Nik reveló que en la escuela de sus hijas hay “miedo”, después del tuit “intimidante” de Aníbal Fernández

0
13
nik-revelo-que-en-la-escuela-de-sus-hijas-hay-“miedo”,-despues-del-tuit-“intimidante”-de-anibal-fernandez

Cristian Dzwonik, alias Nik, repasó este sábado por la noche el fuerte cruce que mantuvo con Aníbal Fernández, consideró que la respuesta del ministro de Seguridad a su tuit, donde cuestionó algunas de las últimas medidas del oficialismo, tuvo “un tono intimidante” y reveló que en el colegio al que asisten sus hijas “hay miedo” por esta situación, que acaparó la agenda de la última semana.

“En la escuela están todos preocupados. Hay un miedo que tenemos todos los papás y mamás que es la situación de los hijos. Si te nombran el colegio, el nombre del colegio, y respondiendo a un tuit que era una opinión, se te hiela la sangre”, afirmó el humorista gráfico, sentado en la mesa del programa televisivo La Noche de Mirtha, que se emite por El Trece y conduce Juana Viale.

Todo se desató cuando Nik, en su cuenta personal en esa red social, escribió: “Regalar heladeras, garrafas, viajes de egresados, planes, platita, lo que sea, lo que venga. Qué triste no escuchar nunca la palabra TRABAJO, ESFUERZO, FUTURO, PORVENIR. Los va a volver a derrotar la DIGNIDAD del pueblo”, había escrito el dibujante, en una crítica a las medidas del Gobierno para levantar la derrota electoral en las PASO.

La respuesta de Aníbal Fernández no se hizo esperar. “Muchas escuelas y colegios de la CABA reciben subsidios del Estado y está bien. Por ejemplo la escuela/colegio ORT. ¿La conoces? Sí que la conoces… O querés que te haga un dibujito? Excelente escuela lo garantizo. Repito… ¿Lo conoces?”, replicó el funcionario.

Posteriormente, Nik avivó un tanto más la llama que ya no pararía de crecer: “El ministro de Seguridad me dedica un tweet persecutorio con una amenaza ‘velada’ dando a entender que conoce el colegio al que van mis hijas menores!”.

“Todavía sigo nervioso”, reconoció Nik, tras el cruce con el ministro de Seguridad.

Aníbal Fernández ofreció sus disculpas de una manera un tanto extraña, aunque lo concreto es que ya se habían sentado las bases de una disputa dialéctica que, claramente, superó los límites de lo personal y alcanzó los estratos políticos más altos.

Esta noche, el dibujante comentó que todavía no pudo retomar la vida normal después de ese episodio, tanto la suya como la de sus hijas.

“Todavía sigo nervioso. Quiero hablar poco de mis hijas porque ellas la pasaron mal también. La más chiquita lloró. La más grande me preguntaba si tenía que ir al colegio o si podía faltar esta semana. Después de un año y medio de falta de clases, otra vez el tema de los chicos”, lamentó Nik.

Además, opinó que toda la situación generada es “miserable” y remarcó que existe “una asimetría absoluta” entre su posición de “ciudadano que trabaja desde su casa” y un funcionario público de tanta importancia como un ministro de Seguridad.

“Noté que es un sistema. Yo pongo una opinión crítica en las redes, generalmente se suma el ministro a contestar y de golpe se suman 200 o 300 mensajes negativos y amenazantes. Quieren que borremos las cosas inmediatamente porque nos da miedo”, agregó.

Por último, subrayó: “Hay un claro abuso de poder. Es un mensaje intimidatorio. No se puede meter con los menores”.

Patricia Bullrich se sumó a las críticas

La exministra de Seguridad Patricia Bullrich, que también estuvo en La Noche de Mirtha se unió a Nik en los cuestionamientos sobre el actual titular de esa cartera, Aníbal Fernández. Bullrich sostuvo que “la palabra ‘intimidación’ es demasiado liviana” para graficar lo que pasó.

“Es un método mafioso, que dice que ‘si vos no te callás, voy contra tus hijos’. Es la intimidación para el silencio”, deslizó.

Patricia Bullrich se sumó a las críticas hacia Aníbal Fernández.

Además, describió: “El tuit de Nik es hasta ingenuo, no es ni siquiera un tuit donde hay agravio o chicana hacia algún funcionario. Es ‘vos no hables, no hable nadie’ porque decidimos recuperar el voto con heladeras y viajes de egresados. Intentamos cambiar dignidad por humillación que le significa a la gente de que le regalen cosas”.

“Al día siguiente, volvió, pero esas disculpas fueron ‘volví a leer el tuit y no me arrepiento de nada’”, completó Bullrich.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA