11 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 21 mayo, 2022

Gabriel Fuks, un funcionario desplazado del Gabinete, será embajador ante Ecuador

El dirigente del peronismo porteño Gabriel Fuks era hasta mediados de septiembre Secretario de Articulación Federal de la Seguridad de la Nación Argentina. Ahora, aguarda el sí final del gobierno del presidente ecuatoriano Guillermo Lasso para ser el nuevo embajador de la Argentina en Quito.

Fuks llega a Cancillería tras desplazamiento de la ahora ex ministra de Seguridad Sabina Frederic, quien salió del gobierno en el medio del recambio de Gabinete por la derrota oficialista en las primarias del 14 de septiembre pasado. Curiosamente, Frederic pasó a ser la nueva titular de Cascos Blancos, la organización humanitaria internacional de la Cancillería que Fuks presidió entre 2003 y hasta finales del 2013.

Según confirmaron fuentes oficiales Clarín ahora, su plácet de estilo ya fue enviado a Quito por el canciller Santiago Cafiero. Mientras, el nuevo embajador ecuatoriano en la Argentina, Xavier Monge Yoder, un reconocido empresario, ya está en Buenos Aires y a punto de presentar sus cartas credenciales ante el gobierno.

Al igual que Monge Yoder, Fuks será embajador político. Requiere entonces que su pliego sea aprobado en el Senado argentino, en un proceso que puede llevar meses. Su perfil dialoguista no preanuncia dificultades con la oposición en la Cámara Alta. Fue legislador porteño y Defensor Adjunto del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, entre otros cargos.

La embajada argentina en Ecuador fue fuente de todo tipo de especulaciones. Una de ellas indicaba que el puesto de embajador iba a ser para Fernando “Chino” Navarro, actual secretario de Relaciones Parlamentarias, en el medio de versiones de que el cristinismo duro pedía su renuncia en ese cargo.

Al mismo tiempo, hay que recordar que no hay embajador argentino en en Ecuador desde diciembre de 2019, ya que Alberto Fernández no quiso enviar a nadie allí por sus problemas políticos con el ex presidente Lenin Moreno y su apoyo al correísmo. Esa posición generó muchas criticas porque el Presidente hizo lo mismo con la embajada argentina en Colombia por sus diferencias con Ivan Duque.

La llegada al poder del banquero Guillermo Lasso, con quien Alberto Fernández se reunió en Perú, mejoró los vínculos. También limó asperezas con Duque. De hecho, el presidente argentino tiene pendiente un viaje a Ecuador que había planeado para agosto y finalmente no hizo.

Hoy la situación en Ecuador es inestable. Los sindicatos, indígenas y universitarios prometen protestas contra el gobierno de Lasso pese a que rige el estado de excepción. Y a su vez, el presidente está bajo investigación de la fiscalía general por el presunto delito de fraude fiscal, que habría surgido de revelaciones en los llamados Pandora Papers. 

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS