36 C
San Fernando del Valle de Catamarca
lunes, 5 diciembre, 2022

Cómo es “Siervo”, el disco póstumo de Palo Pandolfo

La prematura partida del cantante y compositor Palo Pandolfo (1964-2021) dejó un vacío en la música popular que su póstumo trabajo Siervo, desde hoy, disponible en las plataformas digitales, repara de alguna manera.

Un trabajo que logró concluirse gracias a su cuaderno de ruta en el que Palo Pandolfo precisaba deseos sobre este material, que su equipo logró plasmar para darle el toque final a este disco que conserva su frescura y una intacta creatividad.

En el álbum colaboraron Fito Páez, Santiago Motorizado, Hilda Lizarazu, Sofía Viola y Mora Navarro. Son once canciones que describen su esencial compromiso con la libertad.

Palo Pandolfo, en el Lollapalooza. Un artista inigualable. Foto Fernando la Orden

Una síntesis​

Siervo puede sonar a una síntesis acertada de la historia artística de Pandolfo, hay una sostenida rítmica rioplatense que confluye de manera orgánica con los aires folclóricos, pop y del rock, por momentos casi un testigo de la alquimia de este compositor.

El álbum abre con Doble corazón, un tema de tiempo marcado como respaldo a un verso que suena a mantra “No tengo casa/ no tengo celos/ toda mi vida en una flor/ Cubro mi cara con un pañuelo/ guardo el aliento del corazón/ No tengo ganas de andar por el suelo/ siento la nieve del desamor”.

La letra nos lleva por distintas atmósferas en los que la fuerza rítmica hace de vehículo.

Párpados tiene un inicial caminar de ska que se diluye hacía un rock con sabor setentista. Las voces de Pandolfo y de Paéz, que la agregó después del fallecimiento del artista, conforman un potente coro que toma fuerza y se convierte en un canto liberador, festivo como aquella música de Los Visitantes.

Ovni suena a remanso; una introducción en guitarra mientras Pandolfo apoyado por un arreglo de cuerdas nos cuenta que “La luna nos da/ en el agua nos da/ nos pone a pensar/ libertad”.

Nostalgia

El alma partida pone un acento nostálgico; acompañado solo por la guitarra y una suave percusión, nos cuenta que “Estoy llorando el alma partida/ estoy llorando sin esperanza”, su voz con cámara crea un clima que le da a esta historia el sabor de una despedida.

Palo Pandolfo murió repentinamente, en la calle, el 22 de julio de 2021.

La idea toma el camino de un relato preciso, con un vuelo lírico que contrasta con ese gusto por los tiempos marcados; claroscuros que eran uno de los sellos de la música de Pandolfo.

Sigue Endemoniado, con una introducción en el que voz y guitarra hacen un call-reponse que cambia a un aire pop que se va transformando en diferentes climas siempre alrededor de la voz; un artista que no responde a carátulas, más bien, un librepensador sin prejuicios que abrió su música como un abanico interminable.

En El viento el aire flamenco de las voces sacude este 6×8 chacareroso a la manera de este artista genuinamente ecléctico.

Tu amor es un marcado pop, con un arreglo de voces, que suena a influencias locales como las de García y Spinetta; sin embargo, la música de Pandolfo tiene esa autenticidad de origen y esta canción logra desplazar por un momento oscuridades y despedidas para abrir esa ventana a la esperanza. “Todo el universo tiene tu amor, tu amor/ todo el universo tiene tu amor, tiene tu amor”, nos canta.

Un bohemio. Palo Pandolfo siempre pregonó y fue consecuente don su libertad. Foto Silvana Boemo.

En Fe, la guitarra deconstruye una milonga mientras el cantante se hunde en una historia intensa por el manejo que hace de su voz y el tempo. Una lírica que recorre espacios y momentos mientras insiste: “Cantando en el fuego, comenzando a entrar”.

Cerca del cierre del disco, Madrigal introspectivo, cantado de manera parsimoniosa “Nochero, ungido, moreno” con un arreglo de teclados que arropa el estribillo y un agitado Humo al aire en el que percusión y voz se impulsan una a otra y es la armónica la que pone la melodía.

“Humo al aire/ de la nube eléctrica/ decime algo que no sepa/ domingo empecé la semana”. Nada es cómo parece en Siervo, un disco atrapante por ese amplísimo vocabulario estilístico de este trovador que dejó como legado que la música no reconoce fronteras.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS