23.2 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, 3 diciembre, 2022

Qué países “ricos” se estancaron en la vacunación y por qué pueden representar un riesgo para el resto

Hace diez días, las autoridades de la OMS volvieron a enfatizar que mientras a muchos países les sobran vacunas contra el Covid, a otros directamente les faltan. Pero la inequidad en el acceso a las dosis tiene otra complicación, dada por un número de países con recursos, cuyas campañas de vacunación están rezagadas.

Es decir que por escepticismo de la población hacia esos fármacos, o por falta de credibilidad en las autoridades que los promueven, las campañas contra el Covid en esos lugares avanzan en modo slow motion.

Y por ser “pudientes”, algunas de las naciones con vacunación estancada están entre las mayores emisoras de turistas del globo

Personal de la Salud aplica dosis contra el Covid-19. Foto EFE

Es un tema delicado. En la pandemia se vio de sobra cómo cualquier señalamiento menor puede dar lugar a manifestaciones xenófobas, dirigidas a personas de las que se presume relación con focos de riesgo infeccioso. En este caso, se las podría relacionar con focos de baja adherencia a la vacunación.

Sin embargo, el problema de la movilidad y los contagios es un hecho innegable. A sabiendas de que la inmunización obligatoria es muy discutible, el desafío parece estar en impulsar la vacunación en nombre del “bien común”, de modo de sostener el fino equilibrio pandémico global

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, lo resumió hace unos días al advertir que “casi un tercio de la población mundial está vacunada, pero estas cifras enmascaran una horrible inequidad”.

“No es un problema de suministro sino de asignación”, evaluó el directivo, y explicó: “Tenemos las herramientas para tener la pandemia bajo control, pero solo si las utilizamos de manera adecuada y justa. Vacunar es el único modo de reducir el riesgo de contagios, y con éstos, la aparición de nuevas variantes de Covid“.

Escenario

¿Cómo se determina que un país haya vacunado “poco”?

El umbral ideal de vacunación, aquel que generaría la famosa inmunidad de rebaño, es materia de discusión entre los expertos. Algunos dicen 90% (con esquema completo) frente a variantes como Delta, cuando hasta hace unos meses se hablaba de 70% u 80%.

Sin embargo, en un mundo globalizado, con altos niveles de movilidad, poco importa si un país tiene al 90% de la población vacunada cuando su vecino no supera el 20%.

Las metas que planteó la OMS esta semana son lograr que el 70% de la población mundial tenga dos dosis para mediados de 2022. Y 50%, en lo posible, a fines de este año.

El 10% de horizonte que se quería alcanzar este mes ya se incumplió.

Argentina y más allá

Aun cuando no nos vendría mal un baldazo de segundas dosis, un dato alentador es que hace algo más de un mes Argentina superó en inmunización con una dosis a Estados Unidos. Ellos 65%; nosotros 67%. Y no estamos lejos de igualarlos en esquemas completos: allá, 56%; acá, 53%.

Estos porcentajes, más que laureles a la gestión local (cuya campaña empezó muy accidentada, mejoró mucho hace unos meses y ahora oscila entre días intensos y un franco enlentecimiento), advierten del severo avance del antivacunismo en Estados Unidos, país que comenzó a inmunizar contra el Covid mucho antes que la Argentina.

Pero no es el único país para mirar, si uno deja de lado el problema de acceso a las vacunas de países en desarrollo.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) releva un dato que habla de quiénes son los ciudadanos que más se mueven por el mundo, dada su solvencia económica.

En 2019, las naciones emisoras que más dinero habían movido en turismo fueron China, Alemania, Reino Unido, Francia, Australia, Rusia, Canadá, Corea del Sur e Italia.

Para completar el mapa de la “movilidad”, también está el ranking de las naciones que más viajes al exterior registran per cápita. Los más relevantes son Hong Kong, algunos de los nórdicos (Noruega, Finlandia, Suecia y Dinamarca), Nueva Zelanda, Australia, Francia y, otra vez, Estados Unidos.

Varios de esos países tienen campañas de vacunación contra el Covid nada admirables

Balance

Por ejemplo, es sabido que el actual repunte de contagios en Rusia está vinculado menos a una tendencia “antivacuna” que a una severa desconfianza en las autoridades del Gobierno que conduce hace casi una década Vladimir Putin.

Siguiendo los datos de Our World in Data, hoy solo el 31% de los rusos tiene esquema completo contra el Covid. Y un 3% extra de la población tiene una dosis.

El presidente ruso Vladimir Putin. En Rusia, las tasas de vacunación son bajas por la desconfianza. Foto AP

Hong Kong, uno de los países con más viajes internacionales per cápita (según el sitio especializado WorldAtlas.com) registra cifras de vacunación parecidas -y, por lo tanto, un poco estancadas– a las de Estados Unidos: 57% tiene dos dosis y 60% (debajo de Argentina), al menos una.

Otras dos naciones que, en comparación a su pujante economía, vienen “tranqui” en la inmunización completa son Australia y Nueva Zelanda. En una situación similar a la de Argentina, tienen buen alcance de una dosis, pero los esquemas completos recién pasaron la mitad de la población.

Vecinos

Ahora bien, la OMT asegura que cuatro de cada cinco personas que salen de su país lo hacen dentro de su región. ¿Cuán vacunados están nuestros vecinos sudamericanos? El panorama es muy desparejo.

Chile y Uruguay (imbatibles) superan el 70% con dos dosis y rondan el 80%, con una. Ecuador, aunque tiene menos alcance con una dosis, supera a la Argentina en esquemas completos (55%).

Pero en el gigante Brasil la cosa es distinta. Aunque la estrategia con una dosis avanza bien (72%, bastante más arriba que la Argentina), sería deseable que apuraran las segundas dosis, hoy administradas al 47% de la población.

El mismo deseo corre para otros vecinos: Paraguay, Bolivia y Venezuela. Con una dosis no llegan al 40%. Con dos, entre el 22% y el 28%.

La excepción son Colombia y Perú, pero tampoco son cifras admirables: tiene una inyección el 55% y 52% de la población, respectivamente. Y dos, el 37% y 40%.

Ninguno de estos casos es ejemplo de país “rico” con grandes movidas del antivacunismo. Son ejemplos del desequilibrio global. La inequidad en la adquisición de vacunas que advierte la OMS.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS