21.7 C
San Fernando del Valle de Catamarca
jueves, 1 diciembre, 2022

Quién es el elegido de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal en la Ciudad, que entró al PRO por una red social y presidirá la Legislatura

La historia de Emmanuel Ferrario es atípica en la política argentina. De alto perfil en lo profesional pero bajo en lo público, resulta un caso extraño: es el primer candidato a legislador en la elección de este año por Juntos por el Cambio luego de que su arribo al PRO -la principal fuerza política de esa alianza- fuera por una red social: LinkedIn, donde se arman perfiles orientados al uso empresarial, a los negocios y al empleo.

También fue atípico el modo en que llegó a encabezar la lista de legisladores porteños, lo que lo pone en carrera para presidir la Legislatura porteña el próximo año, y que lo coloca en la línea sucesoria de la Ciudad. En julio de este año, Horacio Rodriguez Larreta lo convocó a su oficina. Al entrar, también estaba allí María Eugenia Vidal: allí le transmitieron que ambos querían que fuese candidato a primer legislador de la Ciudad, a lo que Ferrario respondió emocionado con un “muchas gracias” y un abrazo a ambos. “¿Lo puedo pensar?”, dijo a lo que el alcalde porteño le respondió: “Sí claro, pensémoslo ahora juntos”, mientras se señalaba el reloj de su mano.

Desde allí, todo es vertiginoso en la vida de este joven que, a sus 36 años, ya tiene mucho para contar. En su cuenta de Twitter se define como “Papá de Loki”, que es su perro Jack Russell Terrier. Ferrario está en pareja con Francisco y es un militante del movimiento LGBT. Cuando volvió de su beca en Stanford, a los 28 años, los convocó a sus padres a un almuerzo donde les contó sobre su homosexualidad.

Es oriundo de Rafael Obligado, un pueblo de 700 habitantes, en el partido de Rojas, provincia de Buenos Aires. Y resultó el primer egresado universitario del pueblo; por eso, cuando se recibió, lo pasearon en autobomba por todas las calles de Rafael Obligado.

Gracias a una beca, logró estudiar en Buenos Aires: desde entonces -marzo del 2003- se estableció en la Ciudad de la que ahora será una autoridad política.

Emmanuel Ferrario, el candidato a legislador porteño de Juntos por el Cambio, con Horacio Rodríguez Larreta

Cursó la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad Di Tella y trabajó en Techint, puesto que era un sueño de su padre metalúrgico. El momento de la carrera política se empezó a hacer realidad en 2009 cuando llegó al Congreso de la Nación para trabajar con el prestigioso abogado Ricardo Gil Lavedra, gracias a la amistad con su hijo.

Como parte de su formación, con otra beca viaja a estudiar a Estados Unidos en una maestría en Políticas Públicas. Producto de su buena perfomance en la Di Tella, aplicó para hacer un posgrado en la Universidad de Stanford, pero tenía un requisito excluyente; saber inglés. Quienes lo conocen, juran que no sabía una sola palabra. En 9 meses, tuvo que hacer un curso acelerado de inglés para aplicar a esa beca.

A su regreso (2014), se produce la búsqueda vía LinkedIn de un puesto de trabajo en el Gobierno de la Ciudad. A las pocas horas de postularse, se encontró con que tenía una entrevista de trabajo con el propio Horacio Rodriguez Larreta, ya entonces Jefe de Gabinete porteño.

Allí, comienza a trabajar con Franco Moccia, quien lo lleva con él en su faena como Subsecretario de Planeamiento y Control de Gestión y luego, como Ministro de Desarrollo Urbano y Transporte. Esa experiencia de gestión hace que, cuando María Eugenia Vidal asume como gobernadora, lo convoque para la gestión bonaerense. Y se va como Vicejefe de gabinete, detrás de Federico Salvai, la mano derecha de Vidal.

Federico Salvai y Emmanuel Ferrario. Trabajaron juntos dentro del gabinete bonaerense de Vidal.

Allí trabajó a full para modernizar las herramientas de gestión. Por ejemplo, le dijo adiós al “pago de sueldo con disquetes”, pasando a un modo de sistema digital de pago de haberes. Pero el fuerte de Ferrario era el monitoreo y control de toda la gestión de gobierno.

Como vicejefe de Gabinete de Federico Salvai, tenía bajo su mando el tablero del control del gobierno bonaerense; para evaluar la marcha de la gestión, Vidal, Salvai y el joven Ferrario, recibían a los ministros provinciales. “Su desembarco fue todo un cimbronazo, vino acá a hacernos marcas personal”, rezonga aún hoy un ministro vidalista que veía como Ferrario tenía oficina propia a metros de la gobernadora.

Pero al terminar la gestión Vidal, Ferrario vuelva a la Ciudad como asesor de Larreta pero parte luego a otra beca para estudiar en el exterior.

La confianza que se ganó en poco tiempo este joven inquieto despierta varias preguntas: ¿Por qué confían tanto en él? ¿Es de Larreta o de Vidal?. Cerca del jefe de Gobierno así como de la primera candidata a diputada nacional se asignan ser quiénes sugirieron a Ferrario para encabezar la tira de legisladores y llevarlo, luego de diciembre, a la presidencia de la Legislatura porteña. Es más: como contó Clarín, Ferrario asumió algunos roles operativos que antes tenía el secretario General del Gobierno de CABA, Fernando Straface, de cara a las elecciones de noviembre.

Consultado por su relación con Larreta y Vidal, Ferrario eludió: “Es como elegir entre mi mamá y mi papá”, contestó en una entrevista al diario Perfil.

Emmanuel Ferrario, el candidato a legislador porteño de Juntos por el Cambio, con María Eugenia Vidal

En la campaña actual, lleva adelante la agenda joven del espacio. Y por eso, se ha mostrado proactivo con un par de temas. Con su militancia por los derechos LGBTQ, de lesbianas, gays, bisexuales y transgénero. Y con su posición a favor de despenalizar el consumo de marihuana, reconociendo que es un tema que despierta debate en su espacio político pero que cree que el Estado debe regular su consumo.

Emmanuel Ferrario, funcionario de la Ciudad: tuvo coronavirus.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS