14.3 C
San Fernando del Valle de Catamarca
domingo, 3 julio, 2022

Gabriela Cerruti llega para apagar las internas en el Frente de Todos y promete dos conferencias de prensa semanales

En su primer día a cargo de la Unidad de Comunicación de Gestión Presidencial, Gabriela Cerruti arribó pasadas las 10 a la Casa Rosada, se dirigió a su despacho y luego, pasó por la sala de periodistas acreditados para hacer sus primeras declaraciones como “portavoz oficial” del Gobierno, un cargo que Alberto Fernández dijo haber tomado como idea de las democracias europeas.

Voy a ser la portavoz de Presidencia. Esto quiere decir que voy a transmitir las informaciones oficiales de la Casa Rosada, de la Presidencia. No sólo de los anuncios que vayan a suceder y los temas que nos preocupan, sino también las ideas y el rumbo del Gobierno”, arrancó la periodista, que tendrá rango de ministra y propone “jerarquizar la información” que surge de la Casa Rosada.

“Lo que proponemos y pretendemos es que este sea el lugar en el que puedan chequear toda la información, cuestión que lo que se publique finalmente sea información cierta y verídica. Nosotros, al igual que ustedes (los periodistas), estamos en contra de que la información se manifieste como rumores o noticias falsas, así que estamos abiertos para que chequeen toda la información”, agregó. 

Cerruti se mostró a favor de “tener una comunicación pública lo más armoniosa posible” y dijo querer “aportar para que la conversación pública sea sobre los temas que efectivamente le interesan a la gente y no basado en escándalos o denuncias, u otro tipo de situaciones que convierten al periodismo en algo diferente a lo que tiene que ser”.

Respecto a cómo se gestó su desembarco en el Gobierno, Cerruti expuso que fue convocada por Fernández tras las PASO. “Me convocó y me dijo que había pensado en que era importante en esta etapa de Gobierno, después de haber escuchado lo que sucedió en las elecciones, que hubiera un portavoz para aumentar la calidad de la comunicación“, indicó la escritora, al realzar la decisión del jefe de Estado de trazar una estrategia para depurar la discusión pública de las “Fake News”.

Curioso: hasta el miércoles, y por orden de Fernández, desde Presidencia se rechazó la información que publicaron Clarín y otros medios y que daba cuenta de que Cerruti iba a desembarcar como portavoz oficial. “El Presidente no va a tener vocero ni portavoz. No lo necesita. Con Gabriela Cerruti se conoce hace más de 20 años, son amigos. Estuvo reunido con ella hablando temas de comunicación institucional del Gobierno”, fue la información extraoficial que desde la Casa Rosada se distribuyó a decenas de periodistas desde el área de comunicación. 

“Mi rol va a ser la transmisión de posturas oficiales del Gobierno con respecto a los temas que se discuten dentro de la coalición”, precisó Cerruti y se comprometió a ofrecer “conferencias de prensa, una o dos veces por semana, las veces que sean necesarias“. 

Tratemos de combatir la cultura del off the record o de correr detrás de una primicia“, convocó a los periodistas, en lo que pretende ser un contraste con la estrategia del ex secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, el funcionario de extrema confianza de Fernández que debió dejar su cargo tras ser apuntado públicamente por Cristina Kirchner, quien lo acusó de hacer “operaciones” en su contra.

En rigor, Cerruti tendrá el desafío de ordenar a Alberto F. en el contacto con los periodistas. Durante los 23 meses de gestión, el propio Biondi se enteró por la publicación de periodistas y medios de la información ó la estrategia política que trazaba su jefe. 

Por lo pronto, en su repaso por las características de su cargo, Cerruti dejó entrever que su rol excederá lo que ocurre dentro de la Casa Rosada, sino en la convivencia interna del Frente de Todos. “No soy la vocera del Presidente, no reemplazo su voz”. 

Gabriela Cerruti asumió como diputada en 2017, por Unidad Ciudadana, y tenía mandato hasta el 9 de diciembre. En el recinto, junto a Cecilia Moreau y Cristina Alvarez Rodríguez. (Foto Rolando Andrade)

Sin embargo, como dirigente de confianza de Cristina Kirchner, la periodista se ocupó de mencionar que va a representar a todos los sectores del FDT, incluido el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en un intento por despejar especulaciones. “Lo que transmito es la información oficial, la postura política del Gobierno y de la Presidencia en su conjunto, ejercida por el Presidente pero que está representando a una coalición de Gobierno”, sostuvo la ahora ex diputada.

Por último, Cerruti minimizó los duros cruces que protagonizó con el jefe de Estado en redes sociales, donde en 2017 acusó a Fernández de “despreciar al kirchnerismo”. “Le quiero aliviar la tarea a quienes quieran buscar tuits viejos míos para bardearme en las redes. Me conozco hace 20 años con el Presidente, hemos estado en diferentes momentos y lugares políticos. Cuando él estuvo alejado del gobierno de Cristina Kirchner, tuvimos diferencias políticas. Pero cambio de opinión en la vida, de marido, de amigos. Crezco y puedo cambiar de opinión de acuerdo a la circunstancia y puedo tener debates políticos muy fuertes con quienes siguen siendo mis amigos. No sólo conmigo se reencontró el Presidente sino que hubo espacios políticos que se reencontraron”, relativizó. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS