En un mal momento sobre Diego, llega Maradona: Sueño bendito

0
15
en-un-mal-momento-sobre-diego,-llega-maradona:-sueno-bendito

Y un día llega el estreno de Maradona: Sueño bendito, que por el simbolismo de su personaje central tal vez sea la ficción biográfica más arriesgada que podía grabarse en la Argentina.

Pasaron casi cuatro años, el mismo tiempo que hay entre un Mundial y otro, desde el comienzo de la producción y su desembarco en la pantalla. Será este jueves 28, a casi un año de su muerte y dos días antes del que hubiera sido su cumpleaños 61. Y, la serie aún sin estrenarse, ya tuvo difíciles idas y vueltas entre la familia del Diez y la producción.

A lo que se agrega la revelación de la relación del Diez con la joven cubana Mavys Álvarez.

A los cientos de versiones de sí mismo que encarnó en vida Diego Armando Maradona y las interpretaciones que ya existieron en la ficción, ahora se sumarán cuatro más. Veremos al niño Juan Cruz Romero, a Nicolás Goldschmidt, a Nazareno Casero y a Juan Palomino encarnarlo en cuatro etapas diferentes. 

Quién es quién

Nicolás Goldschmidt, Nazareno Casero y Juan Palomino en “Maradona: sueño bendito”.

Con pasado en la factoría Cris Morena (Chiquititas, Rincón de luz) y varios roles en cine (Sol de otoño, Mujer Lobo, Eva no duerme, entre otros), Goldschmidt encarnará al Diego que debuta el 20 de octubre de 1976 en la Primera de Argentinos Juniors, que luego es vendido a Boca y que juega los primeros partidos con la Selección Argentina. También, al que se enamora de la Claudia Villafañe morocha.

Casero hará lo propio con el Maradona que emigró a España como incorporación rutilante del Barcelona y terminó yéndose por la puerta de atrás, el que conquistó Italia y Europa con el Napoli y el capitán del equipo campeón del mundo en México 1986. También, al más fiestero, el infiel y el que cae en la adicción a la cocaína.

A Palomino le tocó engordar veinte kilos para ser el Diego retirado, el de la despedida con la frase “la pelota no se mancha”, el que casi muere en un verano, a los 40 años, en Punta del Este. Por su parte, el debutante Romero será el Pelusa más tierno, ese pibe que Francis Cornejo descubrió y llevó a La Paternal para sumarlo a los Cebollitas, el equipo juvenil de Argentinos Juniors.

Juan Cruz Romero, el Diego más pequeño, en Maradona: Sueño Bendito, la bioserie que Amazon estrena el 28 de octubre.

Casualidades del destino, Casero y Goldschmidt nacieron en 1986: uno en pleno Mundial de México y el otro, dos meses después de que Maradona alcanzara su Everest. Palomino es clase 1961, casi coetáneo del Diego. Ellos tres participaron de una maratónica sesión de entrevistas para hablar de cómo es ponerse en la piel de uno de los mayores íconos nacionales. Aquí, sus frases más destacadas.

Convirtiéndose en Diego

Juan Palomino, como el 10, en la despedida en la Bombonera, en Maradona: Sueño Bendito.

“Empecé el casting con 89 kilos y aumenté veinte. Cuando comencé a engordar para el papel, se dispararon algunos valores en los análisis médicos y no la pasé tan bien. De todos modos la producción me cuidó, me fui haciendo controles de salud cada tres meses”. (Juan Palomino)

“Físicamente Naza y yo también tuvimos mucho trabajo porque obviamente teníamos que acrecentar muchísima masa muscular. El cuerpo de Diego era el de un gladiador. Estuvimos ocho meses entrenándonos en el gimnasio y  futbolísticamente. Me sirvió mucho ver entrenarse a un equipo de fútbol tanto como a Nazareno. Así pude ver en otro los movimientos que yo necesitaba recrear”. (Nicolás Goldschmidt)

“Juan tuvo que subir veinte kilos. Nosotros teníamos que aumentar masa muscular y una nutricionista nos controlaba que lo lográramos. De golpe te dicen “clavala en el ángulo de zurda” y vos “¿qué? Si soy diestro” Las dificultades son un montón. Por suerte, porque si no sintiera miedo, vértigo o un burbujeo en la panza, me aburriría”. (Nazareno Casero)

Una imagen de “Maradona: Sueño bendito”.

“Estar excedido de peso me hizo entrar en un mundo que desconocía: lo complicado de encontrar ropa si necesitás talle grande y la mirada del otro, del ciudadano común que tal vez se burla. Recibí comentarios terribles sobre mi aspecto. Mucha parte del público no estaba enterada del porqué había engordado tanto y tenía una actitud muy negativa. (Juan Palomino)

Ser Diego

Maradona es vértigo. Es una sensación que iba a estar. Es un personaje no sólo irreverente sino también impredecible. Ese brío, esa manera de contestar, esa chispa, esa picardía que se ve en la cancha también se ve afuera y ahí estaba el desafío” (Nazareno Casero)

Andá a ser canchero y fanfarrón sin ser Maradona. Podés quedar en orsai en un minuto. Era encontrar la nota justa para subirse a eso y no exagerar ni para abajo ni para arriba, porque si te quedás corto no sos Maradona, y si te vas para arriba sos un boludo ‘haciendo de’” (Nazareno Casero).

Escena de “Maradona: Sueño bendito”. Nazareno Casero, como El Diez.

Diego artista

“Yo me relacioné siempre con el Diego artista. Esa parte de showman que entretenía las masas, que tenía un gran sentido del humor y era muy pícaro. Le gustaba mucho cantar, bailar, tenía una gran vocación por todo lo artístico. Si hubiera sido su cometido, habría sido un genio en cualquiera de esas disciplinas” (Nicolás Goldschmidt).

Diego épico

“Generacionalmente representa los últimos 55 años de historia, con todos los vaivenes políticos, económicos, sociales, asimetrías. Tengo las imágenes vívidas de Maradona en Nápoles enfrentándose al norte rico de Italia. O el Mundial de México y los dos goles a Inglaterra. Ese componente político-épico siempre me atrajo. Le empecé a prestar atención a partir de esas instancias”. (Juan Palomino)

Diego universal

“Maradona: Sueño bendito”: quién es quién en la bioserie de Amazon Prime Video.

“Es un personaje tan grande que siempre estaba. Era omnipresente. Siempre por alguna u otra razón aparecía en las conversaciones y en el entramado cotidiano” (Nazareno Casero)

El Diego es universal: todos tenemos una relación con él. Alguno de sus aspectos y algún momento de su vida en algo te tocan, te interpelan. A medida que fui metiéndome cada vez más en la serie me pasó que dije: Fua, el Diego. Cuando realmente tuve frente a los ojos la totalidad de este personaje me rendí frente a él porque me di cuenta de que es muy grande” (Nazareno Casero).

Entre el Papa y el Che

“Maradona es recomponer y armar un poliedro que está conformado por piezas, y esas piezas conforman una historia de vida que habla también de la historia del país. Maradona es la identidad de la Argentina: entre el Papa y Ernesto Guevara, en el medio está Maradona”. (Juan Palomino)

El ruido mediático

“Maradona: Sueño bendito”. Leo Sbaraglia y Nazareno Casero, como Guillermo Coppola y el Diego.

“En la serie vamos a poder ver diferentes pasajes de su vida y conocer desde sus inicios hasta sus momentos de gloria y también lo de tristeza y sus penas. Nos enfocamos en eso, porque al ser una figura tan grande siempre va a haber cosas alrededor. Nosotros no dejamos de estar adentro de una composición actoral, y lo que hay afuera es gente y su vida. No se puede analizar”. (Nazareno Casero)

El qué dirán

“La serie llega en un momento clave, en el que repensamos aspectos de nuestra sociedad. Entre ellos, qué les pedimos a nuestros ídolos. Va a emocionar muchísimo, va a revelar mucho y también va a poder también dar contextos para entender a la figura. Contar sus inicios, hablar de dónde viene Maradona, es hablar al mismo tiempo de la cultura argentina y latinoamericana”. (Nicolás Goldschmidt)

“Es fundamental entender a Maradona en cada momento de su vida, no para justificarlo, sino para comprenderlo. Especialmente las nuevas generaciones. En estos últimos años la sociedad cambió bastante, pero a Diego hay que entenderlo desde su contexto. Soy de esa generación, crecimos de una forma y nuestros referentes fueron algunos personajes determinados, y fuimos producto de eso”. (Juan Palomino)

Nazareno Casero, en la serie Maradona: Sueño bendito de Amazon Prime Video. /Foto Captura IG Amazon Prime Video

Qué habría opinado Diego de estos Maradonas

“Pasé noches pensando en eso antes de dormirme. Es una pregunta que me hice durante todo el tiempo que estuve haciendo de Diego. Son los puntos suspensivos más tristes. No lo sé y no lo voy a saber nunca. La interpretación ya casi está en el aire. Veremos qué sucede”. (Nicolás Goldschmidt)

La primera temporada de Maradona: Sueño bendito tiene diez episodios de una hora. El primero se estrena este jueves 28 de octubre a las 22 en El Nueve. Y desde el viernes 29 tendrá sus cinco primeros capítulos disponibles en Amazon Prime Video. El 5 de noviembre se subirán los episodios 6 y 7, y los últimos tres se verán de a uno en entregas semanales hasta el final, el 26 de noviembre.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA