36 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 26 noviembre, 2022

Riesgo ambiental por las pilas en desuso: cómo el tratamiento especial de estos residuos puede ayudar al planeta

Cada año se producen unas 10 mil millones de unidades de este tipo de baterías que una vez descargadas se vuelven muy peligrosas. Son altamente contaminantes ya que contienen metales como el mercurio, el cadmio y el plomo.

Las pilas usadas y los residuos tecnológicos son altamente contaminantes. (Foto: DPA)

Las pilas en desuso son altamente peligrosas, ya que están compuestas por químicos y metales contaminantes, como mercurio, cadmio y plomo . Una vez desechadas, pueden perder su capa protectora de metal, por la misma corrosión interna de sus componentes y también por la acción del clima. Esto causa el derrame de metales pesados que pueden lixiviarse a través del suelo y llegar a cursos de agua subterránea y acuíferos, lo que genera un gran impacto en los recursos naturales y en la salud.

Leé también

Mundialmente se producen unas 10 mil millones de unidades de pilas al año y sólo en la Ciudad de Buenos Aires se consumen 23.182.602 unidades, equivalentes a más de 600 toneladas de pilas. Por estas razones es fundamental que este tipo de residuos tengan un tratamiento especial. Con motivo del Día de Acción Global sobre Educación para el Consumo Sustentable, este viernes 15 de octubre se realizó una campaña intensiva de recolección de pilas usadas.

En la Ciudad de Buenos Aires existe un plan de gestión de pilas en desuso y hay puntos verdes donde se pueden dejar este tipo de residuos todos los días, pero el objetivo de esta fecha fue juntar un volumen mayor al de un día corriente. Durante la jornada de este viernes, la recepción fue en puntos verdes móviles que recorrieron las ferias barriales entre las 10 y las 15. Los puntos verdes móviles son camionetas que van por los barrios recibiendo residuos que exigen un tratamiento especial, como las pilas usadas pero también aparatos eléctricos y electrónicos, aceite vegetal usado y botellas.

Más allá de la campaña de este viernes que buscó una mayor concientización sobre el tratamiento de los residuos, los puntos verdes habituales funcionan en las plazas, de martes a sábado de 11:00 a 17:00. En estos lugares se reciben pilas y otros residuos reciclables como papel, cartón, vidrio, metal, plástico, tetra-brik y telgopor.

En la Ciudad hay más de 150 puntos verdes, de los cuales 90 están distribuidos en espacios públicos, como plazas y ferias, y otros 60 en sitios privados, como en las farmacias del Dr. Ahorro y en las estaciones de servicio Axion. Tanto en los puntos públicos como privados, los vecinos pueden llevar pilas cilíndricas AA, AAA, AAAA, C, D, N pilas prismáticas de 9V y pilas botón, comunes o recargables, sulfatadas y/o agotadas.

El plan de gestión ambiental de baterías en desuso fue aprobado por la Legislatura en diciembre de 2018, luego del reclamo sostenido de muchas organizaciones ambientales y cívicas. Esta norma consideró a las pilas como residuos sólidos urbanos que deben ser objeto de una disposición especial. Además determinó que los productores, importadores y distribuidores de pilas deben hacerse cargo de su recolección, transporte y tratamiento.

Desde que se implementó esta medida hasta agosto de este año, se habían recolectado en estos puntos 31 toneladas de pilas, que representan 1,16 millones de unidades.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS