21 C
San Fernando del Valle de Catamarca
jueves, 19 mayo, 2022

En un clima de máxima tensión, el Gobierno convoca a las empresas: temen un congelamiento de precios

A las 15 horas del martes. A esa hora, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, dio por vencido el plazo que impuso para alcanzar un acuerdo con el sector empresario para congelar 1.650 productos de la canasta básica por 90 días. Por tal motivo, el funcionario convocó para esta tarde al presidente de la Copal (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios), Daniel Funes de Rioja, y al titular de la ASU (Asociación de Supermercados Unidos), Juan Vasco Martínez, para mantener una reunión. Ya el propio Feletti les había anticipado que iba a sacar el congelamiento de precios a través de una resolución.

Los tiempos se aceleraron a partir de anoche. Ayer, tras un encuentro con fabricantes de consumo masivo, Feletti les comunicó que había sumado 403 nuevos artículos a los 1.247 originales, y les remitió un listado completo para que las empresas lo revisen. “Encontramos cosas insólitas, con precios por debajo del 30% con respecto al 1° de octubre“, ilustró un alto ejecutivo del sector. La misma fuente agregó que “nunca hubo diálogo genuino, todas las empresas mandaron las propuestas como pidió Feletti y ni siquiera las vieron“.

Anticipando medidas muy duras, la Copal advirtió en un comunicado que “no están garantizadas las condiciones para conciliar las posibilidades de los sectores frente al pedido de estabilización de precios” y que “los acercamientos realizados hasta el momento reflejan la falta de voluntad por parte de las autoridades para realizar un acuerdo con el sector”. En la industria temían un congelamiento de facto o incluso la aplicación de la Ley de Abastecimiento. En ese caso, no descartaban recurrir a la Justicia.

Feletti debutó en el cargo hace una semana exactamente. Ni bien asumió, presentó un “plan de estabilización de precios” para contener la aceleración inflacionaria en la canasta alimentaria. Lo planteó como un acuerdo consensuado con fabricantes y supermercados, algo que por ahora nunca prosperó como tal. Inicialmente, el funcionario propuso una lista y luego de intensas reuniones y gestiones, remitió otra más ampliada.

Entre el lunes a la noche y este martes a la mañana, el equipo que lidera Feletti y en el que también están Débora Giorgi y Antonio Mezmezian, envió a las compañías un mamotreto de 598 páginas en formato Excel, con los productos listados sin ningún orden y separados por provincias, y sin identificar a sus propietarios. En teoría, esperaba que las empresas elevaran sus propuestas de ajustes para hacer las correcciones.

La sorpresa que se llevaron muchas de las firmas al recibir el mail es que los precios que figuraban en el listado no correspondían a los que regían al 1° de octubre, con diferencias notables de precios con respecto a los que hoy están en góndola. En algunos casos, tenían valores entre 10 y 30% más bajos que los actuales. La secretaría de Comercio aceptó recibir sugerencias de cambios para alcanzar un acuerdo consensuado. Incluso, una fuente oficial confió a este diario que por la mañana “ya habían recibido varias” y que “se estaban analizando”.

Con el correr de las horas, el clima empeoró. En la industria recalcan que prevalecía la voluntad de diálogo y de acompañar al Gobierno. De hecho, muchas de las empresas convocadas participan de los programas Precios Cuidados y Súper Cerca, pero deslizaban que la lista confeccionada por Feletti contenía “artículos premium, que nada tienen que ver con las necesidades básicas de la gente”.

El malestar mayor, no obstante, es que “muchos precios están por debajo del costo de salida de fábrica, es algo inviable”, señalan y concluyó: “Si el Gobierno tiene decidido congelar, que no culpen a las empresas“. En sintonía con el equipo de Feletti, la flamante portavoz presidencial, Gabriela Cerrutti, manifestó que “se está tratando de llegar a un acuerdo, esa es la vocación del Gobierno”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS