sido muy buena, lo ha dicho la gobernadora también y me siento satisfecho”.

Elecciones y “herencia”

Aníbal Fernández se refirió a las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre, en las que considera que el oficialismo podrá revertir la derrota que se llevó de las PASO en los distritos más importantes del país.

“La elección y las PASO no son comparables. Nuestros candidatos no competían con nadie y del otro lado hubo una competencia que había que alimentarla”, explicó su positiva teoría. Luego, disparó contra la oposición, con dardos hacia el gobierno de Mauricio Macri y con la pandemia como justificación de lo realizado durante la presidencia de Alberto Fernández.

“En algún momento la sociedad va a pensar y no va a terminar votando a sus verdugos. Fue una catástrofe lo que vivimos hasta el 2019. Y después del 2019, cuando el Presidente se predispone junto a la vicepresidenta a tomarse esos 90 días para comenzar a realizar cambios profundos, empezó la pandemia”, lanzó.

Finalmente, les respondió a los opositores que anunciaron que no aceptarán sentarse a dialogar con el Gobierno luego de las elecciones: “No dejaría nunca de invitar al diálogo, algún día se van a sentar”.

DS/DB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS